Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘subconsciente colectivo’

Realidad Multidimensional y Consciencia

Introducción

Enormes confusiones son sustentadas en parte por el simple hecho de ignorar lo básico en lo que respecta a la ciencia de la Realidad Multidimensional. Esta ciencia debe ser abordada desde una síntesis vivencial de lo objetivo y de lo subjetivo. El arribo de los primeros seres humanos a la experimentación de una conciencia multidimensional es la gran puerta de entrada para el posterior desarrollo de esta ciencia y su difusión expansiva posterior, libre de obstáculos. A su vez esta nueva ciencia creará la posibilidad del descubrimiento científico del alma humana, referido en los textos como El Gran Portal.

El Gran Portal tiene su causa en el desarrollo de la Conciencia Multidimensional vivenciada por los nuevos científicos, artistas y místicos, y ciertamente no puede suceder antes en respeto de ciertas leyes y voluntades divinas. El énfasis desequilibrado en el desarrollo científico sin conciencia – desde una conciencia dualizada en extremo – se auto-neutraliza con el tiempo, y sólo es preservado lo que podría ayudar en el futuro, principalmente a través de su registro en la Red de Unidad y Registros Akáshicos.

Este texto no intenta ser una compilación detallada o exhaustiva en lo científico. Y a pesar de lo sintético y simple de las metáforas usadas para explicar este conocimiento, puede servirte de guía para comprender tus procesos internos de auto-transformación, y las diferentes transiciones que se experimentan al transitar el camino. Pero sobre todo para ayudarte a deshacer la imagen que has construido de ti mismo a lo largo de centurias y existencias. Son también un complemento de las informaciones brindadas de forma oral.

 

 

Dimensiones creadas por La Fuente – Amor y Conciencia

Descripción Vertical:

La Fuente ha creado todo lo que existe en 11 capas dimensionales. Estas dimensiones se distinguen claramente una de otra, y tienen zonas de transición que las separan.

Cada capa dimensional está compuesta además de Tonos Dimensionales o sub-capas, que normalmente pueden ser claramente distinguidas.

La contextura interna de todo lo que eres tiene exactamente las mismas características. Es decir que tu contextura como humano es la misma que la de la realidad en la que estás inmerso.

Desde el punto de vista del desarrollo humano actual existen 2 grandes cualidades o caminos de desarrollo: Amor y Conciencia

  • Desarrollo de las 6 dimensiones o fases del Corazón: donde la 6ta fase estará disponible recién luego del 2014, y donde más del 99% de la población se encuentra entre la fase 2 y 3. Estas se explicarán en detalle en otro texto. Este es el camino de la disolución del Yo a través de la Fusión o Devoción, llamado “Bhakti-Yoga” en el Yoga. El desarrollo de tu capacidad de entrega incondicional, de TOTAL Aceptación, de Amarse-Amar, de fundirse en amor con el Maestro, con un pariente, o con cualquier otro ser, sin los mecanismos automáticos de posesión y control del ego, en libertad, por amor a si mismo y la vida. Pasas del Ego, al Ser, y finalmente al No-Ser Infinito. No tiene nada que ver con la devoción entendida como “adoración”, “adulación”, u “obediencia” ciega, o con hacer culto a una deidad, o con la portación de objetos, amuletos, o imágenes de otra persona, por muy elevada que ésta sea o haya sido. El Servicio Incondicional es una forma de catalizador de los obstáculos para el Amor Incondicional.
  • Desarrollo de las 11 dimensiones de Conciencia: donde la 11va dimensión, estará disponible desde el 2014, y donde más del 99% de la población adulta se encuentra en una conciencia de 3ra y 4ta dimensión. En el Yoga se lo puede hallar en el Jñāna-Yoga y Raja-Yoga. Este desarrollo tiene que ver con hacer consciente lo inconsciente en ti. Estas 11 dimensiones se explicarán más abajo.

 
Ambos desarrollos son como dos lados de un triángulo. A medida que se asciende en un lado del triángulo, también se asciende en el otro, aunque no necesariamente de forma proporcional o armónica. Una persona capaz de amar incondicionalmente va ganando en conciencia, y viceversa: una persona que se vuelve más consciente, naturalmente se expresa desde el amor puro gradualmente.

En ambos casos las dualidades son disueltas de forma creciente y gradual hasta alcanzar la cima del triángulo, donde Conciencia y Amor son Uno en un estado al que aquí llamamos Conciencia Holográfica o Atención Holográfica. Un Samadhi más allá del Samadhi.

 

Descripción Horizontal:

Cada Tono Dimensional también es un portal a existencias paralelas del mismo Tono, en planos con diferentes tasas vibratorias. (más…)

Read Full Post »

Un acercamiento desde la física cuántica al espiritismo y a la transmisión de la energía psíquica: Vivimos en un mundo donde no siempre sabemos que está causando las cosas, influencias invisibles afectan nuestro destino, modifican nuestro pensamiento, como si fueramos parte de un cerebro del tamaño del universo

“Felix, qui potuit rerum cognoscere causas”, Virgilio (Feliz el que puede conocer las causas de las cosas).

“La bomba ha estallado…

-¿Qué bomba?- pregunté

-La bomba psíquica, la bomba maestra. Estalla y nadie se da cuenta. Destruye corazones, almas y mentes, y deja intactos los cuerpos y las neveras.” James Baldwin

En el mundo en el que vivimos la mayoría de las veces no sabemos qué es lo que causa las cosas. Aunque la física clásica sostiene que el universo es una especie de máquina concatenada en la cual las mismas causas tendrán siempre los mismos efectos y en el que si sabemos un estado inicial podemos predecir prácticamente todos los estados futuros dentro de un sistema, nuestra vida -nuestra vida psíquica y espiritual- y las cosas con las que nos encontramos no son tan fáciles de insertar dentro de este esquema.

En el poema “Alguien”, Jorge Luis Borges dice: “puede sentir de pronto, al cruzar la calle, una misteriosa felicidad que no viene del lado de la esperanza  sino de una antigua inocencia, de su propia raíz o de un dios disperso”.¿Alguna vez te has sentido alegre sin razón aparente, sin causa coherente, solamente porque las circunstancias se conjugaron de manera  inesperada, una mañana radiante, una felicidad que no parece provenir de un hecho concreto? ¿Alguna vez te has sentido miserable intempestivamente, cuando las cosas iban bien y de repente todo choca, te enfermas o  la realidad parece conspirar en tu contra, te mueves asincrónicamente pese a que has intentado cambiar, entrar en el ritmo cósmico  y has trabajado duro para manifestar tu intención?

Don Juan le decía a Carlos Castaneda (o Castaneda decía que Don Juan le decía) que la suerte es un tipo de poder, una especie de ley generalmente invisible. ¿Por qué algunas personas parecen tener más suerte? ¿Por qué algunas personas son naturalmente ligeras y otras cargan un peso encima, onerosamente inexplicable? Y no estamos hablando de genética y aunque algunos podrían pensar en la mera aleatoridad, en la combinación de factores entrópicos, la mayoría de las personas intuyen que existe una causa invisible, un orden secreto que los anima y determina lo que les sucede. Podemos pensar que la vida de los demás es azar, pero es muy raro que alguien, aunque ateo, aunque cientificista, en su propio caso, en su propia mente, no piense que hay fuerzas que intervienen en su destino, energías generalmente imperceptibles que afectan sus estados físicos y emocionales: es el sentimiento primordial de “por qué me sucede esto a mí” y lo que motiva pedir, orar, proyectar, en el lienzo de nuestra mente.

Parecería que estamos hablando del karma. Pero en realidad no sólo estamos hablando de esta ley de causa y efecto metafísica que trasciende una vida única, estamos hablando también del entrelazamiento cúantico, aquel principio que une a todos los átomos del universo en una conexión instántanea no obstante la distancia a la que se encuentren (algo que ha sido reitereadamente comprobado en experimentos)

El Teorema de Bell explica así el entrelazamiento cúantico:

“Dos partículas que han interactuado entre sí permanecen vinculadas de algún modo, y constituyen partes de un mismo sistema invisible… Podemos concebir el universo como una vasta red de partículas interactuantes, donde cada vinculación enlazaría las partículas participantes haciendo de ellas un solo sistema cuántico…”

Sir James Frazer describe la magia simpática en La Rama Dorada de forma similar a lo que la física moderna llama entrelazamiento cuántico:

“Las cosas que han estado una vez en contacto entre sí, siguen influyéndose mutuamente de lejos tras haberse cortado el contacto físico”.

Además del entrelazamiento cuántico tenemos en la resonancia mórfica del biólogo Ruper Sheldrake, otra teoría científica que plausiblemente explica cómo se transmiten estas causas que bajo nuestro paradigma gnoseológico son invisibles. Esta  teoría describe la transmisión de información en la naturaleza a través de campos morfogenéticos (la información es un campo como la gravedad), donde la cercanía de una especie y la frecuencia de un hábito (lo que ha pasado tiene más posibilidades de volver a pasar) determinan la intensidad con las que nos vemos afectados por esta dimensión de información. En este sentido lo que le sucede a un mono afecta menos a un hombre que lo que le sucede a otro hombre (pero todo lo que sucede en el campo informático del universo lo afecta). Y lo que les sucede a tu madre o a tu novia te afecta más, generalmente, de lo que le sucede a un hombre en Madagascar, acaso por el nivel de entrelazamiento cuántico que existe entre tus células y sus células. Estamos creando una estructura telepática de interconexión no local, a través de la cual la unidad se ensambla y se autoproyecta.

El mismo Don Juan en alguna ocasión le dice a Castaneda (el Casanova del New Age) que tiene que cortar los lazos que tiene con las mujeres con las que ha tenido sexo, ya que su cuerpo energético está horadado por filamentos que permanecen unidos y siguen intercambiando energía (en la mayoría de los casos drenándolo). Para hacer esto tiene que hacer lo que se llama recapitular, lo que de alguna forma desmadeja la red energética de su pasado.

Quien haya visto la película de Donnie Darko recordara que en la noche del fin del mundo, nuestro héroe duerme con la dulce Gretchen y en el éxtasis del amor se percibe una especie de filamento de plasma iridiscente que sale de su plexo solar y que lo conecta con las demás cosas materializando su intención: imagina estos filamentos exponencialmente conectándote con todo el mundo, especialmente con las personas con las que más cerca has estado o sobre las que más piensas (pero también con las que te piensan, las penas rodantes, las piedras espirituales). Y este filamento podría ser también una especie de conducto, o cordón umbilical de psiquismo (lo que en el budismo se llaman tulpas), como uno de esos adminículos con los que los doctores llenan de drogas los cuerpos de los convalecientes.

Ahora trata de calibrar lo que se está transmitiendo, lo que te está transmitiendo el mundo –las personas que amaste, las personas a las que heriste- y lo que tú le estás transmitiendo al mundo –en qué piensas todos los días, qué emanas al cosmos-. Tal vez esto podría ayudar a explicar por qué te sientes de tal forma, o por qué encuentras obstáculos invisibles, por qué el universo no conspira a tu favor (o por qué el universo sí conspira a tu favor).

Hace unos días me visitó un amigo y platicando viendo el  horizonte industrial de la Ciudad de México, la embajada de Israel con sus hexaedros de cristal en la cúpula y las jacarandas como una enredadera con la parte invisible del cielo, me contó una historia que ha motivado este artículo. Una señora en su edificio es golpeada por su esposo y obligada a quedarse en casa. El esposo trabaja en una corporación en un trabajo de poca monta pero intenta ascender. Por otra parte también mueve una serie de negocios. Pero pese a todo su empeño, en el trabajo es tratado como un esclavo y desdeñado; en su negocio todo fracasa, cualquier tentativa es malhadada. Mi amigo me confiere que él cree que esto sucede porque la mujer lo está saboteando energéticamente, su espíritu dispara una especie de arma a distancia que permanentemente lo mitiga, lo vampirea. Y ella no lo sabe, es un mecanismo de defensa inconsciente, quizás también un antiguo pleito de almas.

Me parece que esto es posible y en menor o mayor medida está sucediendo permanentemente. Somos fractales de la divinidad, y tenemos en el fondo, inconscientemente, los atributos de Dios. Como reza la frase popular “ten cuidado con lo que pienses porque…”. Quizás somos copias de dios, pero estamos fragmentados, enfermos, y por esto nuestros comandos no son realizados cristalinamente. No sabemos lo que queremos (porque no nos conocemos a nosotros mismos) ( en esta impotencia, Schopenhauer escribió “porque no puedo querer lo que quiero”) y no podemos articularlo con la elocuencia suficiente para que sea un acto contundente y creador de nuestro espíritu. Regresar a aquel instante del amanecer donde decir era hacer, Thor era un relámpago.

Este ejercicio es especialmente revelador en el plano emocional. Las relaciones afectivas que hemos tenido, quizás de alguna forma marcan la forma en la que el universo se relaciona con nosotros. Como si las personas fueran símbolos de la totalidad del cosmos, planetas danzantes en nuestra órbita estelar. Probablemente en la medida en la que hemos tratado a los demás, la matriz material que compone al universo nos recibe y trata a nosotros–esta es la ley de oro, el karma, pero también entendido desde la física cuántica-. Probablemente estemos cargando con numerosas relaciones inconclusas, canales de entrelazamiento cuántico transmitiendo información que no somos conscientes de que se están transmitiendo. (En el caso de las celebridades esto puede ser una fuente de poder o de decadencia ¿acaso el rostro y el cuerpo de Britney Spears no es el resultado de los pensamientos de sus fans, de la masturbación de sus idólatras, de la proyección de las huestes de adolescentes?).

“El aparato de biocontrol es prototípico del control telepático unidireccional. El sujeto podría hacerse susceptible al transmisor a través de drogas u otros procesamientos sin necesidad de instalar un aparato. Al final los Emisores utilizaran exclusivamente la transmisión telepática. ¿Alguna vez vieron lo códices mayas? Yo los veo así: los sacerdotes- como el uno por ciento de la población- hacían transmisiones telepáticas para instruir a los trabajadores qué sentir y cuándo”, William Burroughs.

En la moderna teoría de la conspiración se habla de una raza extraterrestre de seres que controlan a la humanidad y se alimentan del miedo y de las bajas vibraciones de las personas. Una especie de incubos que asedian nuestra mente. Versiones del vampirismo. Versiones del Diablo. La bestia que busca y fomenta nuestro pecado. En el gnosticismo se habla de los Arcones, controladores de este sistema planetario similares a los agentes de la película The Matrix. Tambien se habla de maestros ascendidos, o bodhisatvas y de extraterrestres luminosos que supuestamente emanan vibraciones que nos empujan a evolucionar. Estaríamos entonces no solo batallando y librando una guerra energética en esta realidad, sino en diferentes planos. Recibiendo del éter diferentes programas que afectan el instante de nuestra mente, nuestro aquí y ahora oscilando también en regiones invisibles de la geometría hiperdimensional del espacio-tiempo.

También es posible que nuestro propio espíritu, en su esencia ubicua, se esté intentando comunicar con nosotros y esté transmitiendo data psíquica vital. Quizás nuestra familia energética también esté transmitiendo data por el río secreto de Akasha. Ella cuyo rostro se olvidó al caer en un planeta y se recuerda en la faz de las estrellas.

El ruido de los pensamientos de los demás como una gran máquina debajo de las cosas. Y la música de las esferas más lejos, con su coro de ángeles. El sonido de las arpas de tus células sintonizando los movimientos de los astros, las espirales de ADN y la serpiente enrollándose en las ramas de zafiro del arbol de la vida que crece sobre el mar. La voz en el desierto. ¿Qué es lo que escucharías si pudieras silenciar tu mente, borrar tu pasado y limpiar tu código? ¿Con que te conectarías si pudieras flotar en el vacío?  ¿Qué causaría que fueras íntegramente tu espíritu?

Fuente:   Pijamasurf

Autor: Federico de Pourtales

Read Full Post »

¿Dónde está tu mente? ¿en tu cerebro? ¿en tu cuerpo? ¿en el mundo? ¿en la interacción de todos estos? La neurociencia y la filosofía se preguntan hasta que punto se extiende la mente.

Ubicar la mente solamente en el cerebro, aunque  común, en la actualidad parece ser una concepción limitada de nuestros procesos cognitivos.  Ya se lo preguntaban los Pixies en su canción de 1988 Where is my mind? (¿Dónde está mi mente?). Lo que implica una respuesta bastante más compleja que sólo tomar imágenes en resonancia magnética para ver que zonas del cerebro se encienden y decir que sólo ahí, en una masa gelatinosa y eléctrica de nervios que pesa 1.5 kilos, se se deposita toda nuestra capacidad de procesar el universo. Es decir, que la mente, concebida como la res cogitas de Descartes, es una cosa, restringida a una delimitación física dentro de la cabeza. Sin embargo, la respuesta a la extensión de la mente, sin ser definitiva, es mucho más fascinante.

El filósofo Andy Clark escribe un interesante artículo en el NY Times, en el que presenta sólidos argumentos para pensar que la mente se extiende más allá del cerebro, al cuerpo y al mundo. Clark menciona la famosa analogía del hombre borracho que busca sus llaves bajo el faro de la calle y que, cuando se le pregunta que por qué las busca sólo ahí, responde que porque ahí está la luz,  y la relaciona con el hecho de que la neurociencia hace un poco lo mismo al pensar que todos los pensamientos y la conciencia ocurren en el cerebro ya que ahí es donde se prenden las luces.

Un ejemplo de como la mente, la cognición, se ve afectada por procesos más allá del cerebro, es el trabajo de los investigadores Susan Goldin-Meadow y David McNeill, quienes han realizado exámenes de diferentes tareas mentales en los que se prohibe utilizar el cuerpo para gesticular o realizar algún otro tipo de movimiento conspicuo. En varios tipos de tareas mentales, los experimentos han mostrado que cuando se inhiben estos gestos la mente se desempeña con menor proficiencia, algo que sugiere, sin creer que tenemos neuronas en los brazos como los pulpos, que otras partes del cuerpo contribuyen al pensamiento y al razonamiento (y seguramente también a la intuición). A colación es interesante que Nietzche escribió: “Todos los pensamientos verdaderamente grandes fueron concebidos caminando”, alertando sobre esta interacción mente-cuerpo en la que no sólo el movimiento de las piernas y los brazos, sino el espacio que se atraviesa alteran el funcionamiento de nuestra mente. (más…)

Read Full Post »

Conciencia cuántica: accediendo a toda la información del universo en una percepción

Entrelazado cuánticamente con los hologramas del tiempoespacio, nuestro cerebro puede acceder a toda la información del universo como sistema integral. El físico Ervin Lazlo nos introduce a su teoría de los campos Akashicos: la información como software cósmico.

El cerebro es nuestra interfaz con el mundo, la forma en la que el cuerpo humano conecta con los estímulos externos y los interpreta como la ‘realidad’. Quizás las dos analogías más usadas para describir al cerebro son una antena y una computadora; en el sentido de que la realidad que percibimos y los estados de conciencia a los que accedemos son un poco como transmisiones de radio o TV que recibimos en la interacción con el mundo exterior y nuestra propia computación de esta información: memoria e imaginación. Pero hay evidencia de que nuestro cerebro no sólo opera en un nivel de procesamiento de información bioquímio y bioeléctrico. Opera también a nivel cuántico, la naturaleza de nuestra conciencia está ligada al mundo a través de una resonancia de fase, como nos sugiere el reconocido físico Ervin Lazlo, nuestra conciencia es cuántica, y entendiendo la naturaleza cuántica de nuestra conciencia, entrelazada al mundo, podemos desarrollar una interrelación con todo lo que nos rodea, con los mismos procesos del universo, dando cabida a la posibilidad de que nuestra mente, en su red de relaciones, es el universo entero.

Lo que el cerebro hace es más complejo, veloz y sofisticado que el mero procesamiento bioquímico y bioeléctrico de la física macroscópica.  Miles de reacciones químicas suceden cada segundo en cada célula de tu cuerpo, y el cerebro y el sistema nervioso aseguran la suficiente coordinación y coherencia para que tu cuerpo pueda mantenerse en el improbable estado físico en el que vivimos. El cerebro es el centro de comando que dirige el flujo de la información altamente coordinada y crucial para los procesos genéticos, químicos y fisiológicos. Estos procesos están basados en la interacción de moléculas,  átomos y partículas subatómicas. Aunque en buena parte bioquímicos, estos procesos tienen también un significativo componente no-local. No-local se refiere al descubrimiento de la física de que la partículas una vez conectadas retienen su conexión e influencia entre sí incluso a la distancia –se dice que están entrelazadas (quantum entanglement, en inglés), y no importa la cantidad de distancia, su conexión es instantánea, por eso se dice no-local, porque no dependen de una ubicación en el espacio para transmitir una señal.

(más…)

Read Full Post »

 

Para poder vivir con LA NUEVA CONCIENCIA que nos mostrará la Dimensión Única del Amor es necesario pasar de la Dualidad a la Unidad.

¿Como Trascender la Mente Dual?

El ser humano, en sus fases de desarrollo, se vincula profundamente a su mente. Él cree que es, lo que su mente es. Se relaciona y juzga la vida por lo que él cree o por lo que piensa; y en verdad, somos en esencia, muy diferentes a lo que pensamos.

Usted se ve y ve al mundo de acuerdo con lo que le han enseñado a pensar; todo lo relaciona a través del tiempo y la mente es atada al tiempo totalmente; por eso la mente se adhiere a las expresiones del pasado yteme al futuro.

No se puede decir que un hombre que se dedica a pensar y a producir pensamiento sea muy feliz; es más fácil producirlo, pero no produce plenitud. La plenitud está en dejar de producir tanto pensamiento, pues así podemos expresar nuestra verdadera naturaleza Divina.
Serán muy pocos los seres humanos que logren crear el espacio para desarrollar su propia Divinidad, hay que pasar a la unidad y dejar la dualidad.
Salir de la identificación con la mente, cuya labor fue crear un egoun Yo, para la relación con el otro ego, es el próximo paso en la escala de la evolución.
Ahora el hombre debe saber de qué está hecho, cuál es su verdadera esencia, de dónde viene y que hay dentro de él, en esa esencia invisible que todo lo abarca. Este saber está fuera de la mente, porque aunque el ser contenga la mentela mente no contiene al ser; así que, con la mente, no se podrá comprender, no se podrá atrapar, solo hay que dejarlo actuar.
¿Como se llega allí?
Cuando cambiamos de identidad, cuando dejamos de identificarnos conla mente o con el Yo creado por la mente; saber que el ego es creado por la mente y que, por lo tanto, no es real, éste es el primer encuentro con el ser.

Read Full Post »

 

 
 
El Cristal Puro de la Intuición 

El Ser es uno, el mundo es múltiple y entre ambos se encuentra la mente dividida, la mente dual. Es como un gran árbol, un viejo roble: el tronco es uno, después el árbol se divide en dos ramas principales, la bifurcación principal, de la que crecen mil y un bifurcaciones. El Ser es como el tronco de un árbol—uno, no dual. La mente es la primera bifurcación, donde el árbol se divide en dos, se hace dual, se vuelve dialéctico: tesis y antítesis, hombre y mujer, ying y yang, día y noche, Dios y demonio, yoga y Zen. Todas las dualidades del mundo están contenidas básicamente en la dualidad de la mente y por debajo de esta dualidad está la unidad del ser. Si te deslizas por debajo de la dualidad  encontrarás la unidad—llámalo Dios, llámalo nirvana o lo que más te guste. Si vas ascendiendo a través de la dualidad llegas a un mundo con millones de facetas. 

Esta es una de las ideas más básicas que hay que entender: la mente no es una. Por eso cualquier cosa que ves a través de la mente se convierte en dos. Es como un rayo blanco entrando en un prisma: inmediatamente se divide en siete colores y se crea el arco iris. Antes de entrar en el prisma era uno, a través del prisma se divide y el color blanco desaparece convirtiéndose en los siete colores del arco iris.
El mundo es el arcoiris, la mente es el prisma y el ser es el rayo blanco.
La investigación moderna ha llegado a una conclusión muy significativa, uno de los logros más importantes de este siglo:

No tenemos una mente, tenemos dos mentes. Tu cerebro está dividido en dos hemisferios, el hemisferio derecho y el hemisferio izquierdo. El hemisferio derecho está conectado a la mano izquierda y el hemisferio izquierdo está conectado a la mano derecha; se cruzan. El hemisferio derecho es intuitivo, ilógico, irracional, poético, platónico, imaginativo, romántico, mítico, religioso; el hemisferio izquierdo es lógico, racional, matemático, aristotélico, científico y calculador. Estos dos hemisferios están constantemente en conflicto. La política básica del mundo, la política más importante del mundo la llevas dentro. Puede que no seas consciente de esto, pero una vez que te has dado cuenta, lo único legítimo que puedes hacer, se ha de hacer en algún lugar entre estas dos mentes.
La mano izquierda tiene que ver con el hemisferio derecho: con la intuición, la imaginación, el mito, la poesía, la religión. La mano izquierda ha sido muy censurada. La sociedad es de los diestros; diestros quiere decir hemisferio izquierdo. Un diez por ciento de los niños nacen zurdos pero se les obliga a hacerse diestros. Los niños que nacen zurdos son básicamente irracionales, intuitivos, no matemáticos, no euclidianos. Son peligrosos para la sociedad;
la sociedad les obliga a convertirse en diestros. No es sólo una cuestión de manos, se trata de un asunto de política interior: el niño zurdo funciona a través del hemisferio derecho. Esto, la sociedad no puede permitirlo, es peligroso;  hay que detenerlo antes de que las cosas lleguen demasiado lejos.
Se sospecha que en un principio la proporción debía ser del cincuenta por ciento: niños zurdos cincuenta por ciento y niños diestros cincuenta por ciento. Pero el grupo de los diestros ha regido durante tanto tiempo que, poco a poco, la proporción ha caído hasta el diez y el noventa por ciento. Incluso entre vosotros aquí, muchos seríais zurdos, aunque puede que no seáis conscientes de ello. Tal vez escribáis y hagáis vuestro trabajo con la mano derecha pero puede que en vuestra infancia os hayan obligado a ser diestros. Esto es un trampa, porque una vez que te haces diestro comienza a funcionar tu hemisferio izquierdo. El hemisferio izquierdo es la razón, el hemisferio derecho está más allá de la razón. Su funcionamiento no es matemático—funciona a destellos, es intuitivo, lleno de gracia, pero irracional.
La minoría compuesta por los zurdos es la minoría más oprimida del mundo, más que los negros, incluso más que la gente pobre. Si entiendes esta división entenderás muchas cosas. La burguesía y el proletariado: el proletariado está siempre funcionando a través del hemisferio derecho del cerebro, la gente pobre es más intuitiva. Fíjate en la gente primitiva, son más intuitivos. Cuanto más pobre es la persona, menos intelectual es—y ésta podría ser la causa de su pobreza. Al ser menos intelectual no puede competir en el mundo de la razón. Es menos articulado en lo que se refiere al lenguaje, a la razón, al cálculo. Es casi tonto—esta podría ser la causa de su pobreza.
La persona rica funciona a través del hemisferio izquierdo; es más calculadora, aritmética en todos los aspectos, astuta, lista, lógica y planificadora. Esa podría ser la razón de su riqueza.
La burguesía y el proletariado no pueden desaparecer con las revoluciones comunistas, no, porque la revolución comunista fue hecha por el mismo tipo de gente. El zar gobernaba en Rusia; gobernó a través del hemisferio izquierdo de la mente. Después fue reemplazado por Lenin que era del mismo tipo. Más tarde Lenin fue reemplazado por Stalin que era aún más del mismo tipo.
La revolución es falsa porque en definitiva está gobernando el mismo tipo de gente—el gobernador y el gobernado siguen siendo los mismos; los gobernados son los que se rigen por el hemisferio derecho. Así que todo lo que hagas en el mundo exterior, en realidad no cambia nada, es superficial.
Lo mismo es aplicable al hombre y a la mujer. Las mujeres son del hemisferio derecho, los hombres son del hemisferio izquierdo. El hombre ha gobernado a la mujer durante siglos.
Ahora unas pocas mujeres se están rebelando, pero lo más asombroso es que todas son del mismo tipo. De hecho son exactamente iguales que el hombre: racionales, dialécticas, aristotélicas.
Es posible que un día, al igual que la revolución comunista triunfó en Rusia y China, en algún lugar, quizás en América, la mujer tenga éxito y pueda destronar al hombre. Cuando las mujeres triunfen ya no seguirán siendo mujeres;  se habrán convertido en hemisferios izquierdos. Porque para luchar tienes que ser calculador y para luchar con hombres tienes que ser como ellos: agresivo.
Esta agresividad está patente en el movimiento de liberación de la mujer en todo el  mundo. Las mujeres que se han unido al movimiento de liberación de la mujer son muy agresivas;
están perdiendo toda su elegancia y todo aquello que viene de la intuición. Porque si tienes que luchar con el hombre tienes que aprender el mismo truco, si tienes que luchar con el hombre, tienes que luchar con las mismas técnicas. Luchar con cualquiera es muy peligroso porque te vuelves igual que tu enemigo.
Ese es uno de los grandes problemas de la humanidad. Una vez que luchas con alguien, acabas teniendo que usar la misma técnica y  teniendo que luchar de la misma manera. El enemigo podría ser derrotado, pero para entonces, te habrás vuelto tu propio enemigo. Stalin se parece más al zar que ningún otro zar,  es más violento que ningún otro zar. Por supuesto tiene que ser así: para derrocar a los zares, se necesita gente muy violenta, más violenta que el mismo zar. Sólo entonces se convertirán en revolucionarios, subirán a la cúspide. En ese momento, ellos mismos se habrán convertido en zares—y la sociedad sigue  igual. Sólo cambian las cosas superficiales, en el fondo subyace el mismo conflicto.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: