Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘constelacion de Ofiuco’

 

 

Profecia del 2012

¿Qué sucederá el 21 de Diciembre? ¿Se cumplirán las profecías de Nostradamus, los mayas, el código SE de la Biblia? Puede que ese día sea el fin del mundo y que nunca volvamos a ver la luz del Sol?

– Documental – Lo pongo dos veces por si lo censuran o quitan de youtube.

 

Michel de Nostradamus : Médico, astrólogo y adivino francés, nacido en Saint-Rémy de Provence y muerto en Salon. Su nombre verdadero era Michel de Notredame, y nació en el seno de una familia de judíos convertidos al cristianismo en la que había habido varios médicos de gran celebridad. Tras aprender los rudimentos de la ciencia médica con uno de sus abuelos, estudió en Aviñón y en la Escuela de Medicina de Montpellier. La peste de 1525-1529 le obligó a salir de aquella ciudad y a ejercer como médico, aunque no había obtenido todavía de forma oficial su título, en Narbona, Toulouse y Burdeos. Cuando Montpellier quedó liberada de la epidemia de peste, regresó a esta ciudad, donde por fin obtuvo el título de doctor, y a continuación se estableció en Agen.

En esta otra ciudad se casó y tuvo dos hijos, pero muy pronto fallecieron ambos, al igual que su mujer, lo cual le llevó a emprender un largo viaje de más de diez años en que procuró olvidar sus desdichas familiares y profundizar en sus conocimientos médicos y astrológicos.

En el año 1544 volvió a casarse con una bella heredera de Salon, ciudad en la que fijó su residencia. Su nuevo casamiento le procuró un período de paz y de comodidad muy fructíferos, además de varios hijos que nacieron con el paso del tiempo. Cuando al año siguiente volvió a estallar la peste, sus servicios fueron requeridos en diversas ciudades francesas. En Lyon fue donde cosechó sus mayores éxitos y donde mayor fama ganó, aunque diversas rivalidades y pleitos con varios colegas celosos de su fama le obligaron a volver a Salon, donde se dedicó a escribir diversas obras médicas. En su refugio, profundizó todavía más en bibliografías astrológicas y adivinatorias, y comenzó a redactar él mismo sus célebres Prophéties (“Profecías”), cuya primera edición, que incluía siete “centurias” (Cuartetas de Nostradamus), vio la luz en el año 1555.

Las Prophéties son una obra escrita en verso, en un estilo oscuro y artificioso, y con contenidos enigmáticos que intentaban adivinar el futuro de Francia y del mundo hasta el año 3797, en que se produciría supuestamente el Apocalipsis. Una de sus más célebres predicciones se refiere a la destrucción de Occidente que causarían los pueblos mongólicos del Oriente en el año 1999. Según explica el propio adivino en la primera centuria, su técnica adivinatoria se basaba en sentarse delante de un trípode frente al cual había un recipiente de cristal con agua, hasta que llegase, en forma de llama luminosa, la inspiración profética. Pese a su escasa inteligibilidad, su obra alcanzó una popularidad instantánea que llegó hasta la corte, lo que explica que Catalina de Médicis invitase en seguida al astrólogo a París y allí le cubriese de honores y distinciones. Extraordinaria impresión causó el hecho de que hubiese profetizado la muerte de Enrique II a causa de las heridas recibidas en un torneo. Ello le convirtió en uno de los hombres más apreciados y solicitados de la corte.

En 1558 publicó una nueva edición de su obra, con tres centurias añadidas, que no hicieron sino acrecentar su fama. En el año 1564 le visitaron en su casa de Salon Carlos Manuel de Saboya, la princesa Margarita y el mismo Carlos IX, que le nombró su médico personal. Pero las envidias y celos de muchos colegas lograron, sin embargo, que sobre su persona y su obra gravitasen siempre dudas y existiese una polémica permanente. Durante su vida, nunca faltaron las voces que le denunciaron como impostor y defraudador profesional. Esas críticas aumentaron, lógicamente, tras su muerte, y un siglo después de ella, personajes como Pierre Gassendi demostraron que algunos de sus horóscopos contenían errores muy importantes. A pesar de ello, sus Prophéties siguieron siendo una obra de inmensa popularidad, que se ha estado reeditando, analizando y estudiando desde entonces hasta hoy, y que ha sido traducido a numerosísimas lenguas.

A Michel de Nostradamus se le atribuyen otras obras, aparte de sus célebres Prophéties: el Traité des fardements (“Tratado de maquillajes”) (Lyon, 1552), Le remède très utile contre la peste et toutes fièvres pestilentielles (“Remedio muy útil contra la peste y contra todas las fiebres pestilenciales”) (París, 1561), y el Traité des singulières recettes pour entretenir la santé du corps (“Tratado de recetas singulares para mantener la salud del cuerpo”) (Lyon, 1572).

Michel de Nostradamus fue padre de otro astrólogo del mismo nombre, llamado “El Joven”, que publicó, todavía en vida de su progenitor, un Traité d´astrologie (“Tratado de astrología”) (París, 1563), y profetizó que el pueblo de Pouzin sería devorado por las llamas. Fue sorprendido cuando él mismo se encargaba de prenderle fuego para ver cumplida su profecía, y ejecutado de manera inmediata en 1574. Otro de sus hijos fue el pintor Cesar (1555-1629), gentil hombre de cámara de Luis XIII y autor de un retrato de su padre que se conserva en Aviñon.

Artículos relacionados:

«

Fuente: Ciudad PC   ElRincondePC1

Visto en SABIENS. Últimas noticias

Read Full Post »

El signo del zodiaco que te había acompañado a lo largo de la vida tal vez ya no sea tuyo; el anuncio de que Ofiuco se incorpora al menú zodiacal genera una crisis masiva de identidad alrededor del mundo.

Aquellos tiempos en los que tu signo del zodiaco, ese que te ha acompañado durante toda la vida, constituía un pilar fundamental de tú identidad, y del ejercicio de la autocomprension, podrían haber terminado con una nueva noticia: la aparición de un nuevo personaje dentro del menú zodiacal: Ofiuco. Por si no fuera suficiente vivir en una época profundamente compleja, en la cual la claridad y el autoconocimiento aparecen como joyas tal vez inalcanzables, ahora tenemos que sumar a ello la evolución (o quizá tergiversación) del ancestral mapa que triangula el momento de nuestro nacimiento con el espejo astral?

Hasta cierto punto es entendible que el anuncio de una posible variación zodiacal haya generado tal bullicio alrededor del mundo ya que históricamente este sello ha jugado un papel fundamental en la dinámica astrosocial. Pero como cualquier otra noticia o posibilidad que cimbre la psique colectiva, se ha generado en torno a ella posturas contrastadas. Por un lado existe el argumento de que el tradiconal modelo del zodiaco se proyectó hace aproximadamente tres mil años, periodo durante el cual la posición de la Tierra frente al Sol ha variado significativamente. Esta versión, que ya se viene manejando desde hace años y que algunos especialistas como el astrólogo Joe Rao de sitio Space.com traducen en un desfase de las constelaciones que se calcula en un mes. Sin embargo, los defensores originales de esta postura no contemplan la inclusión de un nuevo signo.

En el extremo opuesto, se han levantado múltiples voces desmintiendo la posibilidad del nacimiento de ofiuco como un nuevo signo del zodiaco. Muchos lo han considerado como una interpretación frívola y que solo fomenta la confusión ya de por si generalizada, por ciertos ambos rasgos característicos del movimiento del New Age. Y tampoco han faltado aquellos que atribuyen  esta noticia a una estrategia dedicada a alimentar una agenda oculta que aún se mantiene indescifrable.

Pero más allá de especulaciones no deja de ser algo notable la frenética viralización de esta noticia, transmisión memética que a fin de cuentas se ha desdoblado en una especie de angustia generalizada, fenómeno que queda en manifiesto en los comentarios y mensajes publicados por miles de usuarios en diversas redes sociales y blogs. Y al parecer lo único cierto es que esta masiva crisis de identidad en torno al traslape zodical beneficiará directamente a un gremio cuyos servicios se popularizarán todavías más: los psicólogos y terapeutas alternativos.

Fuente: pijamasurf

Read Full Post »

 

Un astrónomo estadounidense recientemente perturbó la mente de muchos aficionados a la astrología, al indicar que todas las predicciones de los especialistas en esta esfera probablemente son falsas, porque el zodíaco realmente no es como se lo conoce desde hace milenios.

De acuerdo a Parke Kundle, miembro del Comité de la Minnesota Planetarium Society, en los últimos miles de años, después de que los fundamentos de la astrología fueran formulados en el territorio de Asia Menor, la posición de la Tierra en relación al Sol sufrió alteraciones, por lo que ahora el zodíaco estaría integrado por un signo más, Ofiuco, o Serpentario, que igualmente ‘influye’ en la marcha de los acontecimientos. 

Según explica el astrónomo, debido a la alteración del eje terrestre en unos 10 grados -resultado del empuje gravitacional de la Luna, así como del Sol (aunque mucho menor en este caso)-, en los últimos dos milenios el Sol pasa en cada momento por una constelación distinta a la que se creía antes. Por eso, se produjo un ‘retraso’ de los signos zodiacales en aproximadamente un mes.

Asimismo, el periodo entre el 29 de noviembre y el 17 de diciembre estaría ‘controlado’ por el decimotercer signo, Ofiuco, al tiempo que los otros signos se habrían ido a parar a otros periodos del año.

Todos aquellos que toman la astrología en serio estarán gravemente desilusionados al saber que todo sistema astrológico al que se refieren en sus declaraciones resulta ser falso. Muchos astrólogos profesionales tampoco quisieran tener en cuenta los nuevos datos en sus complicados cálculos. Incluso, aparecieron en la red recelos de que el número 13 en el zodíaco pueda comprobar que el fin del mundo está cerca.

Sin embargo, los expertos en astrología afirman que el signo de Ofiuco en el zodíaco no es nada nuevo. Los antiguos dividieron el zodíaco en doce sectores y los bautizaron con los nombres de las doce constelaciones más destacadas que veían en cada una de las subdivisiones, pero tradicionalmente no tenían en cuenta ni Ofiuco, ni la decimocuarta constelación, Cetus, que ligeramente toca la banda del zodíaco.

Como explicó la astróloga Susan Miller a ABC News, en la astrología son los planetas, y no las constelaciones, las que ayudan a predecir el futuro, siendo las últimas solamente una herramienta de medición. En la evolución de la astrología, la cantidad de constelaciones que se tomaban en cuenta bajó de 50 a 18 y luego a 12, explicó la experta.

Por su parte, los científicos, incluido el mismo Parke Kundle, no dejan de afirmar que no hay ninguna conexión comprobada entre las constelaciones y los rasgos de la personalidad.

Ofiuco, la constelación del Apocalipsis de Nostradamus y de la alineación galáctica del 2012

El viral surgimiento de Ofiuco, el signo secreto del Apocalipsis de Nostradamus, podría ser parte de una manipulación mediática orquestada para producir un simulacro de la Revelación, o quizás una manifestación de la inteligencia cósmica que junta las piezas en el rompecabezas del renacimiento galáctico

Si somos sospechosos de los medios y de cómo se difunde y viraliza la información -bajo qué agenda-, al observar el fenómeno de Ofiuco, el llamado “nuevo signo zodiacal”, aunque en realidad es un viejo signo zodiacal, descastado ante la preferencia de la matemática del 12, podríamos pensar que nos encontramos ante un evento mediático sincromístico que podría tener una agenda oculta en torno a la gestación de una fiebre, paranoia o hasta preclaridad apocalíptica. También es posible que la información se mueva a través del caos o que este aparente caos esté alimentado por una energía cósmica que apunta hacia una frontera en nuestra historia, una especie de Punto Omega (que podría ser en su instante explosivo un Punto Alpha) y que lleva a la información a aparecer como detonador de la conciencia.

El caso de esta reaparición de Ofiuco, que ha copado los medios del mainstream y las redes sociales, es fascinante, ya sea como fenómeno mediático pero también, posiblemente, como un fenómeno de teoría de la conspiración o hasta de un destello del Logos. Diremos antes de entrar en el caso de cómo surgió este fenómeno mediático, que Michel de Nostredam en un libro que controversialmente se le atribuye a él, conocido como el Libro Secreto, deja ver que Ofiuco, la constelación 13, es el signo secreto, el cual dictará el momento del Apocalipsis, en la interpretación que hace el video que mostramos, se relaciona la alineación de Sol con Ofiuco y el Centro de la Galaxia, en el solsticio de diciembre del 2012.

Trazando la trayectoria de este meme, que llamamos Ofiuco,  Ophiuchus en inglés, vemos que parte de una nota en el Minneapolis Star Tribune, un diario local, en la que  Parke Kunkle, miembro directivo del Minnesota Planetarium Society, menciona  que, debido al movimiento de precesión de la Tierra, cuando las personas que siguen la astrología piensan que el  Sol está en un signo en realidad está en otro. En este artículo no se hace mención de Ofiuco, pero es replicado y extendido por NBC -LiveScience, donde además se entrevista al columnista del sitio especializado en astronomía Space.com, fundado por Lou Dubbs, ex anchor y accionista de CNN (ahora anchor de Fox), quien menciona que los astrólogos tienen sus propias reglas arbitrarias, ahondando en los efectos de la precesión de la Tierra. Aquí se introduce ya el nombre Ophiuchus. A partir de aquí se viraliza, ocupando el primer lugar de Google Trends y Trending Topics de Twitter en distintos países. (más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: