Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘sinestesia’

Este artículo de la serie “Artículos a la Carta” está dedicado a Alicia Wechsler, que sentía curiosidad por conocer el motivo por el cual algunas personas cuando escuchan música pueden ver colores y otras no.

Espectro de frecuencias electromagnéticas Espectro de frecuencias electromagnéticas

Alicia, nuestro aparato perceptual, formado por los órganos de la vista, oído, olfato, gusto, por la piel, etc. está diseñado para percibir frecuencias electromagnéticas, es decir, ondas vibratorias y oscilantes.

Ya que en el Universo no existen los colores, ni los olores, ni las formas o texturas, sino sólo energía vibrando a distintas frecuencias.

Esto es un poco difícil de entender ¿verdad?. ¿Cómo que yo veo un árbol color verde, con un tronco rugoso color marrón delante mío, y tú me dices que no hay nada en el Universo que tenga color, forma o textura?

Pues, lo que ves delante tuyo es sólo una representación virtual quye hace tu cerebro. Allá afuera, el árbol sólo es energía vibrando a distintas frecuencias: las hojas están formadas por átomos que vibran a determinada frecuencia, y esa velocidad de vibración el ojo la interpreta como color verde. El tronco es la misma energía vibrando a otra frecuencia, por lo que lo ves marrón, y lo ves rugoso, también por la velocidad a la que vibran los átomos que lo componen.

Nada tiene color en el Universo, el color lo imprimen los bastoncillos que tenemos en el ojo. Los perros por ejemplo carecen de bastoncillos, por l oque ven el mundo en blanco y negro.

Altas y bajas frecuencias Altas y bajas frecuencias

Lo único que percibimos son ondas vibratorias de la energía. Esos estímulos entran a través de nuestros órganos sensoriales y éstos codifican esa vibración en diferentes señales químicas y eléctricas las cuales inmediatamente decodifica el cerebro y así proyecta una película interna, que es la que vemos como “realidad”.

Si la energía que forma el tronco del árbol en vez de vibrar a la frecuencia que lo hace, vibrara a una mayor, en vez de verlo marrón lo veríamos de otro color.

Cada órgano está preparado para discriminar un determinado rango de frecuencias. Es decir, todo lo que vibre entre 20 y 20.000 hertzios (ciclos por segundo), podremos percibirlo como sonidos.  Sin embargo si la energía vibra a frecuencias altísimas, ya la interpretamos como luz. Si la vibración es lo bastante baja, esa energía será decodificada como textura o forma.

Es decir Alicia, que el mundo que ves a tu alrededor sólo es energía vibrando a distintas frecuencias, y es tu cerebro el que las interpreta como imágenes, colores, sabores, sonidos o texturas, según el rango de frecuencias en las que vibre.

Ahora que entendemos que nuestra realidad siempre es una película virtual y acotada a nuestro limitado aparato perceptual, vamos a tu pregunta específica Alicia: ¿por qué algunas personas cuando escuchan música pueden ver colores?

Pues porque son sinéstetas.

Cuando nacemos, nuestro aparato perceptual aún no está especializado en los distintos rangos de frecuencia. Cuando somos bebés, todos tenemos la capacidad de interpretar colores como sonidos, sabores como texturas o incluso olores como sonidos.

Tono agudo o grave de un sonido Tono agudo o grave de un sonido

Cuando tú le cantas a tu bebé una nana, éste puede estar viendo hermosos colores saliendo de tu boca, porque aún sus órganos no discriminan entre un rango de frecuencias y otro de la energía.

Pero con los años, nuestros órganos se van especializando en distintos rangos. El oído, empieza a “tomar para sí” la energía que vibra entre 20 y 20.000 ciclos por segundo. La vista, comienza a asimilar todo lo que vibre entre 380 nm, aproximadamente, hasta los 780 nm. Por encima de los 780 nm tenemos las radiaciones infrarrojas y por debajo de los 380 nm tenemos las ultravioletas que son invisibles al ojo humano.

Algunas personas, el 1% de la población mundial aproximadamente, mantienen durante toda su vida la capacidad de no dsicriminar por órganos la percepción de la vibración de la energía, por lo que pueden percibirla con un órgano u otro. Este fenómeno se llama Sinestesia.

Además, la forma en la que percibimos la energía que nos rodea, está limitada por un componente cultural y educativo. Por ejemplo, si nosotros vamos al polo norte, veremos que el hielo en todos lados es blanco.

Sin embargo los habitantes del polo, los esquimales, ven 64 tipos diferentes de color blanco y para cada uno de ellos tienen un nombre.

En la China antigua, no se diferenciaba el azul del verde por ejemplo. La diferenciación se hizo culturalmente mucho más tarde.

Esto Alicia te puede dar una idea de la suerte que tienen los sinéstetas, de n oestar condicionados para ver la realidad. Aunque a todos como especie nos condiciona la economía de la naturaleza: nuestro aparato perceptual está diseñado sólo para percibir las frecuencias que nos son útiles para nuestra supervivencia.

En nuestro mundo existen infinitos colores, sonidos, olores, texturas o sabores. Pero no podemos percibir estas vibraciones electromagnéticas de las partículas que nos rodean en su titalidad, porque sólo podemos captar todo aquello que se relacione con nuestra vida humana.

¿Por qué  el humano no puede escuchar todo aquello que vibre más allá de los 20.000 ciclos por segundo? Bueno pues porque los animales que nos sirven de presa o los que podrían “comernos o atacarnos”, vocalizan dentro del rango de frecuencias de 20 a 20.000 ciclos por segundo.

Los elefantes por ejemplo, no solemos comerlos y es muy difícil que vayan a atacarnos, por ello, no podemos escuchar los sonidos que ellos emiten (que llegan a kilómetros de distancia) porque lo hacen en un rango de frecuencias por debajo de los 20 hertzios (infrasonidos). Sin embargo sí escuchamos de los elefantes aquellos sonidos que emiten cuando están cabreados, porque podrían alertarnos del peligro que representa su cabreo para nosotros.

Alicia, sé que este post te sorprenderá, como a muchos lectores, sobre todo porque parece imposible entender que el mundo que nos rodea NO ES como lo vemos, como lo percibimos.

Pero la ciencia ya sabe hace tiempo que la ciencia sabe que en el Universo sólo hay energía y que todo l oque percibimos es una representación virtual que hace nuestro cerebro.

Para entenderlo mejor, nuestros cerebro actúa como un aparato de televisión. Lo que recibe la antena son sólo vibraciones de ondas electromagnéticas que viajan en el aire…sin embargo el aparato de TV tranforma esas ondas en las imágenes y colores que vemos en la pantalla.

Así hacen nuestros sentidos con la realidad. Reciben sólo ondas electromagnéticas  y las codifica y decodifica tranformándolas en imágenes, sonidos, colores, sabores, texturas…etc.

Y a eso debes agregarle que cada persona tiene un aparato perceptual único, y programado según su educación y genética, por lo que algunas personas verán el vaso medio lleno y otras el vaso medio vacío.

La percepción humana es la capacidad más deseada por los poderosos para poder manipularnos. Por ello, es importante conocer cómo funciona para tomar conciencia de que el aparato perceptual es condicionado desde nuestro nacimiento a través de la educación. Si nos educan en el polo norte con los esquimales, podríamos ver 64 colores más, dentro del espectro del blanco. Del mismo modo, muchas personas son capaces de captar rangos de frecuencias que van más allá del espectro de convención humana, y generalmente son tratados como locos que ven fantasmas…o locos que escuchan psicofonías…

Alla afuera, Alicia,  no hay nada de lo que ves, hay sólo energía. Es tu modo único y particular de ver la realidad el que la hace ser como tú la ves.

Enlaces de interés:

Sinestesia

Espectro de Frecuencias

Fuente:   Bianca Atwell

Read Full Post »

Al menos la sinestesia emocional que percibe auras de colores en las demás personas es algo real, según revela un estudio científico.

Aunque a algunas personas les podría parecer rídiculo que la ciencia aún cuestione la existencia de las auras, o campos biomagnéticos, generalmente expresados en colores, lo cierto es que el mainstream científico generalmente considera que la visión áurica, al igual que la telepatía (ver pruebas científicas de la telepatía), son alucinaciones propias de las enfermedades mentales o de los fakires. Pero para las personas que experimentan estos fenómenos psi, que seguramente son accesibles a cualquier ser humano, es incontrovertible que lo que perciben es real.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de San Diego ha demostrado, con el rigor de las batas blancas y las revisiones académicas, que las auras son reales, al menos un tipo de auras. Los investigadores han identificado una nueva forma de sinestesia, en la que un hombre percibe emociones en colores que rodean a las demás personas.

El sujeto en cuestión, llamado RF, tiene 23 años y ha sido diagnósticado con una forma de autismo concocida como síndrome de Asperger (al igual que Gary McKinonn, el UFO hacker). A los 10 años, la mamá de RF le dijo que pusiera un color a cada una de sus emociones, en un esfuerzo para que lograra comunicarse.

Esto llevó a que RF, años después, experminentara las auras de colores alrededor de otras personas dependiendo de las emociones que les relacionaba. Según RF, el aura de las personas tiende a ser azul, pero luego cambia según el contenido emocional.

Para probar lo que decía RF, los investigadores colocaron a una voluntaria contra una pared blanca y dibujaron su silueta por sobre ella con una pluma negra. RF reportó ver el aura de la voluntaria llenando su cuerpo hasta la línea negra no obstante cuan lejos se dibujó la línea. El equipo escribió letras de colores contra el fondo blanco en varios puntos alrededor de la voluntaria. Le preguntaron a RF que letra era. Cuando la letra era azul y dentro de la línea negra, RF tuvo problamas en responder el nombre de la letra. Los investigadores creen que las letras azules dentro de la línea negra probablemente se fusionaron con el aura azul percibida. 

“Algunas personas que dicen ser psíquicas podrían estar diciendo la verdad cuando dicen que ven auras, tal vez están dentro de este espectro de sinestesia”, dijo la investigadora Elizabeth Seckel. “Podrían estar sintonizando las emociones de las demás personas y proyectándolas como un aura de color”. Curiosamente otro estudio científico muestra que la sinestesia, la capacidad de multipercepción sensorial, se puede aprender, así que esto signfica que podemos aprender la sinestesia que ve emociones como colores.

El caso de RF, plantea varias preguntas ¿está este joven autista proyectando solamente sus emociones, en un solipsisimo animista, o está percibiendo las emociones de los demás de forma clarividente? Siendo autista, volcado sobre sí mismo, se podría pensar que difícilmente accede a las emociones de los demás (aunque sin embargo esto podría ser que sólo tiene dificultades de comunicar las emociones y no de percibirlas).

¿Las personas que ven el aura, están viendo su propio arco iris emocional reflejado en los demás?

 O ¿acaso ocurre una fusión de campos magnéticos y mis colores colorean a los tuyos que colorean a los míos en la luz que sobrenada nuestros cuerpos?

Las personas que dicen percibir el aura, revelan que el aura es una fuente de información infalible, ya que la energía no miente. Los colores se revelan como códigos emotivos -una comunicación similar a la de los cefalópodos- que reflejan la firma psíquica de una persona, su momentum y su historia emocional.

Otra cuestión en este caso tiene que ver con la definción de “real”, hasta que punto una persona puede suponer que su realidad es la realidad de todas las personas, básandose en una utópica objetividad. El instrumento que usamos para definir la realidad determina la realidad que obtenemos. Y nadie puede dejar de usar su propio cuerpo y cerebro como instrumento para percibir y discutir esa realidad, por lo cual la realidad es siempre una cuestión mental y subjetiva.

Aunque la ciencia establecida desestima la famosa cámara de Killian, que supuestamente fotografía el aura, un estudio científico japonés muestra que los seres humanos emite biofotones de forma rítimica y con diferencias según la parte del cuerpo.

El científico ruso Konstantin Korotkov tomó estas fotografías que dice revelan el alma dejando el cuerpo como una luminosidad.

Vía New Scientist

Visto en: pijamasurf

Read Full Post »

Traduccion:EmpoweredByKnowledge
Buenas preguntas para buenas respuestas que a muchos daran que pensar

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: