Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘patrones fractales’

Nassim Haramein 1.0/2.0/3.0/4.0 Cruzando el horizonte de sucesos (COMPLETO)

Nassim Haramein 3.0 – Crossing The Event Horizon (conferencia de abril de 2005)
Todo Es Un Agujero Negro
La siguiente presentación fue filmada en abril de 2005. Nos honra poder traerles el trabajo de un pionero de la investigación científica. Esto es el resultado de 20 años de investigación en varios campos tales como: física avanzada, cosmología, biología, civilizaciones antiguas, filosofía y estudios de conciencia.
Recomendamos ver estos capítulos en secuencia, sin dejar largos lapsos de tiempo de espera entre cada capítulo, en orden de asegurar la comprensión del material para un mayor beneficio.El material que se expone es muy revelador. Comparta esta información con familiares y amigos. Recuéstese, disfrute y prepárese para una aventura emocionante.

Fuente:  Hipatia

Read Full Post »

Excelente disertacion de Nassim, explicando con mas detalles su controversial postulado del “Proton de Swartzchild” junto a otros datos super intersantes sobre fisica subatomica que tienen mucho en comun con postulados filosoficos y espirituales de todos los tiempos.

Esta disertacion era un poco mas larga pero me tome el atrevimiento de sacar la introduccion sobre las dimensiones que ya se encuentra en otros videos de Nassim.

Fuente: ezenagual

Read Full Post »

Siguiendo con la explicación de la teoría de Valdeandemagico de que el complejo de pirámides de Giza, era un centro de monitorización de datos físicos de la tierra, hoy toca hablar del porqué con una sola cámara subterranea en la pirámide de Keops, se podían obtener datos de la totalidad de la tierra, y la respuesta es muy sencilla, porque todo es fractal.

La importancia de los fractales, relacionados con la teoría de Valdeandemagico, radica en que partiendo de que la tierra es un agujero negro, y que según el modelo fractal cada porción del objeto posee las mismas características que el objeto completo. Esto significa que simplemente monitorizando los campos magnéticos de la cámara subterranea de la pirámide de Keops, podemos obtener información de todo el planeta tierra.

Lógicamente esto no debe extrañarnos, pues ya sabemos que, por ejemplo, en una célula de nuestro cabello, está la información completa nosotros. Pues lo mismo de la tierra.

Según Valdeandemagico la teoría unificada estaría basada en agujeros negros, y el como éstos interactúan entre si, cuyas resonancias siguiendo modelos fractales pueden producir todo lo que hay a nuestro alrededor.

La estructura del universo (o del espacio-tiempo) es fractal y, por tanto, allí donde se encuentra, repite hasta el infinito, y con tamaños distintos, los mismos motivos o patrones.

Las leyes de la naturaleza deben ser validas en todo sistema de coordenadas, cualquiera que sea su estado de movimiento y escala.

Pues bien, parece que en matemáticas es igual, y que en el modelo matemático de fractales, se van dando pasos, hablamos de que no solo la matería que vemos es producto fractal, sino que también lo son los números.

REMARK ON A THEOREM OF FOLSOM, KENT, AND ONO

Nueva teoría matemática revela la naturaleza de los números

Ken Ono y su equipo de investigación han descubierto que las particiones se comportan como fractales. Han desarrollado una teoría para “ver” su súper estructura infinitamente repetida.

Durante siglos, algunos de los matemáticos más importantes han tratado de dar sentido a las particiones de los números, la base para sumar y contar.

Muchos matemáticos han añadido piezas importantes al puzle (juego numérico), pero todos se quedaron cortos al tratar de ofrecer una teoría completa que explicase las particiones.

Por el contrario, el trabajo de Ken Ono ha generado más preguntas sobre esta área fundamental de las matemáticas. Ahora, el especialista de la Universidad de Emory, ha desvelado nuevas teorías que responden a las interrogantes, difunden medios internacionales.

Ono y su equipo de investigación han descubierto que las particiones de un número se comportan como fractales. De esta forma, han desarrollado una teoría matemática para “ver” su súper estructura infinitamente repetida.

Así, han ideado la primera fórmula finita para calcular las particiones de cualquier número. El trabajo ha sido patrocinado por el Instituto Americano de Matemáticas (AIM, por sus siglas en inglés) y la Fundación Nacional de Ciencia.

“Nuestro trabajo trae ideas completamente nuevas a estos problemas. Hemos demostrado que las particiones de números son ‘fractales’ para cada primo. Nuestro procedimiento de ‘aumento’ resuelve varias conjeturas abiertas, y cambiará la forma en que los matemáticos estudian las particiones”, señaló Ono.

“Ken Ono ha logrado unos avances absolutamente sobrecogedores en la teoría de particiones, ha demostrado propiedades asombrosas. Es un fenómeno, asegura George Andrews, profesor de la Universidad Estatal de Pennsylvania y presidente de la Sociedad Matemática Americana.

A primera vista, las particiones de números parecen un juego de niños. La partición de un número es una secuencia de enteros positivos que se suman para formar ese número. Por ejemplo, 4 = 3+1 = 2+2 = 2+1+1 = 1+1+1+1. Por lo que decimos que hay cinco particiones para el número 4. Suena simple, y aún así la partición de números crece a un ritmo increíble. La cantidad de particiones de 10 es 42. Para el número 100, la partición explota a más de 190 millones.

“La partición de números es una loca secuencia de enteros que rápidamente se va a infinito”, esta provocadora secuencia genera asombro, y ha fascinado desde hace mucho a los matemáticos”, señala Ono.

Hasta el avance del equipo de Ono, nadie había sido capaz de desvelar el secreto del patrón complejo subyacente a este rápido crecimiento.

A principios del siglo XX, Srinivasa Ramanujan y G. H. Hardy inventaron el método del círculo, el cual arrojaba la primera buena aproximación a las particiones de números por encima de 200.

“Es como Galileo inventando el telescopio, permitiéndote ver más allá de lo que se ve a simple vista, aunque la visión es tenue”, apunta Ono.

En 1937, Hans Rademacher encontró una fórmula exacta para el cálculo de valores de particiones, aunque el método era una gran mejora respecto a la fórmula exacta de Euler, requería sumar infinitamente muchos números que tienen infinitas cifras decimales. En las siguientes décadas, los matemáticos han seguido trabajando sobre estos avances, añadiendo más piezas al puzle. Ono batalló con los problemas durante meses y su eureka llegó en septiembre, cuando estaba de excursión con sus colegas en las Cataratas Tallulah, en el norte de Georgia. Cuando andaban entre los bosques, notando los patrones en los cúmulos de árboles, pensaron que podría ser similar a “andar” entre las particiones de números. Se echaron a reír. Ya casi lo tenían.

Fractales

Dimensión oculta
Descubre el origen del desconocido mundo de la matemática fractal, la importancia de su descubrimiento, así como su aplicación en la actualidad en ámbitos muy diversos.

Para ver el resto haz clic aquí en: (más…)

Read Full Post »

Top 11: patrones fractales en la naturaleza

Desde el epícentro natural de la geometría sagrada, patrones fractales se desdoblan como parte de un discurso que evoca la omnipresencia de un dios estético

A lo largo de la historia humana, dentro de diversas culturas alrededor del mundo, una de las principales características atribuidas a la divinidad es la estética. Con la geometría, el ritmo, y la cromática como tres de los recursos predilectos de este discurso divino, la naturaleza alcanza la más espectacular, y a la vez discreta, manifestación de dios como una híper estética paradoja.

Un fractal es un patrón geométrico que se autorreplica, infinitamente, a escalas menores, para producir formas y superficies irregulares que escapan de los dominios de la geometría clásica. Al igual que en la naturaleza holográmica, cada porción de un fractal, por más pequeña que esta sea, proyecta la figura completa a una escala más pequeña.

El brillante matemático francés Benoit Mandelbroth, que descubrió la matemática fractal en la década de los setentas, afirma que un fractal no puede ser tratado, desde un punto de vista matemático, como un objeto que se manifiesta dentro de un número especifico de dimensiones. La naturaleza de estas “entidades” radica principalmente en dos variables: la irregularidad al nivel de la forma, y el patrón a nivel del ritmo. Mientras que su característica intrínseca es el desdoblamiento autosemejante.

Desde un punto de vista un tanto más poético, el fractal podría representarse imaginando un escenario en el que el alma de la geometría se contempla así misma frente a un espejo y tras percibirse como un dios creador consuma su conciencia frente a una algorítmica y omnipresente vacuidad.

Y a pesar de que los fractales se han convertido en uno de los recursos más populares en la generación de gráficos por computadora (CGI), como suele suceder en muchos otros rubros cuando se trata de estética, la versión más pura y refinada de estas figuras habita en la siempre perfecta naturaleza (dios tiene buen gusto):

En las cataratas ocurre un fenómeno en el que la iregularidad producida por la piedras, en combinación con la gravedad, generan patrones fractales durante la caída del agua.

El Río Yukon, en Alaska, se fragmenta en miles de canales de distribución en su trayecto hacia el Mar de Bering, formando una arteria fractal que puede apreciarse desde las alturas cenitales.

Muchas plantas siguen simples fórmulas recursivas en los patrones dibujados por las venas de sus hojas y en la generación de sus ramas.

Los trazos generados por el paso del Río Colorado a lo largo de millones de años ha dotado al Gran Cañón con un sublime diseño fractal.
Uno de los íconos de la cultura pop fractal, el brocolí Romanesco manifiesta un exquisito diseño fractal representando el espiral dorado o Fibonacci, una estructura fractalizada en el que cada porción nace de la anterior y gesta la siguiente, originado por el factor de Phi, la proporción de oro.
Esta imagen satelital nos muestra un grupo de los llamados “vortex de nubes” que denotan patrones sublimes formados por la perfección de un azar caprichoso: presión atmosférica, viento, densidad, y humedad.
Los helechos son uno de los ejemplos más comunes de secuencias autoreplicantes, lo que quiere decir que el patrón que develan puede ser matemáticamente generado y reproducido en cualquier magnificación o reducción de su escala.
Como si se trataran de las arterias de un violento pero lumínico dios, los relampagos acceden espontaneamente a un algorítmico fractal en cuestión de instantes para luego disolverse.

El agua cristalizada forma patrones repetitivos que han dado vida al las primeras curvas fractalizadas que se detectaron, Estos patrones han inspirado la afirmación de como el poder de nuestra conciencia influye en la materia con experimentos como el del Dr Emoto.

La hipnótica hermosura de envuelve el pavorreal en su plumaje también manifiesta una naturaleza fractal que le ayuda a los machos de esta especie a seducir a las hembras a través de la perfección estética de un discurso que raya entre lo onírico y lo algorítmico.

via Wired

Visto en: pijamasurf

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: