Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Mente de Dios’

La evolución del salto cuántico que estamos dando. El siguiente eslabon evolutivo.

Esta Película Es El Resultado De Un Proyecto de Dos Años de investigación científica sobre nuestras capacidades, nuestro verdadero pontencial, de como todos estamos interconectados y como afectamos a la materia en la creación diaria de nuestra realidad.

Aunque la expresión «salto cuántico» se ha extendido al lenguaje cotidiano, en realidad tiene un significado específico.

Cuando hablamos de los átomos, sabemos que tienen un núcleo con protones y neutrones, y que los electrones giran alrededor de aquél en órbitas fijas ubicadas a distancias distintas.

Los electrones permanecen en una órbita, pero a veces cambian a otra. Si absorbe energía, un electrón puede saltar a una órbita superior; si libera energía, puede caer a una órbita inferior. Y esto es lo importante: cuando un electrón cambia de una órbita a otra, no se mueve a través del espacio que las separa; en un momento está en la órbita A y al siguiente está en la B, sin haber recorrido el espacio entre las dos. A esto se le llama SALTO CUÁNTICO.

En un sentido más amplio, un salto cuántico es un cambio de estatus —de un conjunto de circunstancias a otro— que ocurre de manera inmediata, sin sucesos intermedios.

Los científicos no pueden predecir cuándo ni dónde ocurrirá un salto cuántico. Pueden crear modelos matemáticos que les permiten calcularlo aproximadamente, pero no predecirlo del todo. En el nivel subatómico, esa imprevisibilidad parece no tener consecuencias. Si un electrón salta de una órbita a otra, ¿en qué nos afecta? Si piensas en todos los átomos del mundo y sumas los efectos de su imprevisibilidad, el resultado es, literalmente, el caos.
Los científicos reconocen la imprevisibilidad de la naturaleza y han tratado de encontrarle un sentido. Hasta los sucesos aparentemente más simples están gobernados por esta imprevisibilidad.
¿Cuándo y dónde aparecen las burbujas en una «acerola de agua hirviendo? ¿Qué patrones formará el humo de un cigarrillo encendido? ¿Cómo se relaciona la posición de las moléculas de agua que están en lo alto de una cascada con la que tendrán a la caída?

La nueva ciencia del caos trata de predecir lo impredecible a través de intrincados modelos matemáticos. El ejemplo clásico es que una mariposa bate las alas en Texas y seis días después hay un tornado en Tokio. La conexión tal vez no sea evidente, pero existe. Ese pequeño cambio provocado por la mariposa en la presión del aire puede multiplicarse, magnificarse y producir un tornado, pero es imposible saberlo con precisión.

En el nivel espiritual, esto significa que jamás podremos saber a ciencia cierta qué rumbo
tomará la vida, qué cambios pueden provocar en nuestro destino esos pequeños batimientos de intención y acción. Asimismo, nos dice que nunca podremos conocer plenamente la mente de Dios.
Jamás comprenderemos cabalmente el cómo, el dónde ni el cuándo de nada.
Debemos rendirnos a la incertidumbre y apreciar su belleza.

Toda creatividad se basa en saltos cuánticos e incertidumbre. Las ideas verdaderamente
novedosas surgen del sustrato colectivo de información en momentos especiales. Estas ideas no se originan en el afortunado individuo, sino en la conciencia colectiva. Por eso es frecuente que dos o más personas realicen descubrimientos científicos significativos al mismo tiempo. Las ideas circulan en el inconsciente colectivo y las mentes preparadas están listas para traducir esa información. Ésta es la naturaleza del genio; ser capaz de comprender lo conocible aun cuando nadie más reconozca que está ahí.

En un momento, la innovación o la idea creativa no existe y al siguiente es parte de nuestro mundo consciente. Mientras tanto, ¿en dónde estuvo? En el ámbito virtual, en el nivel del espíritu universal donde todo es potencial. En ocasiones, este potencial genera algo previsible; otras, algo nuevo, pero en este reino ya existen todas las posibilidades.

En última instancia, cuando morimos el alma da un salto cuántico en la creatividad.
En efecto, el alma dice: «Ahora debo expresarme a través de un nuevo organismo o encarnación». Así pues, la intención proviene del alma universal, se localiza en un. alma individual y finalmente se expresa a través de una mente individual, circunscrita.

A partir de las experiencias pasadas creamos los recuerdos, que son la base de la
imaginación y el deseo, y como hemos visto, el deseo es la base de la acción. El ciclo se perpetúa a sí mismo.

Cuando la intención se repite, crea un hábito. Mientras más se repita la intención, más
probable es que la conciencia universal dé lugar al mismo patrón y manifieste la intención en el mundo físico. Si recuerdas el apartado sobre física, una onda-partícula que está dentro de una caja no observada es, simultáneamente, una onda y una partícula, y adopta una forma definitiva sólo hasta que es observada; comprenderás que en el momento de la observación, la probabilidad se transmuta en forma definida. Esta es la misma idea, sólo que cuando la intención se repite, es más probable que el patrón de la mente no circunscrita se transmute siguiendo tu intención, y se manifieste como una realidad física. Esto crea la ilusión de lo fácil y lo difícil, de lo posible y lo imposible. Por ello, si realmente quieres trascender lo mundano debes aprender a pensar y a soñar lo
imposible. Sólo con los pensamientos repetidos lo imposible puede hacerse posible, por medio de la intención de la mente no circunscrita.

La mente no circunscrita que está en ti es la misma que está en mí, o para el caso, en un rinoceronte, una jirafa, un ave o un gusano.

Esta mente no circunscrita, esta conciencia pura, es lo que nos da el sentido del «yo»,el «yo» que dice quién eres o quién crees que eres.
Esta conciencia universales el único «yo» que existe. Pero ese «yo» único y universal experimenta un proceso de diferenciación; se transforma en un número casi infinito de observadores y observados, espectadores y escenarios, formas orgánicas e inorgánicas, todos los seres y objetos que conforman el mundo físico.

Este hábito de la conciencia universal de diferenciarse en conciencias particulares es anterior a la interpretación. Como seres humanos estamos acostumbrados a pensar en
nuestro ser individual como «yo», sin notar o apreciar el «yo» más grande y universal al que llamamos alma universal. La palabra «yo» es simplemente un ingenioso punto de referencia que utilizamos para localizar nuestro punto de vista único en el alma universal.

Sin embargo, cuando nos definimos sólo como un «yo» individual, perdemos la capacidad de imaginar más allá de los límites de lo que tradicionalmente se considera como posible. No es que en el «yo» universal todo sea posible; es que ya existe, y lo único que necesita para transformarse en una realidad en el mundo físico es la INTENCIÓN.

La diferencia entre la mente circunscrita y la no circunscrita es la que hay entre lo ordinario y lo extraordinario. La mente circunscrita es personal e individual para cada uno de nosotros. Es la que sostiene nuestro ego, el «yo» autodefinido que va por el mundo y que está esclavizado a los hábitos condicionados. Por su misma naturaleza, la mente circunscrita nos separa del resto de la creación.
Establece divisiones sólidas que nos sentimos obligados a defender, aun cuando esto implique aislarnos de significados más profundos y conexiones dichosas que resultan de sentirnos parte de lo universal.

La mente circunscrita es lenta, agotadora y racional, y carece de imaginación o creatividad.
Requiere atención y aprobación constantes, por lo que tiende a sentir temor, desazón y dolor.
Por su parte, la mente no circunscrita es alma o espíritu puro, es la conciencia universal. Actúa más allá de los límites del espacio y él tiempo, y es la gran fuerza organizadora y unificadora del Universo, de alcance y duración infinita. Por naturaleza, el alma no circunscrita se vincula con todas las cosas porque es todas las cosas. No requiere atención, energía ni aprobación; es completa en sí misma, por lo que atrae el amor y la aceptación. Es inminentemente creativa, la fuente de la que fluye toda la creación. Nos permite imaginar más allá de los límites de lo que la mente circunscrita considera posible, pensar sin restricciones y creer en milagros.

Los saltos creativos dados por la mente no circunscrita, han sido confirmados por la ciencia.
Los huecos en los registros de fósiles sugieren saltos creativos de imaginación por parte de la naturaleza, hipótesis conocida como equilibrio discontinuo. Por ejemplo, existen antiguos fósiles de anfibios y aves, pero no de criaturas que los vinculen entre sí. Esto sugiere un salto cuántico de imaginación; los anfibios quisieron aprender a volar y las aves fueron resultado de esa intención. Los científicos creen que los humanos evolucionaron de los primates, pero no hay registro de fósiles de la fase intermedia, el eslabón perdido. Primero había sólo primates y de repente aparecieron los humanos. ¿Qué hubo en medio? Nada.
Estos constantes saltos de imaginación dan lugar a lo que nosotros vemos como el Universo.

El camino a seguir ahora, el próximo paso, es ir aprendiendo a dar “un salto cuántico” desde la mente racional en la que nos manejamos habitualmente hacia la mente universal en donde podemos hacer que se cumplan nuestros “milagros”.

Fuentes:  Frigyes Fogel    2012 Ascensión

Read Full Post »

Hay que derrumbar viejos esquemas de entendimiento de cómo funciona la realidad

Brad Hunter: Hay que derrumbar viejos esquemas de entendimiento de cómo funciona la realidad

Entrevista de Silvia Patrono

 

Silvia Patrono- ¿Puedes definir qué es la espiritualidad para ti?

Brad Hunter- Uno de los grandes descubrimientos de Einstein fue entender que la materia y la energía son formas distintas de una misma esencia. La materia se puede transformar en energía, y la energía en materia, es decir, son polaridades opuestas de una misma y única sustancia universal, Eter, Prana, Chi, o como quieras llamarla. Espiritualidad entonces, es evolucionar desde la materialidad para lograr – mediante la autoexperimentación vivencial- trascender de un estado denso a otro estado vibracional superior, mediante el alcanzar estados elevados de la conciencia.

S. P.-¿Qué relación tiene la “conciencia” en la espiritualidad?

B. H.- Es la Conciencia Universal la que determina la frecuencia de vibración que va a dar estado a la energía. A un tercer estado de conciencia corresponde una realidad de densidad afín, la cual llamamos tercera dimensión y que es acorde a la evolución que necesita para su desarrollo. El nivel de acercamiento individual y colectivo a dicha conciencia, es el que determina nuestro estadío frecuencial evolutivo personal y el de la Humanidad. Cuando la energía material se transforma por evolución, comienza a vibrar en una mayor frecuencia y se convierte entonces en energía espiritual. Los antiguos lo llamaban “alquimia espiritual”, y es la concecuencia de aumentar el nivel frecuencial de la estructura atómica de nuestros cuerpos. Al evolucionar la conciencia, cambia por correspondencia, la realidad.

S. P.-¿Cómo logramos la alquimia espiritual?

B. H.- El único camino para alcanzar esta “alquimia espiritual” es mediante la conciencia del amor. Los grandes maestros de la humanidad, no vinieron a hablarnos de física cuántica, ni de complejas dinámicas universales, sólo nos pidieron funcionar desde y para el amor. La velocidad de la energía humana que se logra desde el verdadero amor, hace que la velocidad de un polo hacia otro sea mayor, hasta alcanzar lo infinito y al estar en los dos polos al mismo tiempo ya no se desea, ya no se siente insatisfacción y se es feliz, pues ya no hay agitación mental, sino calma mental, ya no me siento atraído por el otro polo. Experimentamos así la conciencia de la unidad Universal.

S. P.- ¿Cuál es tu visión sobre el amor?

B. H.- El Amor es el más poderoso acelerador de partículas. El Amor es la forma más coherente de “portar” y “ofrecer” energía creacional. Sólo evolucionaremos cuando entendamos que evolución es ayudar a evolucionar al Universo. El Amor en su expresión más pura es una frecuencia que se manifiesta en proporción dorada, (la proporción y frecuencia en la que se manifiesta la creación). Una frecuencia de amor o Phi, es la frecuencia que permite el salto ascensional en la escala evolutiva.

S. P.-¿Cómo alcanzar la espiritualidad en un mundo que nos distrae del verdadero despertar?

B. H. – Hay un antiguo cuento que lo resume muy bien y habla acerca de un grupo de discípulos con su maestro, preocupados en alcanzar vivir en espiritualidad en todo momento. El maestro ejemplificó el proceso pidiendo a sus atentos discípulos, que intenten llenar un colador con agua. Infructuosamente una y otra vez, intentaron volcar agua sobre el colador y como es lógico el agua se filtraba a través de los agujeros. Con la práctica espiritual es lo mismo; no es ése el modo de llenar un colador con agua, ni tampoco lo es para nuestra espiritualidad. El maestro tomó entonces el colador en sus manos y lo arrojó lejos al mar. El colador flotó unos instantes y después se hundió. “Ahora está lleno de agua, y así permanecerá” dijo el maestro. Ese es el modo de llenar un colador con agua, y es el modo de realizar la práctica espiritual. No se logra vertiendo pequeñas dosis de vida ?divina en la individualidad, sino arrojando la individualidad dentro del mar de la espiritualidad.

S. P.- ¿Qué es lo que más te pregunta la gente que va a escuchar tus conferencias o charlas?

B. H.- La preocupación generalizada es acerca de lo que va a pasar con sus vidas frente a los flagelos que vive actualmente la humanidad: crisis económica, hambre, desocupación, cambios climáticos, etc. y la cuestión es como trascender en evolución por sobre dichos problemas. Siempre les pido que ante todo, hay que conservar el positivismo y que no hay que temer por lo que pasa, sólo hay que moverse hacia otro lado de la vida desde la conciencia y no desde el miedo. La Madre Tierra no quiere excluirnos de su plan, sólo espera que nos acerquemos a su nueva frecuencia. La integración no es negar o excluir algo, ni tampoco mantener un pensamiento positivo sin conciencia. Solo es movernos de una frecuencia a otra. El tema es que nadie va a hacer por nosotros, lo que debemos hacer por nosotros mismos. Debemos aprender… de eso se trata la evolución. El nuevo conocimiento nos enseña que el poder radica en nosotros mismos y que existimos como parte unificada de un Sistema Universal que nos integra y nos posibilita la existencia otorgándonos lo necesario para vivir y no sufrir. Sólo debemos aprender a vivir. Dios nos regala la vida, no como vivir.

S. P.-¿Cuál es la mayor resistencia que pone la gente cuando le hablas del poder de la emoción, las palabras y que no existen las víctimas?

B. H.- Hay que derrumbar viejos esquemas de entendimiento de cómo funciona la realidad. La gente posee muchos mandatos condicionantes que le impiden afrontar el cambio. Debemos entender de una buena vez, que todo lo que me pasa lo estoy creando y es mi responsabilidad. Debemos reemplazar el eterno y muy escuchado lamento ¿Por qué me pasa esto? ¿Por qué estoy creando esto? Todo lo que existe se basa en frecuencias. Atraigo a mi vida igual frecuencia a la que transmito. Cada emoción, pensamiento, sentimiento es una carga energética que al sumarse individualmente determina una frecuencia única personal y que al igual que un documento de identidad, nos identifica frente a lo que el Universo nos responderá por ley de acción y reacción.

S. P.-¿Qué espacio consciente le das a la Ley de Atracción en tu vida personal?

B. H.- La Ley de Atracción es incompleta e ineficiente si no conocemos como funciona el campo del intelecto y de que depende la materialización. Somos unidades de energía, y depende de la energía disponible que poseamos, el lograr las frecuencias correctas para materializar nuestro destino. Los elementos que necesitamos, – fundamentalmente Oxígeno, Agua y Nitrógeno- , los conseguimos del respirar, del comer, del hábitat y de otros seres vivos, entonces de acuerdo a la calidad de la energía que asimilamos, será el potencial para materializar. La realidad se materializa, por la potencia del rango de emisión, no por la ilusión de lo que pensamos. A mayor energía, mayor poder de la mente. En un Universo hecho de ondas, el foco coherente es el medio que tiene la capacidad de atraer fuerzas creativas con fluidez. La coherencia en cualquier nivel es coherencia en todos los niveles. La Ley de Mentalismo no funciona separada de otras 7 Leyes Universales. La Ley de Atracción es sólo el capítulo 1 de una extensa serie de conocimiento. Vivimos de ilusiones, morimos de realidades, el gran problema es que siempre nos vendieron la verdad fragmentada.

S. P.- Desde pequeño te has sentido atraído por los OVNIS, lo que te ha llevado a estudiar este fenómeno a fondo. ¿A qué conclusión has llegado, existen o no?

B. H.- Si el Universo es materia y la materia es sustentada por una Mente Consciente Universal -y nosotros somos parte integrante de la misma- debe haber muchos “nosotros” haciéndolo en otras realidades y en otros espacios. No existe una tercera dimensión, sin una cuarta que la sustente y así sucesivamente. El Universo es como una gran radio transmitiendo en múltiples frecuencias y longitudes de onda en cuyas estaciones hay muchos locutores y gente hablando. Por suerte, no podemos percibir a todas las estaciones al mismo tiempo y a quienes hablan en éstas, porque no podríamos concentrarnos en nuestra propia transmisión. Una sola especie, no es capaz de sustentar semejante Universo. Cada uno de los seres vivos del Universo son dispositivos que mantienen al mismo Universo funcionando. Si observamos la grandeza del Cosmos, nos daremos cuenta de la diversidad de vida que existe sustentándolo.

S. P.- En tu opinión, ¿quiénes se están volcando más a una búsqueda espiritual donde no hay víctimas y somos los creadores de la realidad que vivimos, los jóvenes o la gente de mediana edad?

B. H.- No es por edad sino por evolución, un niño puede poseer una alma vieja y puede despertar rápidamente a la sabiduría que porta su alma. La búsqueda y el despertar no está condicionado por edad, sí por años de mandatos desinformativos y limitadores. Los jóvenes poseen una nueva genética que le permite aceptar mejor las cosas, incluso en relación a alguien que consideramos “ya adiestrado”. Igualmente, son muchos los factores que determinan la recepción-evolución del conocimiento.

B. H.- El mejor escritor es el que relata sus libros frente a su audiencia y el permite que cada uno de esos oyentes escriba lo aprendido en el libro de la vida, creando juntos una mejor historia para todos. Opino que los libros se escriben evolucionando a diario sus escritos, en las hojas de la matriz cuántica. Existe una única biblioteca universal y es la que lee continuamente nuestro DNA. El Universo evoluciona a cada instante con los escritos que hacemos a cada instante a medida que vivimos. No pienso en términos tradicionales de hacer y proyectar. Uno hace y proyecta en todo momento y ante cada circunstancia de la vida, por lo que lo más mínimo, afecta al conjunto. Aquí “esto”, “soy” y “hago” lo que mi conciencia ordena que es correcto, ese es mi proyecto, espero sea un aporte valioso tanto para un insecto cuando lo admiro volar, como a un asistente de mis conferencias cuando comparto lo que investigo. Vivimos creando realidades y somos poco conscientes de ello. Ser consciente de ello, ¿no es el mejor de los proyectos? La conciencia de la co-creación nos obliga a ser muy responsables de lo que “escribimos” y “proyectamos” a diario en la existencia, porque al “pensar” y “hacer”, estamos afectando con nuestra experiencia, la matriz de la Conciencia Universal.

S. P. -Muchos de nuestros miembros nos preguntan qué hacer para estar preparados para el 2012. ¿Qué le diría Brad Hunter a ellos?

B. H.- La parte vieja del ciclo es aquella dominada por el ego, el miedo, la inseguridad, la carestía, las religiones, los sistemas bancarios…eso se está derrumbando hasta desaparecer. Todo eso era sustentado por nosotros mismos y un nivel de conciencia. No cambió la realidad, cambió la conciencia y al hacerlo, cambia la forma de percibirla. La parte nueva es el fin de vivir bajo las leyes de la polaridad, el fin de la dualidad como fuerza divisible. La evolución de la conciencia es la que nos lleva a integrar ambas partes en un todo evolutivo que trasciende la polaridad. Al hacerlo se ingresa en una nueva evolución en la que la Unidad y la aceptación de la polaridad como partes de un todo. No hay una fecha precisa que marca la evolución, el cambio ya está en proceso. Es fundamental no estar pendientes de fechas, porque éstas condicionan nuestra propia evolución, lo elemental es ser conscientes que debemos equilibrarnos y convertirnos en receptores de la nueva energía que emana cíclicamente cada 26.000 años y que proveniente del Centro de la Galaxia, lo cual es una realidad científica comprobada. La historia evolutiva del planeta nos marca con pruebas, que el Universo se encarga de extinguir todo aquello que no sirve a la evolución, dando espacio a versiones mejoradas de antiguas especies. El proceso de enjuiciamiento “ya” está en proceso y es la misma energía la encargada de determinar quien hizo mérito evolutivo para ser aceptado en la nueva Tierra. Cada ser humano posee un rango vibracional que lo identifica y es determinada por como “eligió ser” frente a la vida por libre albedrío. Esa frecuencia va ser nuestro propio juez.

S. P. – Has tenido el privilegio de entrevistar a José Arguelles. ¿Puedes compartir con nosotros alguna anécdota con respecto a ese encuentro?

B. H.- Uno de mis fundamentos de investigación es despersonalizar la información. Sin desmerecer el trabajo y la relevancia de nadie, personalmente no focalizo en personajes, sí en conocimientos. Durante años nos convertimos en seguidores espirituales de líderes y no en seguidores espirituales de espiritualidad. Así nos fue. Es tiempo de igualdad desidentificación. La importancia del cartero es convertirse en el medio que nos acerca la carta. Esto mismo lo aplico a mi persona, es por eso que comunico información y no personificación. Hablando de conocimientos, creo que lo que más me impactó es hallar en sus teorías una coherencia con otros conocimientos investigados por otras ramas de la investigación. La teoría del campo del intelecto planetario de los rusos, es similar a la teoría de la noosfera defendida por Arguelles, la frecuencia del tiempo lunar es coincidente con otras teorías cuánticas, etc.

S. P. -¿A quién desearías entrevistar próximamente y por qué?

B.H. -A todo aquel que tenga algo constructivo y creativo que decir. La evolución necesita evolucionismo y eso lo podemos encontrar tanto en la calle como en la NASA. Todos estamos participando en un mismo proceso y cada experiencia de vida, es “cargada” a la Matrix Universal, la cual llamamos la “Mente de Dios” y que no discrimina ninguno de los aportes que recibe. Estamos construyendo a diario un Universo participativo en el cual tú y yo somos parte actuante del mismo escenario. El verdadero investigador o periodista es el que logra ver en el escenario diario de la vida, los mejores aportes para su investigación. A diario entrevisto a la vida y no dejo de sorprenderme lo mucho que tiene para decir.

Reportaje exclusivo para www.creandotuvida.com

Tomado de marta lidia tressols romero

Fuentes videos:   

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: