Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘seres inmortales’

Vida despues de la vida. Dra. Paloma Cabadas: La Evolución de la Consciencia Multidimensional.

Intervención de Paloma Cabadas en IV Congreso Internacional “Vida después de la Vida”, Albacete,octubre 2011.
www.vidadespuesdelavida.es

Fuente Rafffaellos

Read Full Post »

           SOMOS ESPEJOS VIVIENTES



Todos somos extensiones del campo universal de energía. Esto implica ver todas las cosas del mundo y a todas las personas del mundo, y darnos cuenta de que estamos mirando otra versión de nosotros mismos. Tú y yo somos lo mismo. Todo es lo mismo. Todos somos espejos de los demás y debemos aprender a vernos en el reflejo de las demás personas. Por esta razón, el desarrollo de las relaciones es la actividad más importante de nuestra vida. Todo lo que veo a mí alrededor es una expresión de mi mismo.

 

Las relaciones son una herramienta para la evolución espiritual cuya meta última es la unidad en la consciencia. Todos somos inevitablemente parte de la misma consciencia universal (incluye toda aquella información heredada como resultado de las experiencias universales acaecidas en el transcurso de la evolución), pero los verdaderos avances tienen lugar cuando empezamos a reconocer esa conexión en nuestra vida cotidiana.

Las relaciones son una de las maneras más efectivas para alcanzar la unidad en la consciencia, por eso siempre estamos envueltos en relaciones.

 

Piensa en la red de relaciones que mantienes: padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo, relaciones amorosas. Todas son, en esencia, experiencias espirituales.

 

A través del espejo de las relaciones, de cada una de ellas, descubrimos estados prolongados de consciencia. Tanto aquellos a quienes amamos como aquellos por quienes sentimos rechazo, son espejos de nosotros.

Hacia quienes nos sentimos atraídos?

Hacia las personas que tienen características similares a las nuestras, pero eso no es todo. Queremos estar en su compañía porque subconscientemente sentimos que al hacerlo, nosotros podemos manifestar más de esas características.

Del mismo modo, sentimos rechazo hacia las personas que nos reflejan las características que negamos en nosotros. Si sientes una fuerte reacción negativa hacia alguien, puedes estar seguro de que tu y esa persona tienen características en común, características que no estás dispuesto a aceptar.

Si las aceptaras, no te molestarían.

 

Cuando reconocemos que podemos vernos en los demás, cada relación se convierte en una herramienta para la evolución de nuestra consciencia. Gracias a esta evolución experimentamos estados extendidos de consciencia.

 

La próxima vez que te sientas atraído por alguien, pregúntate que me atrajo? 

Su belleza, gracia, elegancia, autoridad, poder o inteligencia? Cualquier cosa que haya sido, se consciente de que esa característica también florece en ti.

Si prestas atención a esos sentimientos podrás iniciar el proceso de convertirte en ti mas plenamente.

 

Lo mismo se aplica a las personas hacia las que sientes rechazo. Al adoptar mas plenamente tu verdadero yo, debes comprender y aceptar tus características menos atractivas. La naturaleza esencial del Universo es la coexistencia de valores opuestos.

No puedes ser valeroso si no haz conocido a un cobarde en tu interior; no puedes ser generoso si no haz conocido a un tacaño; no puedes ser virtuoso si no tienes la capacidad para actuar con maldad.

Gastamos gran parte de nuestras vidas negando este lado oscuro y terminamos proyectando esas características oscuras en quienes nos rodean.

 

Has conocido personas que atraigan sistemáticamente a su vida a los sujetos equivocados? Normalmente, aquellas personas no comprenden porque les sucede esto una y otra vez, año tras año.

No es que atraigan esa oscuridad; es que no están dispuestos a aprobarlas en sus propias vidas. Un encuentro con una persona que no te agrada es una gran oportunidad para aceptar la paradoja de la coexistencia de los opuestos; de descubrir una nueva faceta de ti. Es otro paso a favor del desarrollo de tu ser espiritual.

Las personas más esclarecidas del mundo aceptan todo su potencial de luz y oscuridad. Cuando estas con alguien que reconoce y aprueba sus rasgos negativos, nunca te sentirás juzgado.

 

Cuando estemos dispuestos a aceptar los lados luminosos y oscuros de nuestro ser, podemos empezar a curarnos y a curar nuestras relaciones. Todos somos multidimensionales, omnidimensionales.

Todo lo que existe en algún lugar del mundo también existe en nosotros. Cuando aceptamos esos distintos aspectos de nuestro ser, reconoceremos nuestra conexión con la consciencia universal y expandiremos nuestra consciencia personal.

 

Las características que distinguimos más claramente en los demás están presentes en nosotros.

Cuando seamos capaces de ver en el espejo de las relaciones, podremos empezar a ver nuestro ser completo. Para esto es necesario estar en paz con nuestra ambigüedad, aceptar todos los aspectos de nosotros.

Necesitamos reconocer, en un nivel profundo, que tener características negativas no significa que seamos imperfectos. Nadie tiene exclusivamente características positivas.

La presencia de características negativas solo significa que estamos completos; gracias a esa totalidad, podemos acceder mas fácilmente a nuestro ser universal, no circunscrito.

 

Una vez que puedas verte en los demás, será mucho mas fácil establecer contacto con ellos y, a través de esa conexión, descubrir la consciencia de la unidad. Este es el poder del espejo de las relaciones.

 

En unos de los talleres del Dr. Deepak Chopra sucedió esto:

Él le decía a su público que todos podemos conseguir lo que deseamos si nos dedicamos a conseguirlo.

En ese momento una mujer se levanto y le dijo: Dr. Chopra yo quiero tener una entrevista de tres horas con Usted ahora.

 

Él le dijo que eso no iba a ser posible porque en ese momento estaba dando un Seminario que terminaría seis horas más tarde. La señora insistió por varias veces y frente a su negativa la señora le dijo: Lo que realmente pretendo es corroborar que lo que Ud. dice no es cierto y que uno no consigue siempre lo que desea. La mujer se despidió y se fue.

 

Esta situación le molestó profundamente a Chopra y lo dejo preguntándose que aprendizaje tenía para él lo ocurrido.

 

Es sabido que atraemos energéticamente a personas con características similares a las nuestras. Por lo tanto en el break puso en palabras sobre un papel su parecer de esa mujer. Así fue que hizo una lista de calificativos que le adjudicaba a ella (arrogante, vehemente, impetuosa, etc.).

 

Al terminar el seminario le mostro a su secretaria el listado y le pregunto si el tenia algunos de esos rasgos. Su secretaria hizo silencio…

Cuando a la noche regreso a su casa y le hizo la misma pregunta a su esposa, y el silencio fue aún mayor… 

 

El Dr. Chopra nos dijo que pasado un tiempo de este acontecimiento, pudo recordar a la señora con mucho agradecimiento ya que dado ese incidente el pudo ver rasgos personales sobre los que necesitaba aun seguir trabajando. 

 

Te habías dado cuenta que lo que más te molesta del otro, es un reflejo viviente de características tuyas en las que necesitas evolucionar?

 

Lo más probable es que te cueste reconocerlo. Es por eso que atraemos gente que nos lo muestra una y otra vez y si bien la primera reacción es de enojo o de molestia con el otro, lo que más nos convendría es hacer el ejercicio de anotar todo lo que nos molesta del otro, y después tratar de encontrar esas características en nuestros propios comportamientos hacia los demás o hacia nosotros mismos.

  

Te pones impaciente con el manejo que los demás hacen de su tiempo?

Te enoja la estupidez del otro?

Te exaspera cuando los demás se equivocan?

Te molesta cuando te sientes manipulado?

No te gusta que te mientan?

Te irritas cuando los demás no cumplen con su palabra?

 

Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte. 

 

Hay buenas y malas noticias!!!

Las buenas noticias son que todo eso que nos pasa, sucede para que aprendamos, y al vernos reflejados en los otros nos resulte mas fácil reconocer nuestras propias características.

Y las malas son que mientras sigamos enfocándonos en esas cosas de los demás y no aprendamos de ellas, seguiremos atrayendo este tipo de gente, porque todo esto tienen un propósito: “Que podamos mejorar y evolucionar”.

 

Y hay otra buena noticia!!!

Aquello positivo en lo que nos enfocamos en los demás, también refleja algo positivo que poseemos.

Aquello que me alegra y me pone contento del otro, también me pertenece!!!

 

Modestamente, la televisión no es culpable de nada. Es un espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos nos reflejamos.

 

Una persona amorosa, vive en un mundo amoroso.

Una persona hostil, vive en un mundo hostil.

Las personas con las que te encuentras son tus espejos. 

 

Que es lo que más te molesta del otro?

Que es lo que más te enoja?

Que es lo que te hace reaccionar?

Que es lo que te saca de tus casillas?

Que te enloquece?

 

Bueno con esto ya tienes suficiente para hacer una lista y empezar a mirarte en el espejo viviente de los demás.

Créeme que hay mucho que aprender tan solo mirando, observando.

 

La vida tiene canciones que nos gustan, y canciones que no nos gustan.

Necesitamos saber que uno puede cambiar el CD. . .

Fuente: Sebastian

Read Full Post »

…esta realidad que estamos viviendo, es una realidad temporal dentro de una intemporalidad existente.

Un conocimiento que no puedes olvidar:
 –
Desde que el hombre se ha atrevido a despegar de su ignorancia, (en esta Vida) se le ofrecen conocimientos para poder entender y solucionar la muerte.
 
Aunque desde que el mundo es mundo, la insistente machaconería de los poderes fácticos siguen sembrando en nuestros abonados recelos el miedo a lo desconocido, ofreciéndonos (por nuestra propia seguridad) eslabones de la gran cadena de esclavismo que de forma voluntaria colgamos de nuestros cuellos, mientras que los que saben se quedan callados sin querer llevar una pizca de esperanza de vida que enjuague las dudas que se abren ante la muerte. (Pero aunque ahora no lo sepas, todo tiene un motivo y una razón)
 
Cierto es que los que saben no hablan, porque el conocimiento acerca de las verdades de la vida, es una interpretación fundamentada en la propia experimentación de vida del individuo, y esta se adquiere a través de la necesaria vivencia y experimentación de vida y consecuentemente ese es un conocimientos subyacente del saber individual, pero… vamos a tratar de conocer, entender y asimilar en conciencia los hechos que suceden cuando llega la muerte y lo que tiene lugar después de ésta.

Pero antes debo insistir en que:

La Esperanza cierta de una continuidad mas allá de la muerte, es necesaria para que no pierdas el rumbo de tu Vida.

 
Que no se trata de que creas en nada ni en nadie, pues sólo has de creer en ti mismo y en tus propias capacidades de andar el camino que te has propuesto.
 
Para ello, la confianza de esta aseveración ha de llegar a darte Luz donde sólo puede que exista una neblina que desdibuje las perspectivas de unos puntos de referencia que has de hacer propios por experimentarlos necesariamente, y que te serán muy valiosos cuando llegue el momento de usarlos.
 
¿Estás vivo, crees que estás vivo, tienes conciencia de ser, tienes conciencia de existir? Sí, pero ¿por qué, y para qué?
 
¿Tienes miedo de morir?
 
¿Sabes lo que hay más allá de la vida?
 
¿Sabes cómo comportarte en esa otra realidad que, a ciencia cierta, se te hará presente?
 
¿Alguien te lo ha dicho o simplemente lo dejas al azar y al momento que llegue?
Por mucho que indagues, casi todos los textos importantes, hablan sólo de… (busca por ti mismo para darte cuenta)
 
Así te darás cuenta de que (por ejemplo) en el libro más vendido (La Biblia) no se habla de otras muchas realidades, ni de América, ni de Australia, ni de un montón de cosas que (tu y yo, nosotros), individual e intencionadamente vamos descubriendo a lo largo de nuestro pequeño caminar, pasito a pasito, y poniendo necesariamente un pie detrás del otro.
 
Pero antes de continuar seamos un poco pragmáticos sólo para obtener la referencia necesaria afirmando:
 
¡Estoy vivo, o al menos eso creo! (ya es algo)
 
Crees y sabes que te encuentras pegado a la Tierra y no sólo a ella, sino también a tus creencias, convicciones y conocimientos heredados de tus ancestros a través de tu genética, (entre otras cosas).
 
También puede ser que creas que cuando tu cuerpo deja de funcionar, tu pensamiento se detiene (todo se acaba y dejas de ser, de existir, de pensar y de percibir). Pero no; la cosa no es así, pues a pesar de la muerte, tú sigues pensando y siendo, aunque el polvo se va al polvo y la tierra se va a la Tierra.
 
Eso es precisamente lo que conforma la sensación de conocimiento, o pudiera ser la concienciación de una experimentación propia, tuya, personal e intransferible pero comunicable y compartible.
 
No voy a escribir acerca de lo que conoces sobre ti mismo, no. Voy a exponerte ciertos aspectos que posiblemente desconoces o que posiblemente no tienes muy claros, o que simplemente nunca te han interesado, de los que nunca, ni te han hablado ni has escuchado hablar, pero que posiblemente te preocupan, si no por ti, por algún amigo o familiar al que forzosamente has dejado de ver.
  • Afirmo que esta realidad que estamos viviendo, es una realidad temporal dentro de una intemporalidad existente.
  • Afirmo que las realidades y posibilidades son casi infinitas en número, en realidades, en posibilidades, en universos, en vibraciones, en dimensionesy en todo lo que tu mente alcance a imaginar por muy portentoso e inabarcable que esto sea.
  • De esta forma nuestro nacimiento, nuestra experimentación de vida y nuestra muerte, sólo es el lapso que media entre los puntos de inicio y final en un punto existencial muy definido y concretado.
Mientras… creo que soy porque me siento, manejo mi propia individualidad limitada en un cuerpo que me proporciona la experimentación de un holograma o una realidad a través de la cual interactúo, me muevo, y siento a través de las sondas y sentidos que de forma bioeléctrica me indican cómo y a través de qué, manejo este vehículo-cuerpo que ahora “en este momento” Soy Yo.
 
Antes de iniciar una nueva andadura carnal (antes de poder nacer), forzosamente hemos de haber realizado “un tránsito” hemos tenido que morir a un cuerpo anterior.
 
De la misma manera que cuando morimos a esta (realidad) renacemos a una realidad diferente.
 
Cuando iniciamos el transito, cuando aún no hemos exhalado el último suspiro, nos encontramos en un entorno conocido (vida) y cuando realizamos ese acto es cuando la consciencia se libera de la materia, (muerte).
 
Yo estoy preparado para ello. ¿Y tú?
 –
 
Al liberarte del cuerpo (en el momento de la muerte), sientes una gran sensación de vacío a la vez que te encuentras liviano y sin peso. ¿Qué hacer?
 
Al mirar a tu alrededor puedes encontrar caras familiares y conocidas, si estás en tu casa, en un hospital, o en otro sitio.
 
Si tienes un accidente, te encuentras desorientado, tratando de buscar puntos de referencia válidos para orientarte y centrarte, para disponer de una posición válida que te indique dónde estás y qué haces.
 
Si mueres en una guerra, en una batalla, en un acto de terrorismo o en circunstancias dramáticas, te encuentras atenazado por la angustia y entonces entran en funcionamiento otros aspectos de la consciencia.
 
Unas veces te diriges a las personas conocidas que te rodean u otras, quieres preguntar y preguntas esperando escuchar una respuesta que nunca llega, pues acabas de atravesar el delgado velo que diferencia una dimensión de otra y no, todavía no te has marchado de ésta.
 
Cuando ocurre el suceso, cuando se presenta el hecho, se pierde la sintonización de una frecuencia y se empieza a sentir otra, es lo mismo que la radio cuando viajas en un coche disfrutando de una melodía y pierdes la recepción y la sintonización. ¿Qué hacer?
 
En ese nuevo estado, tienes fecha de caducidad, porque… Gracias a que tienes y tenemos fecha de caducidad podemos y debemos dirigirnos (deprisa) diligentemente a nuestro próximo evento, si no… tienes muchos números para convertirte en un espíritu perdido (un oscuro) y entonces la obscuridad, la densidad, el desconocimiento y el miedo van a aparecer en tu limitadísima percepción. ¡Cierto!
 
Tu nueva fecha de caducidad en ese nuevo estado es de 30 o 35 días terráqueos. Dependiendo de la carga de tus reservas energéticas (baterías), si no haces el trayecto en la forma establecida empezarás a dejar de apreciar los sentidos que te indican dónde estás, qué haces y hacia dónde has de dirigirte, precisamente por descargarse tus baterías (energía).
 
Cuando despiertas a esa nueva realidad desaparecen muchas de las limitaciones que tenías en cuerpo y aparecen unas nuevas, pero… ¿ya sabes que dispones de 30 o 35 días terráqueos? Y esto en verdad que es muy poco para que te prepares.
 
Lo importante es no quedarte pillado entre densidades, dimensiones, o espacios intemporales.
 –
 
Posiblemente conozcas que se abre un espacio interdimensional que tiene la forma de Luz al final de un Túnel y se percibe como un color blanco-azulado intenso y deslumbrante, justo sobre ti un poco a la derecha conforme elevas la vista (aunque creas que ya no tienes percepción visual).
 
Si lo sabes, ya sabes lo que tienes que hacer; si no lo sabes, tienes que dirigirte hacia él con sólo el impulso de tu pensamiento consciente. ¡Y en esa nueva situación en la que ya te están esperando, encontrarás familiares, amigos y conocidos que han marchado antes que tú!
 
(Un consejo…)
 
Todos nosotros, acostumbramos a presentarnos con la imagen y forma humana que teníamos.
 
En verdad es bastante lógico, pero (si te acuerdas, sólo si te acuerdas, hermanito) preséntate con tu única imagen, pues eres Luz y siempre has sido y serás Luz, (la forma de bolita de Luz energética, estaría bien).
 
Después de este encuentro de bienvenida solo tienes dos posibilidades: descansar o seguir.
 
Si eliges descansar, abres la puerta a lo que podríamos llamar y entender como El Paraíso; es decir, un lugar en el que tu vibración, permite que aquello que piensas o que deseas, se manifieste de forma instantánea (de aquí que ciertos lideres, prometan las 100 vírgenes en el Paraíso a aquellos que se inmolan con bombas…), pero claro, puesto que esto es una sóla manifestación de tus propios deseos voluntarios, pronto te das cuenta de ellos y de esta manera tus deseos de… (saborear placeres) no te nutren ni te llevan a ningún sitio y (no te vas a pasar La Eternidad) sin posibilidades de avanzar en evolución y vibración ¿O sí?, pero eso es un imposible.
 
Continuar avanzando significa llegar al espacio dimensional dónde vas a pasar cuentas contigo mismo.
 
Nunca, absolutamente nunca como en ese momento, vas a sentir la Justicia de tus obras y realizaciones, con una mayor Imparcialidad, Libertad y concreción.
 
Nadie te juzga, pues eres tú en tu más pura esencia quien realiza El Acto.
 
Tu conocimiento de los hechos en el momento temporal en que se realizan, con toda su carga emocional y visceral, se desarrolla ante tu consciencia tantas veces como necesites y a la velocidad que requieras para entender, comprender, aceptar, calibrar, valorar y sentenciar.
 
De esta manera impartes justicia, ofreciendo compensación, servicio, devolución y tantos otros requerimientos a los que de forma voluntaria y directa has interactuado, tantas veces y vidas sean necesarias para equilibrar tu vibración que es lo único que a la vez que te aleja, te acerca a La Divinidad.
 
En el supuesto que tengas discrepancias entre los valores de un hecho acaecido… existe lo que llamamos… Animación Suspendida, en la cual y en ese estado repites el hecho, el acto, en todas sus variables posibles, hasta que puedas llegar a reconocer su valor exacto, hasta asumirlo. ¡Y aunque lo dudes es una gran forma de aprender y asimilar en espíritu!
 
“Un gran aprendizaje”.
Para aquellos que quieran obtener compensaciones por las obras realizadas durante la manifestación de su encarnación terrenal, les diré que las acciones realizadas ya han tenido su compensación en forma de elevación vibracional y espiritual y es por ello para lo que encarnas y te dotas de un cuerpo de experimentación material terrenal o extraterreno.
 
El siguiente paso es opcional, y a la vista del resultado obtenido puedes incorporarte a un espacio interactivo donde aprender sin necesidad de encarnarte en un cuerpo.
 
Puedes manipular materia de forma manual, aprender todas las materias existentes y que puedas o debas utilizar en una próxima encarnación (algunos lo llaman espacios Moronciales).
 
¿Para qué, te preguntarás?
 
¿De dónde salen los Iluminados, los Avanzados a su Tiempo, Los Portadores de Avances, Los Creadores y buscadores de nuevas alternativas evolutivas armónicamente válidas para cualquier manifestación de vida en cualquiera de sus niveles, existencias, vibraciones, densidades y tantas opciones como puedas imaginar y que ni siquiera te atreves a pensar? ¡Te respondo!
 
El nuevo paso es obligatorio y es donde la alegría y la satisfacción consciente y coherente se manifiesta en toda su magnitud.
 
Ya sabemos (si no lo sabes te lo digo ahora) que a la hora del nacimiento en cualquier manifestación de vida (en casi absolutamente todos los casos ¡Porque hay excepciones de aquellos que saben más!) nos es insuflado El Olvido.
 
De esta manera somos completamente inocentes en nuestras manifestaciones existenciales materiales.
 
Es ahora, en la recogida de tu Memoria Esencial, cuando tienes conciencia y consciencia del grado evolutivo en que te encuentras, todos tus recuerdos, memoria, experiencias, sentimientos, logros y metas Se Manifiestan.
 
Se hacen presentes y hacen que te expandas en toda la Creación con los únicos límites que impone tu propia evolución conseguida.
 
Nuevas opciones se abren en esta Dimensión.
 
Estudio, descanso, desarrollo, nuevas alternativas en proyectos de vida y experimentación, nuevos proyectos de ayuda a esencias estancadas y tantas como puedas imaginar.
 
Normalmente (sólo hablo de mi) realizo las incorporaciones de inmediato, mis Guías me impulsan y yo me muevo.
Hasta aquí explico acontecimientos veraces y auténticos, no entro en apreciaciones personales ni valoro lo que tú puedes entender por vida, evolución y aspiraciones, familiares ni de desarrollo humano ni político ni social ni religioso ni nada por el estilo; sólo me permito hablar en lo expuesto y sí que te aseguro que esto que he escrito es muy poco en comparación con la inmensidad existente, pero sí es lo básico que puedes mantener en tu conocimiento y aprendizaje.
 
También te aconsejo que busques y desarrolles dentro de ti, nuevas preguntas, que te inquietes y que encuentres respuestas que te satisfagan, pues sólo tú tienes tu propia posibilidad.
 
Si, ya sé que no es demasiado cómodo, pero las cosas no se te pueden poner tan fáciles y se han de valorar precisamente por lo que cuesta conseguirlas.
 
Un abrazo y… ¡suerte!
 –
Ramón Bello Cuadros (Ra.)* – Diciembre 2011
Editado por Freeman. Publicado originalmente en Preparémonos para el Cambio.
*Ra. colabora como autor en Preparémonos para el Cambio y Liberación Ahora.

La VIDA no puede “morir”, sino cambiar de estado. Reparemos en que aquello que realmente ES, no puede dejar de ser, así como aquello que no es, nunca podría llegar a ser. Las formas (envoltorios fenoménicos, apariencias transitorias) pasan, la Vida permanece.

Freeman

Tomado del Blog hermano   Liberación AHORA

Read Full Post »

¿Qué es el alma? ¿Dónde se encuentra?¿Que representa en nosotros?

¿Cuales son sus signos?

Fuente 

Read Full Post »

 

Modelo de computadora revela lo que sucedería si fuéramos inmortales; al parecer la naturaleza mortal del ser humano es en realidad una herramienta evolutiva y no una condena biológica.

representacion de la inmortalidad

A lo largo de la historia el ser humano ha coqueteado, invariablemente, con la idea de la inmortalidad. Este arquetípico deseo ha sido perseguido durante siglos a través de diferentes “sistemas de realidad”, desde múltiples ramas de la ciencia, como la bioquímica o la medicina, hasta corrientes mágicas y disciplinas espirituales. De algún modo la inmortalidad ha sido proyectada por la psique colectiva como un épico recinto en el cual muchos desearían reposar (aunque paradójicamente tal vez no haya algo más alejado de la tranquilidad que la certera ausencia de muerte). 

El lado positivo de está búsqueda por hackear la condición mortal del hombre es que se ha traducido en un vivo reto que ha impulsado innumerables avances tecnológicos en la medicina. Sobra decir que gracias a estos avances las expectativas de vida se han multiplicado en los últimos tres siglos, tendencia que aparentemente podría continuar e incluso acelerarse en los años por venir. Sin embargo, no deja de llamar la atención algo que mencionamos en una nota titulada Farmacoinmortalidad: píldoras para vivir 100 años, que consiste en comprobar «que las personas más longevas, quizá como casos aislados y no como estándares, habitan en condiciones rurales, lejos del maremágnum de estímulos y técnicas consideradas como de mayor desarrollo. Es decir, existen casos en pequeños poblados de Japón, la India o México en donde la longevidad de algunos de sus habitantes supera la de aquellos que tienen acceso a los “mejores” tratamientos, sofisticadas dietas y modernos hospitales».

Pero en este artículo, más que debatir entre cuáles podrían ser las rutas más efectivas para conseguir ese idílico y anti-natural estado que consiste en eludir, perennemente, la muerte, nos gustaría plantear una interrogante distinta: ¿Es la inmortalidad realmente un estado deseable? Y al postular esta pregunta no necesariamente estamos proponiendo un debate en torno a los efectos psicológicos, éticos o emocionales que ser inmortal pudiese implicar. Más bien trataremos de abordar este potencial fenómeno, la no-muerte, desde una perspectiva socioevolutiva. 

Con el fin de evaluar las consecuencias socio-funcionales de la abolición del envejecimiento, y por lo tanto de la muerte, Andre Martin, investigador de la Universidad de Sao Paulo, desarrolló un modelo de computadora que busca predecir lo que ocurriría con dos grupos sociales, uno mortal y otro inmortal. Ambos grupos fueron insertados en un entorno expuesto a constantes cambios medioambientales y posteriormente corrió una serie de simulaciones para analizar, comparativamente, el desarrollo de ambos. 

Muchos asumiríamos, al menos tomando en cuenta a cada persona inmortal individualmente, que aquel grupo compuesto por seres indefinidamente saludables, y el cual no tendría que preocuparse por un sector de la población enfermo o envejecido, tendría un mejor desempeño colectivo que el otro. Pero luego del paso de varias generaciones, tiempo  durante el cual el grupo de los mortales tuvo que reproducirse permanentemente, intermezclándose y renovándose para adaptare a los constantes cambios del medioambiente y así sobrevivir, este grupo eventualmente terminó dominando a los inmortales, quienes se habían plácidamente estacionado en un estado en el que, si bien su conocimiento iba avanzando por su viva capacidad de almacenar información, lo cierto es que habían perdido una guía esencial para caminar paralelamente a la evolución del entorno: la posibilidad de la muerte. Además, el sector inmortal fue demostrando, con el paso del tiempo, una mayor torpeza para adaptarse a las condiciones cambiantes y ni siquiera tenía acceso a la posibilidad biológica de reemplazar a los individuos peor adaptados.

Si bien este ejercicio no puede considerarse una prueba concreta de que la inmortalidad traería consecuencias negativas al destino de nuestra raza, por estar basada en simulaciones, tiene que ver con uno de los mayores detonantes de la errante condición humana: una especie de ansiedad existencial que se traduce en desear beneficios inmediatos o aún a corto plazo, ante la incapacidad, ciertamente egoísta, de visualizar las posibles causas y efectos desde una perspectiva transgeneracional. Es decir, que si bien la inmortalidad pudiese presentarse como una ambición personal o grupal, proyectada como un estado de perfeccionamiento biológico, lo cierto es que con el transcurso del tiempo, décadas o tal vez siglos, esta y no la naturaleza mortal del ser humano terminaría confirmándose como una franca condena evolutiva.

Pero además de esta torpe visión a corto plazo, en la cual sistemáticamente caemos muchos, tal vez el deseo de inmortalidad también gira en torno a otro “pecado”: el antropocentrismo. En este sentido, el hecho de únicamente tomar en cuenta la línea de desarrollo de la raza humana, sin considerar como un agente determinante el resto de las fuerzas que convergen en nuestro medio ambiente y las cuales, por cierto, son esencialmente perecederas, se desdobla en una construcción poco precisa de lo que pudiese ser nuestro futuro. Si en un pronóstico de las consecuencias que pudiese implicar una sociedad inmortal no se toman en cuenta, como factores fundamentales, los cambios permanentes en el entorno, entonces podríamos, erróneamente,  pensar que sería un estado ideal. 

En síntesis, y remitiéndonos a la sabiduría popular, esa viva hebra que, a diferencia de nuestros cuerpos, sí trasciende las barreras generacionales, parece que la moraleja que obtenemos del ejercicio del investigador Andre Martin se resume en aquel refrán que reza: “ten cuidado con lo que deseas, pues bien se te podría cumplir”.

Fuente: Pijamasurf

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: