Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘conciencia holográfica’

Entrelazamiento cuántico o “efecto de Dios”: el pegamento entre el espíritu y la materia

El entrelazamiento cuántico, descrito como el parteaguas entre la física moderna y la clásica y también llamado “el efecto de Dios”, parece servir como un cordón inmaterial que conecta todas las cosas del universo y tiende un puente entre la materia y el espíritu

«Las cosas que han estado alguna vez en contacto entre sí siguen influyéndose mutuamente a distancia tras haberse cortado el contacto físico». James Frazer, La Rama Dorada.

«What is LOVE?- An attempt to create quantum entanglement between two or more macroscopic sentient beings»  @Akposthuman

 

En las últimas décadas la física cuántica ha tomado una enorme popularidad entre los no iniciados, principalmente por virar el materialismo característico de la ciencia hacia antiguas filosofías como el idealismo o religiones tan atractivas para la mente posmoderna como el budismo. Tiende un puente: la ciencia originalmente no se distingue de la filosofía: ambas buscan describir y entender la naturaleza (o el universo). La naturaleza, que en un inicio era concebida como la manifestación visible del espíritu Es parte de la interpretación popular de la física cuántica (ampliamente criticada por científicos que en ocasiones no logran salir de la “caja”) hacer del mundo algo en lo que la mente participa o al menos algo que se parece más a lo mental que a lo inerte y meramente mecánico. A mi juicio atinadamente, el filósofo y físico de Yale Abner Shimony llamó a esta vertiente de la física “metafísica experimental”.

Una de las cosas que ha hecho a la física cuántica tan atractiva para la mente popular, con cierta inclinación a la espiritualidad, es que ha demostrado que el acto de observar un objeto afecta el estado de lo que se observa. Este “efecto del observador” se explica por la interacción inevitable entre un instrumento y el fenómeno que se observa. Por otra parte, el principio de indeterminación de Heisenberg señala que la posición y el momentum de una partícula no pueden determinarse hasta que no es medida –existe en un estado de superposición, está, por así decirlo, en todas partes antes de ser medida u observada. La interpretación popular, que extrapola el mundo micróscopico, espectral e implicado del quantum al mundo macroscópico, que se caracteriza por el dar sentido: la explicación, ha entendido esto como que al observar cualquier fenómeno, al percibir algo, lo modificamos: la mirada transforma, e incluso, bajo cierta influencia del new age, al percibir (o al creer en) algo lo estamos (co)creando. El escritor Robert Anton Wilson, desarolló toda una  teoría de psicología cuántica agnóstica de la realidad bajo este principio: 

Cada modelo que construimos nos dice más sobre nuestra mente que sobre el universo… el universo es más grande que cualquiera de nuestros modelos… cada descripción del universo es una descripción del instrumento que utilizamos para describir el universo (la mente humana).

Entre el tesoro de rarezas que descubrió la física cuántica al penetrar en el átomo, probablemente la más significativa y maravillosa sea el entrelazamiento cuántico.  Desde 1935 el físico Erwin Schrödinger notó una propiedad peculiar en la materia subatómica que llamó  ”entrelazamiento” (entanglement, en inglés).  Esto es, cuando dos sistemas cuánticos entran en contacto entre sí permanecen conectados instantáneamente, como si fueran parte de un todo indivisible.  Schrödinger rápidamente apuntó que esta era la diferencia fundamental entre la teoría cuántica y la física clásica.

Actualmente el entrelazamiento cuántico se entiende como un proceso en el que una sola función de onda describe dos objetos separados, los cuales comparten una misma existencia no obstante cuán lejos puedan estar entre sí, como si estuvieran unidos por un cordón umbilical invisible o una onda que, en teoría, se puede propagar por todo el universo. Dos partículas que se han entrelazado tienen una descripción definida juntas, pero cada partícula por separada yace en un estado completamente indefinido: podemos decir que no existe la una sin la otra (aunque una partícula pudiera estar en las Pléyades y la otra entrando a tu púpila en la Tierra: photons that did tango, can never untangle). El entrelazamiento cuántico, que ha sido observado principalmente entre fotones, ha sido descrito por Henry Stapp en los términos de “luz gemela”, una “disposición correlacionada a responder”.

Albert Einstein desdeñó este aspecto de la mecánica cuántica, con su famosa frase “de acción fantasmal a distancia”. Einstein, por supuesto, había impuesto un límite de velocidad al universo, y no concebía posible un efecto superlumínico. Sin embargo, el físico irlandés John Bell demostró con su famoso teorema que el entrelazamiento cuántico sí ocurre (algo que ha sido confirmado en repetidas ocasiones, como es el caso del famoso experimento de Aspect).

Ahora bien, este misterioso efecto de entrelazamiento a distancia difíicilmente se explica por una fuerza física que pueda viajar más allá de la velocidad de la luz para transmitir un estado cuántico entre dos partículas (de existir ciertamente se mantiene fantasmal).  Bell describió esta conexión entre partículas como “no-local”, es decir que no tiene una ubicación en el espacio. Dice Nick Herbert:

Las interacciones no-locales, de existir, serían una especie de vudú de la física en el que una partícula influye en la otra, no a través de una fuerza de campo convencional, sino simplemente porque se han tocado alguna vez en el pasado distante.

Pese a observarse en el laboratorio repetidas veces este fenómeno que afecta a los bloques fundacionales de la materia que conforma a todas las cosas del universo, existe cierta reluctancia a darle importancia al entrelazamiento cuántico. Nuestra vida en el mundo macro discurre sin detenernos a pensar en lo que significa que todas las partículas que han estado en contacto entre sí tengan esta propiedad de conexión cuántica instántanea: no se nos ocurre pensar que estamos entrelazados con ciertas personas, con ciertos objetos, con ciertas ideas que siguen influyéndonos a distancia. Recientemente, sin embargo, científicos han notado que diversos fenómenos “macroscópicos” –como la fotosíntesis y la navegación de las aves– parecen estar ligados al entrelazmiento cuántico. Aún más interesante es la teoría de que nuestro ADN se mantiene unido debido a esta conexión cuántica.

Elisabeth Rieper y colegas de la Universidad Nacional de Singapur dicen que este entrelazamiento es lo que mantiene unida la doble hélice del ADN. Según el sitio Technology Review de MIT, Rieper y sus colegas usaron un modelo teórico del ADN en el que cada nucleótido consiste en una serie de electrones orbitando un núcleo cargado positivamente. El movimiento de la nube negativa es un oscilador armónico. Cuando los nucleótidos se unen para forma un par de bases, las nubes deben de oscilar en direcciones opuestas o la estructura no será estable. Rieper y sus colegas se preguntaron, qué  le sucedería a esas oscilaciones si los pares bases estuvieran apilados en una doble hélice. La hélice debería de vibrar y deshacerse, pero esto no sucede ya que las oscilaciones ocurren como una serie de estados de superposición –lo que significa que oscilan en todos los estados posibles al mismo tiempo. Un entrelazmiento cuántico lo mantiene todo unido. [Daily Galaxy]

Que el ADN esté unido por entrelazamiento cuántico es altamente significativo, y por otra parte algo que podría anticiparse bajo cierto entendimiento de la selección natural y la evolución. Siendo que el ADN es fundamentalmente un programa (bio)informático que ha logrado replicarse con éxito — una especie chip cósmico o libro orgánico (¿el axis mundi de la galaxia?)– y que la forma más efectiva de transmitir información de la cual tenemos conocimiento es el entrelazamiento cuántico, es lógico pensar que el código genético esté vinculado entre sí de esta forma: con el pegamento más potente del universo (curiosamente es esa “oscilación de todos los estados posibles al mismo tiempo” lo que le da cohesión,  una especie de omni-potencia cuántica).

Además de la teoría expuesta por los investigadores de la Universidad de Singapur, el Premio Nobel de Química Luc Montagnier publicó el año pasado un trabajo en el que sugiere que el ADN emite señales electromagnéticas que imprimen su estructura en otras moléculas, algo similar a una teleportación de información, o en otras palabras entrelazamiento cuántico. El experimento realizado por Montagnier ha generado gran controversia y poca aceptación entre la comunidad científica, de cualquier forma avanza hacia una elegante intuición –que parece reflejarse en  la naturaleza. Aún menos aceptado es el trabajo del científico ruso Pjotr Garjaje quien sostiene que el ADN es similar a un internet cósmico. Lo siguiente del libro Vernetzte Intelligenz de Grazyna Fosar y Franz Bludor (traducción de fragmentos aquí): 

De hecho, Pjotr y su equipo encontraron más paralelos aún entre la genética y la informática. Especulan que la estructura del “ADN basura” (el “segundo código” similar a la gramática del lenguaje humano) y su posibilidad de modificación, se deben a que el ADN no acumula toda la información necesaria en cada momento, sino que intercambia información permanentemente (la recibe, modifica y emite), de la misma forma que lo hace una computadora conectada a la web. Cada persona sería, siguiendo esta línea argumental, un nodo de una red o sistema (como Internet) que involucraría a muchos más individuos-nodos. 

Hay que aclarar que Pjotr es una figura oscura, aparentemente miembro de la Academia de Ciencia de Moscú según algunos sitios web,  de quien se tiene poca información y quien cree que el ADN no sólo puede modificarse a través de la interacción de rayos de luz coherente (como lásers), también a través de las palabras –de manera similar a lo que sostiene Masuro Emoto con las moléculas de agua. Aclarando esto –que nos alejamos de la ciencia establecida– la posibilidad de que el ADN de un ser vivo no sólo esté en un estado de entrelazamiento cuántico con cada una de sus células, sino con otros miembros de su especie (y quizás con todo el universo) es muy interesante. Es una forma de explicar la fascinante teoría de los campos mórficos del biólogo Rupert Sheldrake, quien sostiene que existen campos de información  que organizan el desarrollo de una especie y sirven com una memoria de la naturaleza –de tal forma que se pueden transmitir hábitos y mutaciones de manera horizontal, sin tener que pasar de generación a generación.

En 1920 el embriólogo Alexander Gurwitsch descubrió que los seres vivos emiten fotones “ultra-débiles” dentro del espectro ultravioleta. Gurwitsch los llamó “rayos mitogénicos”, ya que creía que estos fotones tenían un papel importante en la división celular del campo morfogenético, es decir, en el desarrollo de la estructura morfológica de un ser vivo.

En la década de los 70 el profesor Fritz Albert Popp descubrió que esta emisión de luz, a la que llamó biofotones, se presentaba en un rango de entre 200 y 800 nm y que exhibía un patrón periódico y coherente. Popp teorizó que los biofotones son producidos por el ADN en el núcleo de las células. Esto fue demostrado en los años ochenta. El Dr. Jeremy Narby  escribió en su libro The Cosmic Serpent:

Como el axis mundi de las tradiciones chamánicas, el ADN tiene una forma de escalera torcida (o una viña); de acuerdo a mi hipótesis, el ADN era, como el axis mundi, la fuente del conocimiento y las visiones chamánicas. Para estar seguro tenía que entender cómo el ADN podía transmitir información visual. Sabía que emitía fotones, que son ondas elctromagnéticas, y me acordé de lo que Carlos Perez Shuma me había dicho cuando comparó a los espíritus con ‘ondas de radio’. Una vez que prendes la radio, las puedes sintonizar. Es lo mismo con los espíritus; con la ayahuasca los puedes ver y escuchar. Así que investigue la literatura sobre fotones de origen biológico […]

Narby formuló la hipótesis de que cuando los ayahuasqueros del Amazonas dicen comunicarse con los espíritus de las plantas, de sus ancestros o de la naturaleza, en realidad se están comunicando con el ADN de esas plantas o con su propio ADN (el cual tiene un campo holográfico) –y de esta forma obtienen información sumamente difícil de obtener por métodos de prueba y error, como fue en su momento el descubrimiento del curare. «Esta es la fuente del conocimiento: el ADN, viviendo en el agua y emitiendo fotones, como un dragón acuático escupiendo fuego». 

Existe en la profundidad del misticismo humano una identidad entre el espíritu y la información, que ha sido recuperada con la física cuántica y con la era de la informática. Del gnosticismo al Internet. De Hermes a MSN. It from bit. Heisenberg escribió “los átomos no son cosas, son sólo tendencias, así que en vez de  pensar en cosas, debes de pensar en posibilidades. Todos son posibilidades de conciencia”. Ervin Lazlo ha dicho que “la información es el software del universo“. Vemos hoy  calaramente que la información es lo que programa a la materia, lo que de alguna manera arde al interior del cuerpo (la manifestación más conspicua de aquello que llamamos alma –”el sol invisible”–  es la información, el código). La versión de Erik Davis del Génesis:

En el principio era la Info, y la Info estaba con Dios, la Info era Dios.

Davis, en su texto Images of Spiritual Information añade:   “El medio es el mensaje y el mensaje es el espíritu al interior que viene de fuera, señal y ruido cruzando las fronteras entre sí en el flujo feroz del desdoblamiento”.

Si el Logos o Espíritu en verdad es omnipresente entonces debe de contar con los servicios de mensajería instantánea del entrelazamiento cuántico.  No por nada el escritor Brian Clegg ha titulado su libro sobre el entrelazamiento cuántico “El Efecto de Dios“, como si este fuera el resultado de la materialización de la divinidad en el universo: el sello elástico de la unidad.

Según el físico Nick Herbert, el teorema de Bell revela que los hechos que experimentamos en el mundo “[…] no pueden ser simulados por una realidad local subyacente. Cualquier realidad que se ajuste a los hechos debe de ser no-local… El teorema de Bell muestra que debajo del mundanal ruido de nuestra existencia local yace oculta una realidad cuántica vudú conectada superlumínicamente que es necesaria para que este mundo ordinario opere”.

Esta realidad subyacente, es lo que David Bohm llamó el orden implicado, un mar de energía del cual se desprende nuestra existencia apenas como la onda que se forma sobre la superficie de un lago cuando se lanza una piedra. Es también lo que Arthur Schopenhauer llamó el Mundo de la Voluntad (nuestra realidad explícita es el Mundo de la Representación: el Maia, la Matrix). Es también el mundo del Nagual, que expone Don Juan Matus según Carlos Castaneda y que podría ser parte de la tradición oculta tolteca. Es el mundo del Espíritu, el Brahman. El entrelazamiento cuántico parece ser el cordón umbilical (de luz comunicante) entre la dimensión de unidad divina absoluta y el mundo material de la multiplicidad, que es una falsa caída o división, ya que, por el mismo entrelazamiento cuántico, el Espíritu sigue irradiando, transmitiéndose a sí mismo a través de nosotros. In-formándonos.

Con información de Quantum Tantra y de MIT Technology Review

Twitter del autor: @alepholo

Tomado de Pijamasurf

Read Full Post »

Si la conciencia es un fenómeno cuántico, como la evidencia sugiere, entonces es probable que la información (memoria) que comprende nuestra conciencia (o alma) persista más allá de la muerte, integrándose a la conciencia del universo

El canal estadounidense Science Channel tiene una interesante serie, Through the Wormhole, narrada por la sempiterna voz de Morgan Freeman, sobre los grandes misterios de la ciencia y de la mente humana. En un reciente capítulo se discute el fenómeno de la vida después de la muerte.

Uno de los científicos de frontera que más hondo a entrado en este “agujero de gusano”, es el físico y anestesiólogo Stuart Hameroff. El Dr Hameroff, junto con el eminente físico Roger Penrose, ha formulado una notable teoría que considera que la conciencia es un fenómeno cuántico y como tal es una propiedad fundamental de todo el universo.

“Nuestras almas están construidas de algo mucho más fundamental que las neuronas, están construidas por la misma tela del universo. Creo que la conciencia o su precursor, llamémosla protoconciencia, ha existido en el universo desde siempre, quizás desde el Big Bang.

Lo cual recuerda la creencia budista e hinduísta de que la conciencia está intrincada al universo como un hilo en una tela,  y tal vez es lo único que existe.

La ominosa voz de Morgan Freeman nos dice que “La la conciencia cuántica podría explicar las experiencias cercanas a la muerte”, a lo que Hameroff responde:

“Digamos que el corazón se detiene, la sangre deja de fluir, los microtúbulos pierden su estado cuántico, pero la información cuántica que existe en los mircotúbulos no es destruida, no puede ser destruida, sólo se distribuye  en el universo entero, si el paciente es resucitado, esta información cuántica puede regersar  a los microtúbulos y el paciente puede creer que vio una luz blanca, un tunel, o flotó fuera de su cuerpo. Ahora si no son revividos y el paciente muere, tal vez esta información cuántica pueda existir fuera del cuerpo, indefinidadmente, como su alma”.

En una entrevista anterior con el sitio Daily Grail, Hameroff dijo:

“Bajo condiciones normales la conciencia ocurre en el nivel fundamental de la geometría del tiempo espacio confinado al cerebro. Pero cuando el metabolismo que conduce la coherencia cuántica (en microtúbulos) se pierde, la información cuántica se filtra hacia la geometría del tiempo espacio en el universo como totalidad. Siendo holográfica y entrelazada no se disipa. De aquí que la conciencia (o la subconciencia, como la de un sueño) pueda persistir”.

Hameroff hace referencia a la propiedad de las partículas subatómicas de formar estados de entrelazamiento cuántico entre sí, estos estados son tales que un grupo de partículas forma sistemas holísticos de intercambio de información instantánea no obstante que las partículas estén a millones de kilómetros de distancia. El alma y nuestra memoria podrían ser sistema cuánticos. Holográficos en el sentido en el que en cada partícula de este sistema podría contener la totalidad de la información del mismo, como si en un fotón existiera toda la información de todas las estrellas. Quizás el alma o la conciencia cuántica que habita un cuerpo al morir regresa a este estado de entrelazamiento cuántico con todas las partículas del universo, en lo que Phillip K. Dick entiende por anamnesis: un aspecto de la gnosis en el que la información (o la memoria) de un individuo es recolectada por el sistema como un todo, alimentándose de esta memoria para construir un nuevo circuito en el funcionamiento del programa o universo. Literalmente el universo se alimenta de nuestra información, absorbe nuestra alma (pero más que perdernos ganamos ser todo el universo.)

Vivimos entonces en “piel holográfica” aquel inolvidable verso de Borges: “ser para siempre; y no haber sido”.

 

 

Fuente:  Pijamasurf

Read Full Post »

Guia de como funciona la energia cosmica

Muy buena manera de entender porque la meditacion es tan beneficiosa y porque todos los maestros la han practicado

Para ver el resto haz clic aquí en: (más…)

Read Full Post »

DEEPAK CHOPRA EXPLICA LA REALIDAD FÍSICA.

¿Es posible tener una experiencia directa de la divinidad, incluso si no creemos en ninguna religión? Según Deepak Chopra nuestro cerebro está equipado para ello porque asimilamos que existe un universo infinito y caótico, y es nuestro deseo averiguar su significado. Cuando lo hacemos, de una manera u otra, encontramos a Dios.

Fuente:todoesuno1

Read Full Post »

Bianca Atwell – Noosfera. Se intensifica la energía.

Hace algunos años, cuando empecé a investigar sobre la Noosfera (mente no local a la que todos estamos conectados), me dí cuenta de la importancia que tienen en este proceso los conocimientos que pueden aportar los ingenieros de sistemas.

Cuando Google me mostró una animación en la que aparecen en tiempo real los satélites en órbita que hay en la Tierra (unos 16.000 declarados por la NASA y otros tantos miles de satélites de vigilancia militar, de seguridad nacional y de proyectos secretos) quedé totalmente impactada.

Porque en las fotografías que nos ofrece la NASA, en la que nos muestran la Tierra desde el espacio exterior, simplemente todos esos satélites no aparecen. Tampoco aparecen los aviones que están permanentemente volando en nuestros cielos.

satélites en órbita Satélites en órbita terrestre (sólo los declarados)

Evidentemente la NASA esconde hasta los objetos voladores no identificados que salen en las fotografías, mostrándonos una realidad espacial totalmente manipulada con el photoshop.

Este maquillaje que le hacen a la Tierra, esconde en realidad la inmensa tarea que venimos realizando los humanos: la hipercomunicación.

¿Por qué?, o mejor dicho ¿Para qué? nos estamos hipercomunicando los humanos? ¿Cuál es el objetivo de supervivencia que obliga a la naturaleza a incluir entre nuestras actividades, la hipercomunicación?

Porque ya sabemos que el humano ES parte de la naturaleza, aunque quieran meternos en la mente que somos algo diferente.

Y la naturaleza no hace nada demás. Tiene un principio primordialmente económico.

Como mi mente está tan contaminada como la de todos por los patrones que nos programa la élite que nos esclaviza, en principio pensé que al tenernos hipercomunicados nos tendrían mejor controlados.

Sin embargo, si aplico una perspectiva desde la mente natural, desde la inteligencia cósmica (que es la que en definitiva sí nos gobierna pero para nuestro bienestar) la hipercomunicación está teniendo un sentido mucho más claro del que sospechamos.

Cuando un sistema se hipercomunica, llega un momento en que tantas conexiones producen un fenómeno llamado sincronicidad.

El Sol El Sol es la fuente de energía principal para nuestro ecosistema.

La sincronicidad no solo permite que la transmisión de información llegue a todos los componentes en tiempo real: también permite la distribución armónica de la energía.

Todo empieza a cuajar en mi mente.

El sistema solar se acerca al ecuador de la Vía Láctea, por lo que la Tierra está entrando en una zona de alta energía proveniente del centro galáctico, un agujero negro de grandes dimensiones que a su vez es una matriz de la vida.

Cada vez que lo hace, cumple un ciclo evolutivo, una trasnformación global que estamos por experimentar como ya otras tantas veces en los 4.500 millones de años que la Tierra está viva según nuestros limitados cálculos perceptuales.

Tú y yo, y todos los humanos vivos en este momento, estamos siendo testigos de un evento sincrónico que está por producirse.

Vernadsky Vladimir Ivanovich Verdnasky, teórico de la Noosfera.

No se puede ocultar, porque en la mente compartida a la que todos estamos conectados, la Noosfera, la información del cambio ya está allí y todos sabemos lo que está ocurriendo.

Algunos lo intuyen, otros realmente lo saben, pero todos lo estamos experimentando y de eso no cabe ninguna duda.

¿A dónde nos lleva este proceso? ¿Qué estamos haciendo?

Pues por lo que estoy observando, en nuestras vidas todos tenemos una especie de rol o misión. Pero en este evento en particular, de pronto todos asumimos el mismo rol: el de comunicar.

Estamos cada uno de nosotros extendiendo nuestras redes, limpiando canales preexistentes y creando lazos, nos estamos convirtiendo todos a un estado global en el que todos nos ponemos a trabajar (aunque no nos demos cuenta) como comunicadores.

Si miras tu vida en los últimos años, comprenderás que tus lazos se han extendido. Aunque seas el solitario más desértico de toda la humanidad, en estos últimos años te aseguro que tus contactos se han expandido de una forma u otra.

Muchos hablan de masa crítica: una decisión individual que al tomarla un gran número de individuos al mismo tiempo se contagia sincrónicamente a toda la humanidad.

Muchos están aprovechándose de estas redes que estamos tendiendo para infiltrar su información manipuladora, incluso aprovechando a la Noosfera para meter información política, venta de productos, etc.

Pero no saben que la naturaleza es el verdadero poder. El humano, aún con todas sus armas, tecnología e inteligencia, no puede superar al simbionte que nos contiene: el Planeta Tierra.

Este ser vivo, pensante y sintiente, tiene una misión muy clara en su vida de 4.500 millones de años: proteger la vida y seguir creando.

La Tierra es la verdadera MATRIX, es la verdadera inteligencia que está entre la nuestra y la del cosmos.

Pero…¿cuál será la decisión sincrónica?, ¿cuál es el objetivo de toda esta sincronicidad?

Una pregunta como ésta requiere que volvamos al origen, a lo primordial a la ley universal: la vibración.

Todo es energía en este universo, energía que vibra a distintas frecuencias. Y el cambio que se viene es justamente en las frecuencias vibratorias de nuestros átomos.

Vamos a cambiar de patrón vibratorio para poder seguir en este viaje evolutivo.

Y esto pasa todo el tiempo por ejemplo en nuestro cuerpo.

Bacteria E-Coli Bacteria E-Coli, habita en el intestino humano y es el “policía” que se encarga de “escuchar” la vibración de otras colonias de bacterias para asegurarse de que éstas están haciendo bien su trabajo.

Las colonias de bacterias y de células que lo componen, se comunican a través de señales vibratorias para sincronizarse. Así cuando una colonia está vibrando en frecuencias no armónicas, otras colonias se encargan de incentivar el suicidio para aquellas células o bacterias que no estén haciendo correctamente su trabajo.

Del mismo modo ahora la Tierra necesitará aumentar las frecuencias de la cavidad de resonancia del planeta (Resonancia Schumann), las partículas de la Ionosfera y la Magnetosfera, para poder protegerse del próximo máximo solar, que esperamos en el 2012/2013.

La Tierra nos está preparando para que sincronicemos con estas nuevas frecuencias algo mas elevadas. Y como ella quiere que lo hagamos todos, nos está empujando a ello.

Hace muchos años que nos viene preparando para este evento.

Por eso, la sincronicidad está aumentando considerablemente y se refleja en forma cotidiana en presultas “casualidades” que empiezan a ocurrirte cada vez con más asiduidad.

Encuentros “casuales” e incluso no es “casual” esto de que justamente en este momento aparezcan libros como “El Secreto” que nos muestran cómo podemos materializar los pensamientos y como “El Universo Conspira”.

Verás que en tu vida estos sucesos sincrónicos comenzarán a ocurrir con más asiduidad, incuso algunas personas ubicadas en nodos específicos, ya están viviendo unas vidas totalmente sincronizadas y para ellos estos eventos se han convertido en una forma de vivir.

Cuando nuestros cuerpos comienzan a aumentar las frecuencias en las que vibran los átomos que los componen, comienzan los fenómenos de sincronicidad. Todo se interconecta que (por falta de costumbre) la vida nos comienza a parecer “mágica”.

Pero recordemos una cosa: para poder “subirnos” en este nuevo flujo que bañará a la Tierra, debemos mantenernos conectados con ella.

HAY QUE SALIR DE LAS CIUDADES INMEDIATAMENTE.

ALEJANDRO CIRILO PEREZ OXLAJ El Abuelo Alejandro Cirilo Perez Oxlaj, nos insta a salir de las ciudades inmediatamente.

Los Abuelos y Abuelas Sabias del Planeta, que representan a los ancestros y las culturas aborígenes, nos están alertando que salgamos de las ciudades porque con la entrada de la nueva energía, colapsarán.

Por favor, si vives en una ciudad, empieza ya mismo a pensar en mudarte a un lugar donde puedas estar en contacto con la naturaleza.

No me digas que no te lo hemos avisado.

Por último (porque el tema da para varios artículos), empieza ya mismo a desconectarte de algunos medios de comunicación (Cadenas de TV, radios y periódicos monopólicos). Porque éstos estarán programados para que no sigas el evento sincrónico.

¿Por qué los medios no participarán de ésto, al mismo tiempo que son ellos los que nos conectan?

Porque el paso previo al evento sincrónico implica desbloquear las redes que ellos monopolizan ahora para mantenernos bajo su control.

En el momento de masa crítica, todo dispositivo de energía eléctrica y electromagnética, colapsará.

Será nuestra glándula pineal el órganos más importante para comunicarnos, ya lo es, hay que usarla y entrenarla.

No quiero aburrirles, sólo dos conceptros quiero que queden claros para terminar:

1) Salir de las ciudades

2) Poner la atención en nosotros mismos porque nuestro cerebro ya está recibiendo la información necesaria, debemos escucharla con todo nuestro cuerpo.

Seguiré con este tema, es el tema principal de toda nuestra historia, hemos estado preparándonos para este momento desde hace miles de años y el proceso ya ha comenzado.

Fuente:Bianca Atwell

Read Full Post »

MAYA; el HOLOGRAMA la Pineal y los Ojos, 2da parte

LA PINEAL Y LOS OJOS, EL UMBRAL A OTRAS DIMENSIONES 2da Parte, COMO CREAMOS NUESTRO HOLOGRAMA DE LA REALIDAD. La psico-fisiología de la conciencia, ¿como perdimos el paraíso? 2da Parte, COMO CREAMOS NUESTRO HOLOGRAMA DE LA REALIDAD. Restar la total percepcion de la vision nos mantuvo en la tercera dimension al enfocar en la materia y no usar el bizqueo para entrar en otras dimensiones del Tiempo-Espacio. Si podemos llegar desde dos dimensiones de un plano a ver y vivir 3 dimensiones, entonces desde las 3 dimensiones de la materia física de nuestra realidad podremos alcanzar la vision y vivencia de la quinta dimension. Y comprenderemos como genios como DaVinci y Tesla podían tener visiones y trasladarse a ver el futuro. Así como todas las perspectivas mágicas de artistas como Escher y otros que nos muestran que este mundo ilógico dimensional existe. Llegaremos a comprender que si podemos hacer milagros y llegar a caminar sobre el agua. Analizaremos las capacidades mágicas de Criss Angel a quien aun no han encontrado el truco de su magia. Para comprender mas ver la primera parte la 1ra parte, LOS OJOS SON EL ESPEJO DE LA CONCIENCIA Que dice el PopolVu de los Mayas, que veían en los bajo relieves de las Pirámides cuando hacían la mirada semi-bizca, porque los Mayas se deformaban el cráneo y eran bizcos, porque hacer la vision 3D, como ver el aura.

Ver mas videos en:  www.fundacion-soliris.eu/worldtv.html

Fuente: Fundacion Soliris

Read Full Post »

Conciencia cuántica: accediendo a toda la información del universo en una percepción

Entrelazado cuánticamente con los hologramas del tiempoespacio, nuestro cerebro puede acceder a toda la información del universo como sistema integral. El físico Ervin Lazlo nos introduce a su teoría de los campos Akashicos: la información como software cósmico.

El cerebro es nuestra interfaz con el mundo, la forma en la que el cuerpo humano conecta con los estímulos externos y los interpreta como la ‘realidad’. Quizás las dos analogías más usadas para describir al cerebro son una antena y una computadora; en el sentido de que la realidad que percibimos y los estados de conciencia a los que accedemos son un poco como transmisiones de radio o TV que recibimos en la interacción con el mundo exterior y nuestra propia computación de esta información: memoria e imaginación. Pero hay evidencia de que nuestro cerebro no sólo opera en un nivel de procesamiento de información bioquímio y bioeléctrico. Opera también a nivel cuántico, la naturaleza de nuestra conciencia está ligada al mundo a través de una resonancia de fase, como nos sugiere el reconocido físico Ervin Lazlo, nuestra conciencia es cuántica, y entendiendo la naturaleza cuántica de nuestra conciencia, entrelazada al mundo, podemos desarrollar una interrelación con todo lo que nos rodea, con los mismos procesos del universo, dando cabida a la posibilidad de que nuestra mente, en su red de relaciones, es el universo entero.

Lo que el cerebro hace es más complejo, veloz y sofisticado que el mero procesamiento bioquímico y bioeléctrico de la física macroscópica.  Miles de reacciones químicas suceden cada segundo en cada célula de tu cuerpo, y el cerebro y el sistema nervioso aseguran la suficiente coordinación y coherencia para que tu cuerpo pueda mantenerse en el improbable estado físico en el que vivimos. El cerebro es el centro de comando que dirige el flujo de la información altamente coordinada y crucial para los procesos genéticos, químicos y fisiológicos. Estos procesos están basados en la interacción de moléculas,  átomos y partículas subatómicas. Aunque en buena parte bioquímicos, estos procesos tienen también un significativo componente no-local. No-local se refiere al descubrimiento de la física de que la partículas una vez conectadas retienen su conexión e influencia entre sí incluso a la distancia –se dice que están entrelazadas (quantum entanglement, en inglés), y no importa la cantidad de distancia, su conexión es instantánea, por eso se dice no-local, porque no dependen de una ubicación en el espacio para transmitir una señal.

(más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: