Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘vida y más vida’

¿Qué características tiene nuestra esencia, nuestra alma, nosotros mismos?

Si hacemos caso de nuestra memoria inconsciente, una primera cualidad de nuestro ser es que es inmortal.

Resulta curioso, durante toda la historia de la humanidad ha sido uno de los anhelos más perseguidos, más deseados, la inmortalidad y sin embargo, lo teníamos, somos realmente inmortales, nuestras vida tiene un principio y un fin que son apenas un paso más para comenzar de nuevo.

Nos preocupamos porque nuestros avatares (cuerpo material) sean inmortales. Lo curioso es que si lo consiguiéramos nosotros seriamos entonces los esclavos de nuestros avatares.

¿Hay pruebas científicas de esto?

La respuesta es sí. Además es algo que puede ser comprobado por cualquiera, reproducido en un laboratorio, grabado documentado y que sucede a miles de personas desde la noche de los tiempos hasta la actualidad.

Estamos hablando de la regresión por hipnosis a vidas pasadas.

En concreto me remito a todos aquellos casos sujetos a investigación, en los que los sujetos  describen minuciosamente lugares, nombres, sucesos  que ocurrieron mucho antes del nacimiento de los sujetos, estoy hablando de sujetos que de forma inexplicable comienzan a hablar en lenguas totalmente desconocidas para ellos.

http://www.pasadofuturo.com/reencarnacion-regresiones.htm

http://www.lagranepoca.com/articles/2008/07/21/2194.html

¿Qué dice la ciencia de todos estos casos, investigaciones y documentación?

Como no puede negar lo evidente se dedica a cuestionar el propio psicoanálisis. Hace poco esta práctica psicológica ha recibido un nuevo apoyo  buscar título.

Pero además ¿Cómo es posible que usted  pueda de la noche a la mañana hablar en latín o en sueco de forma natural y describa lugares que nunca ha visto pero que existen y familias y sucesos  de los que nunca tuvo noticia, pero que existieron? A esta pregunta la ciencia sigue dando la callada por respuesta.  senosglosia

Sin embargo, mucho antes de la existencia del método científico, de la ciencia tal y como hoy se conoce. Las religiones del mundo nos han dicho que nuestra alma era inmortal.

Sin embargo, parece que cuando nos lo dicen en la Iglesia, fuera algo que sea cuestión de fe, no demostrable, y solo asequible a mentes santas…. Es algo normal, cotidiano y que tiene unas terribles repercusiones para todos y para todo.

Recuerdan a Jesús, Él resucitó al tercer día (Ya hablaremos porque al 3º día), y nos enseñó que el que crea en Él  no morirá. Porque creer en Jesús es aceptar nuestra alma inmortal.

Aceptar esto querido lectores es comenzar a DESPERTAR

¡Quizás! Algunos lectores estén pensando ahora que se les ocurre una buena razón para perseguir y destruir a las religiones.

¿Existen más pruebas de la inmortalidad del  ser?

Si existen aunque estos casos son mucho menos numerosos y sólo aparecen en unos estadios tempranos de la vida.

Estoy hablando de niños de todas las partes del mundo, en todas las épocas, es decir que estos casos no están limitados ni por la geografía ni por la historia.

http://pijamasurf.com/2010/08/las-pruebas-de-la-reencarnacion-ninos-que-recuerdan-otras-vidas/

Estos niños sin necesidad de ser sometidos a psicoanálisis, comienzan a decir a sus familias que tienen otros papas, en otra casa, en otros lugares.

Estos niños hacen dibujos que luego podrán ser contrastados con las fotografías

Además estos niños comienzan a hablar en lenguas desconocidas y narran sucesos que después se confirman. A menudo estos niños en sus vidas pasadas tuvieron una muerte traumática.

¿Existen más pruebas de la inmortalidad del ser?

Muchísimas, las tenemos a diario, eso sí a partir de ahora ya no les hablaré de ciencia ni de método científico, a mi no me importa nada.

Durante siglos la historia del hombre trató a la muerte de forma diferente a la de hoy en día, convertido en un tema tabú, aséptico y sin ningún significado espiritual.

Nuestros antiguos quemaban los avatares y realizaban ritos para acompañar el alma del difunto a través de su camino por el más allá. Hoy se quema al  difunto en un polígono industrial, donde el ritual más significativo es la elección del diseño del vaso receptor de las cenizas.

El budismo, el Hinduismo las antiguas religiones han procurado enseñar en vida a los hombres los pasos a dar en la muerte, para que el espíritu culminará el viaje de forma feliz.

Los egipcios daban a este tránsito toda la importancia, no es necesario hablar aquí de las pirámides, y las creencias egipcias tan tratadas en el blog.

Hoy sin embargo, ese desconocimiento, esa falta de preparación, de información está originando un fenómeno nuevo, nuevo en términos de eternidad, naturalmente.

Estoy hablando de que una vez llegado el momento de la muerte, nuestro ser, se ve desorientado en los primeros momentos, su memoria es sólo la de la vida recién terminada, no la de las demás que vivió anteriormente. Ha recibido del Ego (Ya hablaremos de la definición de Ego, aunque los lectores del blog ya la conocen) sentimientos de angustia, de pánico de terror, motivados por una cultura que de forma intencional transmite estos sentimientos, que están dificultando su ascensión y su tránsito idóneo a la dimensión espacio temporal auténtica a la que pertenece.

Qué sucede entonces, que pasa cuando el ser no realiza el camino a la luz.

Lo que sucede es que ese ser se queda en mitad de la dimensión nuestra y la suya propia.

Es entonces cuando ocurren, eso que nosotros llamamos fantasmas.

Es curioso, en la sociedad actual, solo nombrar la palabra fantasma es requisito suficiente para que la gente se ría. A continuación siempre hay uno que pregunta ¿Crees en fantasmas?

Normalmente toda la gente se ríe y de coloca en la parte risueña para evitar que se rían de uno.

Esta es una actitud muy muy interiorizada en la sociedad occidental. ¿Por qué?

Queridos lectores sé que conocen esa respuesta muy bien.

Pues, queridos lectores yo creo en fantasmas, aunque tengo que decir que no he visto ninguno, salvo las muchas fotos sobre este tema, muchas de ellas falsas, pero algunas verdaderas, aunque si he tenido experiencia en sesiones de espiritismo.

¿Por qué  estoy diciendo todo esto?

Quería mostrarles pruebas de que somos inmortales, y a lo largo de todas las culturas, en todos los continentes, en todos los tiempos, la documentación que nos ha llegado nos habla de una certeza en la comunicación con espíritus que tuvieron problemas y permanecen ahí, en un lugar intermedio. No tienen cuerpo pero se pueden manifestar a nuestra vista y pueden tener influencia en los objetos, son los casos de poltegueis, estudiados, analizados, observados, comprobados hasta la saciedad.

¿Saben cuantas personas en todo el mundo, han narrado la famosa escena de la carretera nocturna y la aparición de un ser que se asocia a una muerte en ese mismo lugar? Son miles de personas en todo el mundo desde que hay carreteras.

Los castillos ingleses han sido quizás la excepción que confirma la regla en cuanto a la aceptación de sus fantasmas familiares.

Sin embargo, los seguidores de series como cuarto milenio, saben que es en hospitales en lugares donde existió un sufrimiento especial donde se registran de forma mucho más potente estas manifestaciones de seres atrapados.

Existen además de muchas fotos, vídeos y relatos entre los que hay una gran cantidad de material falsificado. Esto en parte se ha hecho para desacreditar a los que son verídicos.

Pero quizás existen unos documentos especialmente reveladores, registrados escrupulosamente bajo todas las garantías posibles. Estoy hablando de las psicofonías. Esos sonidos que nos hielan la sangre y que son el intento desesperado de comunicarse de unos seres que están aislados y solos.

Me remito especialmente a algunas cintas que están ambientadas durante la guerra civil española en aquellos lugares donde la lucha fue más encarnizada.

En las psicofonías se pueden escuchar los bombardeos y la lucha que se sigue produciendo ya que estos seres, están prisioneros en un momento temporal al que permanecen sujetos.

Psicofonías en Belchite

Hoy queridos lectores les he dicho que somos inmortales,  pero también les he dicho que eso puede ser también peor que la muerte.

¿No creen ustedes que el permanecer sin tiempo en una dimensión temporal sintiendo el miedo y la angustia es peor que la propia muerte?

Esto que acabo de decir ¿no les recuerda al infierno del que nos hablan algunas religiones. Un lugar atroz donde para toda la eternidad se sufre?

Curioso, verdad. Pues, es verdad el infierno existe y además existen los demonios de los que tanto nos hablan también. (Pero eso lo dejaré para otro día)

Pero también existe el cielo, el cielo donde unos seres (familiares y amigos a los que hemos querido especialmente) nos reciben en la luz para guiarnos por el camino de la ascensión.

No se crean que reniego de Dios, evidentemente es El Creador de todas las criaturas.

El famoso juicio para ir al infierno o al cielo no lo juzga Dios ni nadie. Lo hacemos nosotros mismos. Nuestro Karma , lleva escrito nuestros progresos y eso determina nuestras actitudes y capacidades para poder dejar el ciclo de las reencarnaciones o continuar otra vez.

Es curioso que los egipcios representen este hecho y simbolicen en el corazón y su peso la decisión, el corazón siempre se ha ligado al amor y los sentimientos.

Así pues como dijo Jesús amaros los unos a los otros y parece ser que la intensidad de ese amor es lo que dice al fiel de la balanza nuestro destino.

Bueno queridos lectores lo dejaremos aquí por hoy y seguiremos hablando de más cualidades que tiene nuestro ser, nosotros mismos

Un saludo

Fuente Maestroviejo’s Blog

Read Full Post »

…esta realidad que estamos viviendo, es una realidad temporal dentro de una intemporalidad existente.

Un conocimiento que no puedes olvidar:
 –
Desde que el hombre se ha atrevido a despegar de su ignorancia, (en esta Vida) se le ofrecen conocimientos para poder entender y solucionar la muerte.
 
Aunque desde que el mundo es mundo, la insistente machaconería de los poderes fácticos siguen sembrando en nuestros abonados recelos el miedo a lo desconocido, ofreciéndonos (por nuestra propia seguridad) eslabones de la gran cadena de esclavismo que de forma voluntaria colgamos de nuestros cuellos, mientras que los que saben se quedan callados sin querer llevar una pizca de esperanza de vida que enjuague las dudas que se abren ante la muerte. (Pero aunque ahora no lo sepas, todo tiene un motivo y una razón)
 
Cierto es que los que saben no hablan, porque el conocimiento acerca de las verdades de la vida, es una interpretación fundamentada en la propia experimentación de vida del individuo, y esta se adquiere a través de la necesaria vivencia y experimentación de vida y consecuentemente ese es un conocimientos subyacente del saber individual, pero… vamos a tratar de conocer, entender y asimilar en conciencia los hechos que suceden cuando llega la muerte y lo que tiene lugar después de ésta.

Pero antes debo insistir en que:

La Esperanza cierta de una continuidad mas allá de la muerte, es necesaria para que no pierdas el rumbo de tu Vida.

 
Que no se trata de que creas en nada ni en nadie, pues sólo has de creer en ti mismo y en tus propias capacidades de andar el camino que te has propuesto.
 
Para ello, la confianza de esta aseveración ha de llegar a darte Luz donde sólo puede que exista una neblina que desdibuje las perspectivas de unos puntos de referencia que has de hacer propios por experimentarlos necesariamente, y que te serán muy valiosos cuando llegue el momento de usarlos.
 
¿Estás vivo, crees que estás vivo, tienes conciencia de ser, tienes conciencia de existir? Sí, pero ¿por qué, y para qué?
 
¿Tienes miedo de morir?
 
¿Sabes lo que hay más allá de la vida?
 
¿Sabes cómo comportarte en esa otra realidad que, a ciencia cierta, se te hará presente?
 
¿Alguien te lo ha dicho o simplemente lo dejas al azar y al momento que llegue?
Por mucho que indagues, casi todos los textos importantes, hablan sólo de… (busca por ti mismo para darte cuenta)
 
Así te darás cuenta de que (por ejemplo) en el libro más vendido (La Biblia) no se habla de otras muchas realidades, ni de América, ni de Australia, ni de un montón de cosas que (tu y yo, nosotros), individual e intencionadamente vamos descubriendo a lo largo de nuestro pequeño caminar, pasito a pasito, y poniendo necesariamente un pie detrás del otro.
 
Pero antes de continuar seamos un poco pragmáticos sólo para obtener la referencia necesaria afirmando:
 
¡Estoy vivo, o al menos eso creo! (ya es algo)
 
Crees y sabes que te encuentras pegado a la Tierra y no sólo a ella, sino también a tus creencias, convicciones y conocimientos heredados de tus ancestros a través de tu genética, (entre otras cosas).
 
También puede ser que creas que cuando tu cuerpo deja de funcionar, tu pensamiento se detiene (todo se acaba y dejas de ser, de existir, de pensar y de percibir). Pero no; la cosa no es así, pues a pesar de la muerte, tú sigues pensando y siendo, aunque el polvo se va al polvo y la tierra se va a la Tierra.
 
Eso es precisamente lo que conforma la sensación de conocimiento, o pudiera ser la concienciación de una experimentación propia, tuya, personal e intransferible pero comunicable y compartible.
 
No voy a escribir acerca de lo que conoces sobre ti mismo, no. Voy a exponerte ciertos aspectos que posiblemente desconoces o que posiblemente no tienes muy claros, o que simplemente nunca te han interesado, de los que nunca, ni te han hablado ni has escuchado hablar, pero que posiblemente te preocupan, si no por ti, por algún amigo o familiar al que forzosamente has dejado de ver.
  • Afirmo que esta realidad que estamos viviendo, es una realidad temporal dentro de una intemporalidad existente.
  • Afirmo que las realidades y posibilidades son casi infinitas en número, en realidades, en posibilidades, en universos, en vibraciones, en dimensionesy en todo lo que tu mente alcance a imaginar por muy portentoso e inabarcable que esto sea.
  • De esta forma nuestro nacimiento, nuestra experimentación de vida y nuestra muerte, sólo es el lapso que media entre los puntos de inicio y final en un punto existencial muy definido y concretado.
Mientras… creo que soy porque me siento, manejo mi propia individualidad limitada en un cuerpo que me proporciona la experimentación de un holograma o una realidad a través de la cual interactúo, me muevo, y siento a través de las sondas y sentidos que de forma bioeléctrica me indican cómo y a través de qué, manejo este vehículo-cuerpo que ahora “en este momento” Soy Yo.
 
Antes de iniciar una nueva andadura carnal (antes de poder nacer), forzosamente hemos de haber realizado “un tránsito” hemos tenido que morir a un cuerpo anterior.
 
De la misma manera que cuando morimos a esta (realidad) renacemos a una realidad diferente.
 
Cuando iniciamos el transito, cuando aún no hemos exhalado el último suspiro, nos encontramos en un entorno conocido (vida) y cuando realizamos ese acto es cuando la consciencia se libera de la materia, (muerte).
 
Yo estoy preparado para ello. ¿Y tú?
 –
 
Al liberarte del cuerpo (en el momento de la muerte), sientes una gran sensación de vacío a la vez que te encuentras liviano y sin peso. ¿Qué hacer?
 
Al mirar a tu alrededor puedes encontrar caras familiares y conocidas, si estás en tu casa, en un hospital, o en otro sitio.
 
Si tienes un accidente, te encuentras desorientado, tratando de buscar puntos de referencia válidos para orientarte y centrarte, para disponer de una posición válida que te indique dónde estás y qué haces.
 
Si mueres en una guerra, en una batalla, en un acto de terrorismo o en circunstancias dramáticas, te encuentras atenazado por la angustia y entonces entran en funcionamiento otros aspectos de la consciencia.
 
Unas veces te diriges a las personas conocidas que te rodean u otras, quieres preguntar y preguntas esperando escuchar una respuesta que nunca llega, pues acabas de atravesar el delgado velo que diferencia una dimensión de otra y no, todavía no te has marchado de ésta.
 
Cuando ocurre el suceso, cuando se presenta el hecho, se pierde la sintonización de una frecuencia y se empieza a sentir otra, es lo mismo que la radio cuando viajas en un coche disfrutando de una melodía y pierdes la recepción y la sintonización. ¿Qué hacer?
 
En ese nuevo estado, tienes fecha de caducidad, porque… Gracias a que tienes y tenemos fecha de caducidad podemos y debemos dirigirnos (deprisa) diligentemente a nuestro próximo evento, si no… tienes muchos números para convertirte en un espíritu perdido (un oscuro) y entonces la obscuridad, la densidad, el desconocimiento y el miedo van a aparecer en tu limitadísima percepción. ¡Cierto!
 
Tu nueva fecha de caducidad en ese nuevo estado es de 30 o 35 días terráqueos. Dependiendo de la carga de tus reservas energéticas (baterías), si no haces el trayecto en la forma establecida empezarás a dejar de apreciar los sentidos que te indican dónde estás, qué haces y hacia dónde has de dirigirte, precisamente por descargarse tus baterías (energía).
 
Cuando despiertas a esa nueva realidad desaparecen muchas de las limitaciones que tenías en cuerpo y aparecen unas nuevas, pero… ¿ya sabes que dispones de 30 o 35 días terráqueos? Y esto en verdad que es muy poco para que te prepares.
 
Lo importante es no quedarte pillado entre densidades, dimensiones, o espacios intemporales.
 –
 
Posiblemente conozcas que se abre un espacio interdimensional que tiene la forma de Luz al final de un Túnel y se percibe como un color blanco-azulado intenso y deslumbrante, justo sobre ti un poco a la derecha conforme elevas la vista (aunque creas que ya no tienes percepción visual).
 
Si lo sabes, ya sabes lo que tienes que hacer; si no lo sabes, tienes que dirigirte hacia él con sólo el impulso de tu pensamiento consciente. ¡Y en esa nueva situación en la que ya te están esperando, encontrarás familiares, amigos y conocidos que han marchado antes que tú!
 
(Un consejo…)
 
Todos nosotros, acostumbramos a presentarnos con la imagen y forma humana que teníamos.
 
En verdad es bastante lógico, pero (si te acuerdas, sólo si te acuerdas, hermanito) preséntate con tu única imagen, pues eres Luz y siempre has sido y serás Luz, (la forma de bolita de Luz energética, estaría bien).
 
Después de este encuentro de bienvenida solo tienes dos posibilidades: descansar o seguir.
 
Si eliges descansar, abres la puerta a lo que podríamos llamar y entender como El Paraíso; es decir, un lugar en el que tu vibración, permite que aquello que piensas o que deseas, se manifieste de forma instantánea (de aquí que ciertos lideres, prometan las 100 vírgenes en el Paraíso a aquellos que se inmolan con bombas…), pero claro, puesto que esto es una sóla manifestación de tus propios deseos voluntarios, pronto te das cuenta de ellos y de esta manera tus deseos de… (saborear placeres) no te nutren ni te llevan a ningún sitio y (no te vas a pasar La Eternidad) sin posibilidades de avanzar en evolución y vibración ¿O sí?, pero eso es un imposible.
 
Continuar avanzando significa llegar al espacio dimensional dónde vas a pasar cuentas contigo mismo.
 
Nunca, absolutamente nunca como en ese momento, vas a sentir la Justicia de tus obras y realizaciones, con una mayor Imparcialidad, Libertad y concreción.
 
Nadie te juzga, pues eres tú en tu más pura esencia quien realiza El Acto.
 
Tu conocimiento de los hechos en el momento temporal en que se realizan, con toda su carga emocional y visceral, se desarrolla ante tu consciencia tantas veces como necesites y a la velocidad que requieras para entender, comprender, aceptar, calibrar, valorar y sentenciar.
 
De esta manera impartes justicia, ofreciendo compensación, servicio, devolución y tantos otros requerimientos a los que de forma voluntaria y directa has interactuado, tantas veces y vidas sean necesarias para equilibrar tu vibración que es lo único que a la vez que te aleja, te acerca a La Divinidad.
 
En el supuesto que tengas discrepancias entre los valores de un hecho acaecido… existe lo que llamamos… Animación Suspendida, en la cual y en ese estado repites el hecho, el acto, en todas sus variables posibles, hasta que puedas llegar a reconocer su valor exacto, hasta asumirlo. ¡Y aunque lo dudes es una gran forma de aprender y asimilar en espíritu!
 
“Un gran aprendizaje”.
Para aquellos que quieran obtener compensaciones por las obras realizadas durante la manifestación de su encarnación terrenal, les diré que las acciones realizadas ya han tenido su compensación en forma de elevación vibracional y espiritual y es por ello para lo que encarnas y te dotas de un cuerpo de experimentación material terrenal o extraterreno.
 
El siguiente paso es opcional, y a la vista del resultado obtenido puedes incorporarte a un espacio interactivo donde aprender sin necesidad de encarnarte en un cuerpo.
 
Puedes manipular materia de forma manual, aprender todas las materias existentes y que puedas o debas utilizar en una próxima encarnación (algunos lo llaman espacios Moronciales).
 
¿Para qué, te preguntarás?
 
¿De dónde salen los Iluminados, los Avanzados a su Tiempo, Los Portadores de Avances, Los Creadores y buscadores de nuevas alternativas evolutivas armónicamente válidas para cualquier manifestación de vida en cualquiera de sus niveles, existencias, vibraciones, densidades y tantas opciones como puedas imaginar y que ni siquiera te atreves a pensar? ¡Te respondo!
 
El nuevo paso es obligatorio y es donde la alegría y la satisfacción consciente y coherente se manifiesta en toda su magnitud.
 
Ya sabemos (si no lo sabes te lo digo ahora) que a la hora del nacimiento en cualquier manifestación de vida (en casi absolutamente todos los casos ¡Porque hay excepciones de aquellos que saben más!) nos es insuflado El Olvido.
 
De esta manera somos completamente inocentes en nuestras manifestaciones existenciales materiales.
 
Es ahora, en la recogida de tu Memoria Esencial, cuando tienes conciencia y consciencia del grado evolutivo en que te encuentras, todos tus recuerdos, memoria, experiencias, sentimientos, logros y metas Se Manifiestan.
 
Se hacen presentes y hacen que te expandas en toda la Creación con los únicos límites que impone tu propia evolución conseguida.
 
Nuevas opciones se abren en esta Dimensión.
 
Estudio, descanso, desarrollo, nuevas alternativas en proyectos de vida y experimentación, nuevos proyectos de ayuda a esencias estancadas y tantas como puedas imaginar.
 
Normalmente (sólo hablo de mi) realizo las incorporaciones de inmediato, mis Guías me impulsan y yo me muevo.
Hasta aquí explico acontecimientos veraces y auténticos, no entro en apreciaciones personales ni valoro lo que tú puedes entender por vida, evolución y aspiraciones, familiares ni de desarrollo humano ni político ni social ni religioso ni nada por el estilo; sólo me permito hablar en lo expuesto y sí que te aseguro que esto que he escrito es muy poco en comparación con la inmensidad existente, pero sí es lo básico que puedes mantener en tu conocimiento y aprendizaje.
 
También te aconsejo que busques y desarrolles dentro de ti, nuevas preguntas, que te inquietes y que encuentres respuestas que te satisfagan, pues sólo tú tienes tu propia posibilidad.
 
Si, ya sé que no es demasiado cómodo, pero las cosas no se te pueden poner tan fáciles y se han de valorar precisamente por lo que cuesta conseguirlas.
 
Un abrazo y… ¡suerte!
 –
Ramón Bello Cuadros (Ra.)* – Diciembre 2011
Editado por Freeman. Publicado originalmente en Preparémonos para el Cambio.
*Ra. colabora como autor en Preparémonos para el Cambio y Liberación Ahora.

La VIDA no puede “morir”, sino cambiar de estado. Reparemos en que aquello que realmente ES, no puede dejar de ser, así como aquello que no es, nunca podría llegar a ser. Las formas (envoltorios fenoménicos, apariencias transitorias) pasan, la Vida permanece.

Freeman

Tomado del Blog hermano   Liberación AHORA

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: