Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘alma eterna’

En el espectro luminoso de nuestro Universo, algo increible esta ocurriendo en este planeta.

Por primera vez en miles de años tenemos una chance (suerte) real, para la Paz en este planeta.

Es tiempo de despertar.

Cada pensamiento en la mente humana, emite ondas electro-magnéticas desde la base del corazón; las cuales tienen un efecto medible sobre el mundo en el cual vivimos

Segunda Entrega de los videos producidos Por La Comunidad Choice Point

SE EL CAMBIO

Primer vídeo producido Por La Comunidad Choice Point Facebook

Fuente   ezenagual

facebook.com/pages/Choice-Point/191707410864399

Read Full Post »

…esta realidad que estamos viviendo, es una realidad temporal dentro de una intemporalidad existente.

Un conocimiento que no puedes olvidar:
 –
Desde que el hombre se ha atrevido a despegar de su ignorancia, (en esta Vida) se le ofrecen conocimientos para poder entender y solucionar la muerte.
 
Aunque desde que el mundo es mundo, la insistente machaconería de los poderes fácticos siguen sembrando en nuestros abonados recelos el miedo a lo desconocido, ofreciéndonos (por nuestra propia seguridad) eslabones de la gran cadena de esclavismo que de forma voluntaria colgamos de nuestros cuellos, mientras que los que saben se quedan callados sin querer llevar una pizca de esperanza de vida que enjuague las dudas que se abren ante la muerte. (Pero aunque ahora no lo sepas, todo tiene un motivo y una razón)
 
Cierto es que los que saben no hablan, porque el conocimiento acerca de las verdades de la vida, es una interpretación fundamentada en la propia experimentación de vida del individuo, y esta se adquiere a través de la necesaria vivencia y experimentación de vida y consecuentemente ese es un conocimientos subyacente del saber individual, pero… vamos a tratar de conocer, entender y asimilar en conciencia los hechos que suceden cuando llega la muerte y lo que tiene lugar después de ésta.

Pero antes debo insistir en que:

La Esperanza cierta de una continuidad mas allá de la muerte, es necesaria para que no pierdas el rumbo de tu Vida.

 
Que no se trata de que creas en nada ni en nadie, pues sólo has de creer en ti mismo y en tus propias capacidades de andar el camino que te has propuesto.
 
Para ello, la confianza de esta aseveración ha de llegar a darte Luz donde sólo puede que exista una neblina que desdibuje las perspectivas de unos puntos de referencia que has de hacer propios por experimentarlos necesariamente, y que te serán muy valiosos cuando llegue el momento de usarlos.
 
¿Estás vivo, crees que estás vivo, tienes conciencia de ser, tienes conciencia de existir? Sí, pero ¿por qué, y para qué?
 
¿Tienes miedo de morir?
 
¿Sabes lo que hay más allá de la vida?
 
¿Sabes cómo comportarte en esa otra realidad que, a ciencia cierta, se te hará presente?
 
¿Alguien te lo ha dicho o simplemente lo dejas al azar y al momento que llegue?
Por mucho que indagues, casi todos los textos importantes, hablan sólo de… (busca por ti mismo para darte cuenta)
 
Así te darás cuenta de que (por ejemplo) en el libro más vendido (La Biblia) no se habla de otras muchas realidades, ni de América, ni de Australia, ni de un montón de cosas que (tu y yo, nosotros), individual e intencionadamente vamos descubriendo a lo largo de nuestro pequeño caminar, pasito a pasito, y poniendo necesariamente un pie detrás del otro.
 
Pero antes de continuar seamos un poco pragmáticos sólo para obtener la referencia necesaria afirmando:
 
¡Estoy vivo, o al menos eso creo! (ya es algo)
 
Crees y sabes que te encuentras pegado a la Tierra y no sólo a ella, sino también a tus creencias, convicciones y conocimientos heredados de tus ancestros a través de tu genética, (entre otras cosas).
 
También puede ser que creas que cuando tu cuerpo deja de funcionar, tu pensamiento se detiene (todo se acaba y dejas de ser, de existir, de pensar y de percibir). Pero no; la cosa no es así, pues a pesar de la muerte, tú sigues pensando y siendo, aunque el polvo se va al polvo y la tierra se va a la Tierra.
 
Eso es precisamente lo que conforma la sensación de conocimiento, o pudiera ser la concienciación de una experimentación propia, tuya, personal e intransferible pero comunicable y compartible.
 
No voy a escribir acerca de lo que conoces sobre ti mismo, no. Voy a exponerte ciertos aspectos que posiblemente desconoces o que posiblemente no tienes muy claros, o que simplemente nunca te han interesado, de los que nunca, ni te han hablado ni has escuchado hablar, pero que posiblemente te preocupan, si no por ti, por algún amigo o familiar al que forzosamente has dejado de ver.
  • Afirmo que esta realidad que estamos viviendo, es una realidad temporal dentro de una intemporalidad existente.
  • Afirmo que las realidades y posibilidades son casi infinitas en número, en realidades, en posibilidades, en universos, en vibraciones, en dimensionesy en todo lo que tu mente alcance a imaginar por muy portentoso e inabarcable que esto sea.
  • De esta forma nuestro nacimiento, nuestra experimentación de vida y nuestra muerte, sólo es el lapso que media entre los puntos de inicio y final en un punto existencial muy definido y concretado.
Mientras… creo que soy porque me siento, manejo mi propia individualidad limitada en un cuerpo que me proporciona la experimentación de un holograma o una realidad a través de la cual interactúo, me muevo, y siento a través de las sondas y sentidos que de forma bioeléctrica me indican cómo y a través de qué, manejo este vehículo-cuerpo que ahora “en este momento” Soy Yo.
 
Antes de iniciar una nueva andadura carnal (antes de poder nacer), forzosamente hemos de haber realizado “un tránsito” hemos tenido que morir a un cuerpo anterior.
 
De la misma manera que cuando morimos a esta (realidad) renacemos a una realidad diferente.
 
Cuando iniciamos el transito, cuando aún no hemos exhalado el último suspiro, nos encontramos en un entorno conocido (vida) y cuando realizamos ese acto es cuando la consciencia se libera de la materia, (muerte).
 
Yo estoy preparado para ello. ¿Y tú?
 –
 
Al liberarte del cuerpo (en el momento de la muerte), sientes una gran sensación de vacío a la vez que te encuentras liviano y sin peso. ¿Qué hacer?
 
Al mirar a tu alrededor puedes encontrar caras familiares y conocidas, si estás en tu casa, en un hospital, o en otro sitio.
 
Si tienes un accidente, te encuentras desorientado, tratando de buscar puntos de referencia válidos para orientarte y centrarte, para disponer de una posición válida que te indique dónde estás y qué haces.
 
Si mueres en una guerra, en una batalla, en un acto de terrorismo o en circunstancias dramáticas, te encuentras atenazado por la angustia y entonces entran en funcionamiento otros aspectos de la consciencia.
 
Unas veces te diriges a las personas conocidas que te rodean u otras, quieres preguntar y preguntas esperando escuchar una respuesta que nunca llega, pues acabas de atravesar el delgado velo que diferencia una dimensión de otra y no, todavía no te has marchado de ésta.
 
Cuando ocurre el suceso, cuando se presenta el hecho, se pierde la sintonización de una frecuencia y se empieza a sentir otra, es lo mismo que la radio cuando viajas en un coche disfrutando de una melodía y pierdes la recepción y la sintonización. ¿Qué hacer?
 
En ese nuevo estado, tienes fecha de caducidad, porque… Gracias a que tienes y tenemos fecha de caducidad podemos y debemos dirigirnos (deprisa) diligentemente a nuestro próximo evento, si no… tienes muchos números para convertirte en un espíritu perdido (un oscuro) y entonces la obscuridad, la densidad, el desconocimiento y el miedo van a aparecer en tu limitadísima percepción. ¡Cierto!
 
Tu nueva fecha de caducidad en ese nuevo estado es de 30 o 35 días terráqueos. Dependiendo de la carga de tus reservas energéticas (baterías), si no haces el trayecto en la forma establecida empezarás a dejar de apreciar los sentidos que te indican dónde estás, qué haces y hacia dónde has de dirigirte, precisamente por descargarse tus baterías (energía).
 
Cuando despiertas a esa nueva realidad desaparecen muchas de las limitaciones que tenías en cuerpo y aparecen unas nuevas, pero… ¿ya sabes que dispones de 30 o 35 días terráqueos? Y esto en verdad que es muy poco para que te prepares.
 
Lo importante es no quedarte pillado entre densidades, dimensiones, o espacios intemporales.
 –
 
Posiblemente conozcas que se abre un espacio interdimensional que tiene la forma de Luz al final de un Túnel y se percibe como un color blanco-azulado intenso y deslumbrante, justo sobre ti un poco a la derecha conforme elevas la vista (aunque creas que ya no tienes percepción visual).
 
Si lo sabes, ya sabes lo que tienes que hacer; si no lo sabes, tienes que dirigirte hacia él con sólo el impulso de tu pensamiento consciente. ¡Y en esa nueva situación en la que ya te están esperando, encontrarás familiares, amigos y conocidos que han marchado antes que tú!
 
(Un consejo…)
 
Todos nosotros, acostumbramos a presentarnos con la imagen y forma humana que teníamos.
 
En verdad es bastante lógico, pero (si te acuerdas, sólo si te acuerdas, hermanito) preséntate con tu única imagen, pues eres Luz y siempre has sido y serás Luz, (la forma de bolita de Luz energética, estaría bien).
 
Después de este encuentro de bienvenida solo tienes dos posibilidades: descansar o seguir.
 
Si eliges descansar, abres la puerta a lo que podríamos llamar y entender como El Paraíso; es decir, un lugar en el que tu vibración, permite que aquello que piensas o que deseas, se manifieste de forma instantánea (de aquí que ciertos lideres, prometan las 100 vírgenes en el Paraíso a aquellos que se inmolan con bombas…), pero claro, puesto que esto es una sóla manifestación de tus propios deseos voluntarios, pronto te das cuenta de ellos y de esta manera tus deseos de… (saborear placeres) no te nutren ni te llevan a ningún sitio y (no te vas a pasar La Eternidad) sin posibilidades de avanzar en evolución y vibración ¿O sí?, pero eso es un imposible.
 
Continuar avanzando significa llegar al espacio dimensional dónde vas a pasar cuentas contigo mismo.
 
Nunca, absolutamente nunca como en ese momento, vas a sentir la Justicia de tus obras y realizaciones, con una mayor Imparcialidad, Libertad y concreción.
 
Nadie te juzga, pues eres tú en tu más pura esencia quien realiza El Acto.
 
Tu conocimiento de los hechos en el momento temporal en que se realizan, con toda su carga emocional y visceral, se desarrolla ante tu consciencia tantas veces como necesites y a la velocidad que requieras para entender, comprender, aceptar, calibrar, valorar y sentenciar.
 
De esta manera impartes justicia, ofreciendo compensación, servicio, devolución y tantos otros requerimientos a los que de forma voluntaria y directa has interactuado, tantas veces y vidas sean necesarias para equilibrar tu vibración que es lo único que a la vez que te aleja, te acerca a La Divinidad.
 
En el supuesto que tengas discrepancias entre los valores de un hecho acaecido… existe lo que llamamos… Animación Suspendida, en la cual y en ese estado repites el hecho, el acto, en todas sus variables posibles, hasta que puedas llegar a reconocer su valor exacto, hasta asumirlo. ¡Y aunque lo dudes es una gran forma de aprender y asimilar en espíritu!
 
“Un gran aprendizaje”.
Para aquellos que quieran obtener compensaciones por las obras realizadas durante la manifestación de su encarnación terrenal, les diré que las acciones realizadas ya han tenido su compensación en forma de elevación vibracional y espiritual y es por ello para lo que encarnas y te dotas de un cuerpo de experimentación material terrenal o extraterreno.
 
El siguiente paso es opcional, y a la vista del resultado obtenido puedes incorporarte a un espacio interactivo donde aprender sin necesidad de encarnarte en un cuerpo.
 
Puedes manipular materia de forma manual, aprender todas las materias existentes y que puedas o debas utilizar en una próxima encarnación (algunos lo llaman espacios Moronciales).
 
¿Para qué, te preguntarás?
 
¿De dónde salen los Iluminados, los Avanzados a su Tiempo, Los Portadores de Avances, Los Creadores y buscadores de nuevas alternativas evolutivas armónicamente válidas para cualquier manifestación de vida en cualquiera de sus niveles, existencias, vibraciones, densidades y tantas opciones como puedas imaginar y que ni siquiera te atreves a pensar? ¡Te respondo!
 
El nuevo paso es obligatorio y es donde la alegría y la satisfacción consciente y coherente se manifiesta en toda su magnitud.
 
Ya sabemos (si no lo sabes te lo digo ahora) que a la hora del nacimiento en cualquier manifestación de vida (en casi absolutamente todos los casos ¡Porque hay excepciones de aquellos que saben más!) nos es insuflado El Olvido.
 
De esta manera somos completamente inocentes en nuestras manifestaciones existenciales materiales.
 
Es ahora, en la recogida de tu Memoria Esencial, cuando tienes conciencia y consciencia del grado evolutivo en que te encuentras, todos tus recuerdos, memoria, experiencias, sentimientos, logros y metas Se Manifiestan.
 
Se hacen presentes y hacen que te expandas en toda la Creación con los únicos límites que impone tu propia evolución conseguida.
 
Nuevas opciones se abren en esta Dimensión.
 
Estudio, descanso, desarrollo, nuevas alternativas en proyectos de vida y experimentación, nuevos proyectos de ayuda a esencias estancadas y tantas como puedas imaginar.
 
Normalmente (sólo hablo de mi) realizo las incorporaciones de inmediato, mis Guías me impulsan y yo me muevo.
Hasta aquí explico acontecimientos veraces y auténticos, no entro en apreciaciones personales ni valoro lo que tú puedes entender por vida, evolución y aspiraciones, familiares ni de desarrollo humano ni político ni social ni religioso ni nada por el estilo; sólo me permito hablar en lo expuesto y sí que te aseguro que esto que he escrito es muy poco en comparación con la inmensidad existente, pero sí es lo básico que puedes mantener en tu conocimiento y aprendizaje.
 
También te aconsejo que busques y desarrolles dentro de ti, nuevas preguntas, que te inquietes y que encuentres respuestas que te satisfagan, pues sólo tú tienes tu propia posibilidad.
 
Si, ya sé que no es demasiado cómodo, pero las cosas no se te pueden poner tan fáciles y se han de valorar precisamente por lo que cuesta conseguirlas.
 
Un abrazo y… ¡suerte!
 –
Ramón Bello Cuadros (Ra.)* – Diciembre 2011
Editado por Freeman. Publicado originalmente en Preparémonos para el Cambio.
*Ra. colabora como autor en Preparémonos para el Cambio y Liberación Ahora.

La VIDA no puede “morir”, sino cambiar de estado. Reparemos en que aquello que realmente ES, no puede dejar de ser, así como aquello que no es, nunca podría llegar a ser. Las formas (envoltorios fenoménicos, apariencias transitorias) pasan, la Vida permanece.

Freeman

Tomado del Blog hermano   Liberación AHORA

Read Full Post »

¿Qué es el alma? ¿Dónde se encuentra?¿Que representa en nosotros?

¿Cuales son sus signos?

Fuente 

Read Full Post »

La consciencia como propiedad fundamental del universo, y no como un producto de la materia, podría no tener localidad sino estar diseminada en todas las cosas como una red que in-forma la totalidad del cosmos.

“Dios no permanece petrificado y muerto;

Las piedras mismas gritan y se elevan al Espíritu”.

Hegel.

Con el triunfo del empirismo científico a fines del siglo XVII, fundamentado en la observación y experimentación sobre el mundo sensible, el materialismo como filosofía pasó a convertirse en el inamovible, inapelable e incluso inconsciente paradigma de realidad de Occidente durante los últimos 400 años. El principio básico de esta filosofía se formula en el axioma que sigue: “La materia es todo lo existe”. Desde entonces, el universo pasó de ser un organismo cósmico, como lo consideraban los antiguos, a ser visto como materia inanimada en movimiento, sujeta a los ciegos condicionamientos del azar y a la Segunda Ley de la Termodinámica: la entropía, la cual establece que todos las cosas tienden al desequilibro y que el desorden cósmico es cada vez mayor.

Con el descubrimiento de Einstein acerca de la equivalencia entre masa y energía, formulado en la famosa ecuación E=mc², y el nacimiento de la teoría cuántica, el materialismo se ha visto obligado a abandonar su soporte sensible de átomos que chocan entre sí como fundamento último de todas las cosas para pasar a una imagen del universo formada por una aparentemente infinita cantidad de energía en distintos estados, una nube cuántica de probabilidades. Sin embargo, el principio subyacente de la ciencia ha cambiado muy poco: “La energía inanimada en movimiento es todo lo que existe”.

Esta filosofía ha dejado a la consciencia (y con ella, todo el sentido de la condición humana) reducida a mero epifenómeno de los ciegos procesos de la energía que conforma todo lo que existe, accidente azaroso e insignificante en el inmenso sinsentido cósmico. Desde su triunfo hace 400 años, el método científico ha tratado de dar respuesta a sencillas preguntas —como “¿dónde se encuentran nuestros recuerdos?”— buscando pistas en los procesos fisiológicos neuronales, químicos y más recientemente cuánticos de la estructura energética que conforma el cerebro. Esta búsqueda se ha basado en el supuesto de que existirían “huellas mnémicas”, materiales almacenados de alguna forma en el sistema nervioso, dependientes de las uniones entre las células neuronales (las llamadas sinapsis). 

Los neurocientíficos han intentado durante décadas encontrar estas huellas mnémicas en el cerebro sin éxito.  Los experimentos de Kart Lashley, basados en entrenar animales para que aprendan trucos y luego remover partes de sus cerebros para ver en donde se almacena el aprendizaje, demostraron para su asombro que podía retirarse hasta el 60 por ciento del cerebro –cualquier 60%– sin que hubiera efecto alguno en la retención de este aprendizaje. Como señaló B. Boyscott, manifestando la perplejidad de los buscadores de huellas mnémicas: “la memoria parece estar en todas partes y en ninguna en particular”.

Hoy en día sabemos que las células cerebrales, todas las sustancias químicas en las sinapsis y las estructuras nerviosas y moleculares que conforman el cerebro, funcionan mucho más rápidamente de lo que antes se pensaba, cambiando constantemente, lo que hace al cerebro un soporte muy inestable como almacén de memoria. Hoy sabemos también que todas las células de nuestro cuerpo están naciendo y muriendo en una constante renovación orgánica. Recientes estudios han demostrado que incluso las células cerebrales, consideradas hasta hace poco elementos perpetuos del organismo, se renuevan periódicamente.

En su fascinante libro El Renacimiento de la Naturaleza, el biólogo que va a contracorriente, Rupert Sheldrake, sugiere a esto una respuesta tan revolucionaria como sencilla: “Tal vez exista una razón ridículamente simple para todos estos fracasos recurrentes: es posible que las huellas mnémicas no existan. Por el mismo motivo podría verse condenada al fracaso una búsqueda dentro del televisor de huellas de los programas que uno haya visto la semana pasada: el aparato sintoniza transmisiones, pero no las almacena. Volvamos a pensar en la analogía del televisor: el daño en algunas partes del circuito puede ocasionar la pérdida o la distorsión de la imagen; el daño en otras partes puede determinar que el aparato pierda la capacidad de producir sonido; un fallo en los circuitos de sintonía puede impedir que se reciban uno o más canales. Pero esto no demuestra que las imágenes, los sonidos y los programas completos estén almacenados en los componentes dañados” (Sheldrake, 1994).

Esta analogía propuesta por Sheldrake puede ser enormemente reveladora: “Imagínese que está viendo un programa televisivo por primera vez, sin tener ni idea de lo que es la televisión. Desde un punto de vista más primitivo, podría creer que realmente hay unos seres pequeños en el aparato. Al inspeccionarlo, rápidamente descartaría esa explicación, excesivamente simplista. Se daría cuenta de que había un montón de cosas dentro del televisor. Educados como estamos sobre las maravillas de la ciencia, probablemente decidiríamos que el equipo que hay en el interior del aparato es el que creó la imagen y el sonido. Al ir dando vueltas al mando y obtener diferentes imágenes y sonidos, nos iríamos convenciendo de que esta es la explicación. Si retiráramos un tubo del aparato y la imagen desapareciera, probablemente creeríamos que habíamos demostrado nuestra teoría de manera convincente. Supongamos que alguien nos dijera lo que realmente ocurre: que los sonidos y las imágenes provienen de un lugar lejano, son transportados por ondas invisibles que de alguna manera se pueden crear en ese lugar lejano, son captadas por nuestro televisor y transformadas en imágenes y sonidos. Probablemente esta explicación nos parecería ridícula. Como mínimo, parecería desobedecer la ley de la navaja de Occam; es decir, es mucho más sencillo creer que las imágenes y sonidos son creados por el televisor que imaginar unas ondas invisibles (Robertson, 2002). Sin embargo, es así como funciona.

Pero si la memoria no estuviera localizada en el cerebro, sino que este fuera más bien un órgano que la “sintoniza” o estructura como una especie de compleja antena receptora, entonces… ¿dónde estaría?

En 1964 John Bell demostró que, a nivel cuántico, todas las partículas del universo pueden comunicarse entre sí instantáneamente, sin mediar movimiento entre ellas o transferencia de energía de algún tipo. A estas conexiones Bell las denominó “no-locales”, ya que ocurren entre las partículas por fuera de cualquiera de las dimensiones de la física observables. Esto representaba un serio problema para Einstein, ya que la teoría de la Relatividad Especial, consistente y comprobada, postulaba que ninguna forma de energía podía moverse más rápidamente que la luz. Einstein negó la realidad de las conexiones no-locales a nivel cuántico, llamándolas sarcásticamente “acción fantasmagórica a distancia”. Sin embargo, reiterados experimentos posteriores probaron ineludiblemente que las conexiones no-locales eran una realidad fundamental del mundo cuántico. Por lo tanto las leyes que aplicaban a lo infinitamente grande (la relatividad) y a lo infinitamente pequeño (la física cuántica) parecían hallarse en contradicción. (más…)

Read Full Post »

EL ÚLTIMO VIAJE. (DOCUMENTAL) La ciencia se reafirma la Muerte no existe.

El ultimo viaje es un documental en el que viajaremos al más allá de la mano de expertos como Brian Weiss, Neale Donald Walsch, Gregg Braden o Alberto Villoldo, entre otros. Ellos nos plantean una nueva visión sobre la relación entre la vida y la muerte basada en nuestra naturaleza infinita. Al estudiar la muerte aprendemos a no temerla ya que si permitimos que afloren emociones como el miedo o la ansiedad, nos mantendremos irremediablemente atados al tiempo. Nuestras vidas están conectadas con la inteligencia infinita del universo y es necesario tener una práctica espiritual de lo eterno, porque solo lo infinito nos lleva hasta el ahora, hasta este momento.

”LA MUERTE NO ES TRISTE, LO TRISTE ES QUE EL SER HUMANO NO SEPA VIVIR”

No hay que temer a la muerte.
“Si no crees que hay vida tras la muerte, te llevarás una sorpresa. Es más magnífico y bello de lo que podríamos soñar jamás”
“A alguien que se estuviera muriendo le diría: “vas a pasar por un proceso maravilloso de reidentificación”
“Debemos recordar quiénes somos (…) Somos seres espirituales poderosos. Tenemos dignidad y tenemos un objetivo”
“La muerte se convierte en un viaje a la Tierra Natal donde todo empieza en vez de ser el fin“
¿Por qué ese miedo interior a Morir y a la Muerte?
Como es una palabra que nos da miedo, empleamos un montón de sinónimos, con la pretensión de “suavizarla”, sino observen:
Expiración, Fallecimiento, Defunción, Óbito, Deceso, Desenlace final, Descanso eterno, Partida, transito, Último viaje……….
Pero se le llame como se le llame lo único cierto es que es incomprensible, que al ser la única certeza que tenemos cuando nacemos, es decir que vamos a morir, sea la muerta esa gran desconocida y como ya sabemos que el miedo es desconocimiento, ese es el motivo principal de nuestro miedo a la muerte y como no a morir.
Por eso debiéramos acercarnos a conocer la MUERTE y sus procesos para al menos cuando nos llegue el momento de estar con ella, podamos saber en todo momento que debemos hacer y cómo debemos comportarnos. El último viaje es un documental que nos muestra qué es la muerte, qué hay más allá y que ocurre cuando dejamos este mundo.
A través de testimonios de personas que han vivido una muerte clínica pero que pueden contarlo, de personas con experiencias “sobrenaturales” (o mejor dicho, fuera de las conceptos limitados del actual paradigma y concepción de la realidad) y de expertos como Brian Weiss, Neale Donald Walsch, Gregg Braden, Alberto Villoldo o Stanislav Grof, entre otros, aprendemos que morir no es el fin de nada sino el principio, la continuación de una aventura fascinante y el descubrimiento de quiénes somos realmente y de qué va esto.
El último viaje habla sobre los siguientes temas:
cómo es el proceso de desencarnación
• la secuencia de nuestra vida y cómo recordamos todos los momentos entendiendo la trascendencia de cada uno de ellos
las sensaciones de paz, amor y bienestar absolutos
• el encuentro con seres de luz
en qué consiste el otro lado
• el sentido de las encarnaciones
la existencia del concepto de reencarnaciones en todas las religiones, cristianismo incluido
• volver a la Tierra como a una escuela en la que aprender determinadas lecciones
la Inteligencia y Amor infinito en el universo
Es decir, además de hablar de la muerte, El último viaje explica el significado de la vida, y entendiendo todo este ciclo, puede desaparecer el temor y la ansiedad a ese momento.
El primer psiquiatra que se atrevió a hablar públicamente de un hecho tabú hasta la fecha fue Raymond Moody en los 70 y su documental Vida después de la vida marcó un punto de inflexión en el estudio científico del tema, y posteriormente la doctora Elisabeth Kübler-Ross consiguió cambiar los protocolos médicos de acompañamiento a enfermos terminales y su libros ayudaron a miles de personas a entender mejor el tránsito final.
En los noventa destacan los descubrimientos del cardiólogo Pim Van Lommel y muchos otros profesionales y científicos que investigan la supervivencia de la conciencia cuando el cerebro deja de funcionar.
El último viaje es el trabajo más moderno sobre estos temas, reúne a los expertos más relevantes en espiritualidad y nuevo paradigma, es muy ameno de ver y su contenido es esclarecedor, profundo y transformador.
Ojala que en estos tiempos de comienzos del siglo XXI seamos conscientes de la importancia de “SABER MORIR” y a nuestros mayores, cuando están en esa última etapa de la vida en la ancianidad, además de todos esos talleres que se les da para su ocio y entretenimiento.
Podamos darles también talleres donde se les enseñe que la muerte no es más que otra parte más de la vida y se les enseñe a entender los procesos por los que van a tener que pasar y a los pasos que van a tener que dar hasta llegar al mundo espiritual, que como todos ustedes saben es de dónde venimos es nuestra “CASA” y es donde volvemos.

http://vimeo.com/28123870

Para ver el resto haz clic aquí en: (más…)

Read Full Post »

En el espectro luminoso de nuestro Universo, algo increible esta ocurriendo en este planeta.

Por primera vez en miles de años tenemos una chance (suerte) real, para la Paz en este planeta.

Es tiempo de despertar.

Cada pensamiento en la mente humana, emite ondas electro-magnéticas desde la base del corazón; las cuales tienen un efecto medible sobre el mundo en el cual vivimos.

Fuente:

Read Full Post »

¿Qué es la realidad cuántica?

LAS REALIDADES CUANTICAS Y MOLECULARES
¿Qué es la realidad?, ¿ Como la definimos?, ¿Cuántas realidades hay?, ¿cada quien tiene su propia realidad?, ¿la realidad de Dios, es la misma para todos?, ¿todas las realidades juntas, forman la realidad de Dios?.
La realidad va en función de la percepción que se tenga de ella, y esta forma parte de la Conciencia.
Nuestra conciencia actual es un condicionamiento de nuestra visión del mundo actual y colectivo, es la que nos enseñaron nuestros padres, maestros, la sociedad, gobierno y religiones. A esta manera de ver y entender el mundo, pertenece el antiguo paradigma.
Se conoce como acondicionamiento social, a la hipnosis de acondicionamiento, función inducida en la que todos acabamos acordando participar, y a eso hay que sumarle la herencia de nuestros ancestros, y toda la Genética incluida en la codificación de nuestro ADN, (programación anexa a nuestro sistema operativo.)
El mundo físico, incluido nuestro cuerpo, es una reacción del observador. Creamos el cuerpo según creamos la experiencia de nuestro mundo.En su estado esencial (microcósmico), el cuerpo está formado de energía e información, y no de materia sólida. Esta energía e información, surge de los infinitos campos de energía e información que abarcan todos los universos.
La mente y sus cuerpos, desde el físico hasta el espiritual y sus múltiples manifestaciones multidimensionales, son inseparablemente uno, o sea la unidad YO SOY.
Esta unidad Yo Soy, la separaremos en dos corrientes de experiencia. La experimentamos primero como corriente subjetiva, como pensamientos, ideas, sentimientos, deseos y emociones.
La corriente objetiva la experimentamos como el cuerpo físico, mas sin embargo en un plano mas profundo, las dos corrientes se encuentran en una sola fuente creativa, y es a partir de esta , desde donde realmente nos manifestamos y tenemos nuestro ser.
La bioquímica del cuerpo es un producto de la conciencia, las creencias, los sentimientos, las emociones, los pensamientos e ideas, crean reacciones que sostienen la vida en cada célula. La percepción parece como algo automático, pero esto es un fenómeno aprendido, si cambias tu percepción, cambias la experiencia de tu , y por ende de tu mundo.
Hay impulsos de inteligencia que crean tus cuerpos de formas nuevas cada segundo. Lo que eres equivale a la suma total de estos impulsos cuánticos, y al cambiar estos esquemas, cambias tu. Aunque cada persona parezca separada e independiente, todos estamos conectados a patrones de la inteligencia universal, (sistema operativo de la mente central de los universos, “Dios”), que gobiernan el Cosmos entero.
Nuestro cuerpo es parte de un Cuerpo Universal. Nuestras mentes son parte de la Mente Universal.


El Tiempo existe solo como eternidad, el tiempo es Eternidad Cuantificada, es la temporalidad cortada por nosotros, en trozos o fragmentos, de tiempo que llamamos días, horas, minutos, y segundos. Lo que llamamos tiempo lineal es solo un reflejo de nuestro modo de percibir los sucesos o los cambios en que nos vemos envuelto en nuestro limitado sistema perceptual .
Si se pudiera percibir lo inmutable, el tiempo dejaría de existir tal como lo conocemos. Podemos empezar por aprender, a concebir y metabolizar lo Inmutable, la Eternidad, lo Absoluto, al hacerlo, estaremos listos para crear la fisiología de la Inmortalidad.
Al mirar el Microscopio electrónico, (Microcosmos) vemos como las partículas cuánticas se mueven, (virtualmente) a la velocidad de la luz, y si volteamos al cielo y miramos las Estrellas, veremos la inmutabilidad del Macrocosmos. Cada uno habita en una realidad que se encuentra mas allá de todo cambio. En lo más profundo de nosotros, sin que lo sepan nuestros sentidos externos tridimensionales o físicos, existe un intimo núcleo del ser, un campo de inmortalidad, que crea la personalidad, él yo y el cuerpo. Este ser es nuestro estado esencial, es nuestra esencia (Alma), es quien realmente somos. Somos Almas en este inmutable escenario eterno. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: