Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘bienestar espiritual’

Miguel Ruiz

“No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo decides. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida. Lo mismo es aplicable a la felicidad. La felicidad es una elección, como también lo es el sufrimiento”. (Miguel Ruiz).


La domesticación y el sueño del planeta.

¿Son las cosas como las vemos, como las sentimos, o básicamente interpretamos lo que nos han enseñado a interpretar?

Para la milenaria cultura tolteca (México) la “realidad” que asumimos socialmente no es más que un sueño colectivo, el sueño del planeta. Desde el momento mismo de nacer, interpretamos la realidad mediante acuerdos, y así, acordamos con el mundo adulto lo que es una mesa y lo que es un vestido, pero también lo que “está bien” y lo que “está mal”, e incluso quiénes somos o cuál es nuestro lugar en el mundo (en la familia, en clase, en el trabajo). A este proceso el filósofo mexicano de origen tolteca Miguel Ruiz lo denomina domesticación.

“La domesticación es tan poderosa que, en un determinado momento de nuestra vida ya no necesitamos que nadie nos domestique. No necesitamos que mamá o papá, la escuela o la iglesia nos domestiquen. Estamos tan bien entrenados que somos nuestro propio domador. Somos un animal autodomesticado”.

El juez y la víctima.

En el transcurso de este aprendizaje incorporamos en nuestra propia personalidad al juez y a la víctima.

El juez representa esa tendencia en nuestra mente que nos recuerda continuamente el libro de la ley que gobierna nuestra vida -lo que está bien y lo que está mal-, nos premia y, más frecuentemente, nos castiga. La víctima es esa parte en cada persona que sufre las exigencias de su propio juez interior. Sufrimos, nos arrepentimos, nos culpabilizamos, nos custigamos por la misma causa una y otra vez, cada vez que el recuerdo nos pasa factura.

Y como consecuencia del propio sistema, el miedo se instaura en nuestra vida.

El miedo y las autoexigencias son los peores enemigos de nuestro pensamiento, y por ende, de nuestra vida. Durante el proceso de domesticación nos formamos una imagen mental de la perfección, lo cual no está mal como camino marcado a seguir. “El problema es que como no somos perfectos nos rechazamos a nosotros mismos. Y el grado de rechazo depende de lo efectivas que han sido las personas adultas para romper nuestra integridad”, según M.R.

Si el libro de la ley que gobierna nuestra vida (nuestra moral, nuestra lógica, nuestro “sentido común”) no cumple sus objetivos, que en su base fundamental consistiría en hacernos seres humanos felices y en armonía, es porque evidentemente éste no funciona. Y como no funciona hay que cambiarlo. Y ello lo hacemos revisando nuestros acuerdos (nuestra interpretación incuestionable, nuestro sistema de valores), desenmascarando los que no valen y sustituyéndolos por otros.

La filosofía tolteca nos propone cuatro acuerdos básicos:

1. Sé impecable con la palabra.

Las palabras poseen una gran fuerza creadora, crean mundos, realidades y, sobre todo, emociones. Las palabras son mágicas: de la nada y sin materia alguna se puede transformar lo que sea. El que la utilicemos como magia blanca o como magia negra depende de cada cual.

Con las palabras podemos salvar a alguien, hacerle sentirse bien, transmitirle nuestro apoyo, nuestro amor, nuestra admiración, nuestra aceptación, pero también podemos matar su autoestima, sus esperanzas, condenarle al fracaso, aniquilarle. Incluso con nuestra propia persona: las palabras que verbalizamos o las que pensamos nos están creando cada día. Las expresiones de queja nos convierten en víctimas; las crítica, en jueces prepotentes; un lenguaje machista nos mantienen en un mundo androcéntrico, donde el hombre es la medida y el centro de todas las cosas, y las descalificaciones autovictimistas (pobre de mí, todo lo hago mal, qué mala suerte tengo) nos derrotan de antemano.

Si somos conscientes del poder de nuestras palabras, de su enorme valor, las utilizaremos con cuidado, sabiendo que cada una de ellas está creando algo. La propuesta de Miguel Ruiz es, por tanto:

“Utiliza las palabras apropiadamente. Empléalas para compartir el amor. Usa la magia blanca empezando por ti. SÉ IMPECABLE CON LA PALABRA”.

2. No te tomes nada personalmente.

Cada cual vive su propia película en la cual es protagonista. Cada cual afronta su propia odisea viviendo su vida y resolviendo sus conflictos y sus miserias personales. Cada cual quiere sobrevivir el sueño colectivo y ser feliz. Y cada cual lo hace lo mejor que puede dentro de sus circunstancias y sus limitaciones.

Las demás personas sólo somos figurantes en esa película que cada cual hace de su vida, o a lo sumo personajes secundarios. Si alguien me insulta por la calle (o yo lo percibo así) con casi toda seguridad no tiene nada o muy poco que ver conmigo; es simplemente su reacción a algo que está pasando fuera (un mal día con su pareja o en el trabajo, una discusión con su hija), o más probablemente dentro (preocupaciones, ansiedad, frustración, impaciencia, una gastritis o un dolor de cabeza).

La impaciencia o las exigencias de tu pareja, de la vecina del rellano o de la cajera del supermercado, las críticas de tu hijo o en el trabajo, nada de eso es personal. Cada cual está reaccionando a su propia película.

Hay mucha magia negra fuera, lo mismo que la hay dentro de ti misma, o de mí. En cualquiera, en algún momento de su vida, en algún momento del día. Todo el mundo somos “depredadores emocionales” alguna que otra vez.

“Tomarse las cosas personalmente te convierte en una presa fácil para esos depredadores, los magos negros… Te comes toda su basura emocional y la conviertes en tu propia basura. Pero si no te tomas las cosas personalmente serás inmune a todo veneno aunque te encuentres en medio del infierno”, asegura Miguel Ruiz.

Comprender y asumir este acuerdo nos aporta una enorme libertad. “Cuando te acostumbres a no tomarte nada personalmente, no necesitarás depositar tu confianza en lo que hagan o digan sobre ti las demás personas. Nunca eres responsable de los actos o palabras de las demás personas, sólo de las tuyas propias. Dirás “te amo” sin miedo a que te rechacen o te ridiculicen”. Siempre puedes seguir a tu corazón.

Respecto a la opinión ajena, para bien o para mal, mejor no depender de ella. Ésa es otra película. NO TE TOMES LAS COSAS PERSONALMENTE.

3. No hagas suposiciones.

Tendemos a hacer suposiciones y a sacar conclusiones sobre todo. El problema es que al hacerlo creemos que lo que suponemos es cierto y montamos una realidad sobre ello. Y no siempre es positiva o está guiada por la confianza o el amor, sino más frecuentemente por el miedo y nuestra propia inseguridad.

Deduzco que alguien se ha enfadado conmigo porque no respondió a mi saludo al cruzarnos y mi mente organiza toda una realidad sobre eso. Y se rompen puentes entre la otra persona y yo, difíciles de salvar. Lo mismo con nuestra pareja, con la vecina, con la escuela. Creamos realidades en base a comentarios o elementos sueltos (cuando no en base a chismes malintencionados).

“La manera de evitar las suposiciones es preguntar. Asegúrate de que las cosas te queden claras… e incluso entonces, no supongas que lo sabes todo sobre esa situación en particular”, insiste Miguel Ruiz. En última instancia y si te dejas guiar por la buena voluntad, siempre te queda la confianza… y la aceptación.

Nunca nada que pasa fuera es personal. Pero en cualquier caso, NO SAQUES CONCLUSIONES PRECIPITADAMENTE.

4. Haz siempre lo mejor que puedas.

El cuarto y último acuerdo permite que los otros tres se conviertan en hábitos profundamente arraigados: haz siempre lo máximo y lo mejor que puedas. Siendo así, pase lo que pase aceptaremos las consecuencias de buen grado. Hacerlo lo mejor posible no significa que tú y yo tengamos que hacerlo de la misma manera, ni siquiera que mi respuesta en estos momentos sea la misma que en otro que me siento cansada, o no he dormido bien, o me siento llena de amor y confianza y tremendamente generosa. Se podría decir que en cada momento de nuestra vida somos diferentes, en unas circunstancias y con unas limitaciones concretas. A veces podemos responder a lo que interpretamos como una “provocación” con una sonrisa irónica o divertida, con sentido del humor, o con una carcajada retadora, o incluso a gritos. Pero siempre podemos intentar ser impecables con la palabra, no tomárnoslo personalmente y no sacar conclusiones precipitadas… dentro de nuestras limitaciones físicas, anímicas y en general, de cada momento. Si lo intentamos, de la mejor manera que podemos, ya es suficiente.

“Verdaderamente, para triunfar en el cumplimiento de estos acuerdos necesitamos utilizar todo el poder que tenemos. De modo que, si te caes, no te juzgues. No le des a tu juez interior la satisfacción de convertirte en una víctima. Simplemente, empieza otra vez desde el principio.”

Con la práctica será cada vez más fácil hasta que, sorpresa, la identificación es prácticamente completa y los cuatro acuerdos forman parte de nuestra manera de ser. Simplemente somos así.

Sin duda nuestra vida será más sencilla y satisfactoria, para nosotras mismas y para las demás personas que nos rodean.

Aquí en pdf  Los cuatro acuerdos

Otro libro de Miguel Ruiz: La Maestria Del Amor

Resumen de los acuerdos:

Fuente:  CONSCIENCIA

Visto en Maestroviejo’s Blog

Read Full Post »

Camila y Akahi Nos ofrecen Una brillante Iniciativa: LA ALEGRIA TV. En Ella  publicaran mensajes inspiradores PARA TODOS.

Hoy empiezan las 21 respiraciones de la alegria.

Disfrutadlo !!!

Fuente akamicuerposluz 

Visto en PENSAMIENTO CONSCIENTE

Read Full Post »

Esta es la primera de una serie de videos cortos para el uso de los cuencos de cristal con luz para los 7 chakras. En cada video un cuenco sonará. Para comprobar y centrar un chakras específico en cualquier momento o tomar su tiempo para ir a través de cada chakra individualmente… Usted puede usar afirmaciones a continuación o simplemente estar en el sonido y la luz. Esperamos que disfrute!. Om Shanti.

-Cuenco 1:  Estoy seguro … confío más … Estoy centrado y conectado a tierra.
-Cuenco 2:  Siento mis emociones y mi dolor … me despiertan mis pasiones … Me entrego a este momento.
-Cuenco 3:  Soy valiente … me entero … Estoy en mi poder.
-Cuenco 4:  Estoy encantado … Dejo que el amor fluya .. Estoy en mí mismo … Vivo en paz y gratitud.
-Cuenco 5:  Puedo jugar en mi imaginación … puedo crear mi realidad … lo que sé lo comparto como mi verdad.
-Cuenco 6:  Yo honro a mi intuición … Acepto mi camino … Yo soy la curación, la mente, cuerpo y espíritu.
-Cuenco 7:  Puedo conectar con el Espíritu … Invito a la transformación sagrada … me abrazo a la unidad de todos los seres.
 

 

 

Read Full Post »

 

Theta Healing

Gustavo Zuar. Terapeuta Theta Healing 

El Theta Healing es una terapia relativamente nueva y hoy Gustavo Zuar nos ha concedido su tiempo gratuitamente para hablarnos de cómo podemos Atraer nuestra Alma Gemela utilizando esta técnica.

Te puedo contar que la conferencia transcurrió de una forma muy interesante, el Theta Healing puede resultar interesante ya que nos ayuda a descubrir secretitos que nuestra alma esconde, a veces los sabemos pero los dejamos a un lado, otras simplemente ignoramos que sucede sin saber que viene de familia.

Descubrir estos pequeños secretos como lo son vivencias pasadas por las que nos hicimos promesas muy fuertes y ahora no sabemos como eliminar esa promesa, ver como nuestras relaciones terminan mal o simplemente no tenemos una relación y no comprendemos que pasa, Gustavo nos hace recorrer amorosamente a través de las emociones que rodean nuestras relaciones y las hacen tal cual son.

También aprendimos cómo debemos realizar una lista para pedir al Creador que atraiga hacia nosotros un alma gemela para formar una unión plena y feliz.

Así, se dió a la tarea de realizar una serie de ejercicios de la Terapia de Theta Healing en que los asistentes fueron experimentando cambios positivos con respecto a el amor por si mismos, el poder de liberar emociones y vivir en libertad emocional, el cambio de creencias que nos impiden tener una relación hermosa y feliz.

Por último realizamos una meditación muy especial, por eso deseo compartir contigo este video en donde podrás revivir o simplemente escuchar por primera vez, esos hermosos momentos en lo que Gustavo nos ha enseñado cómo se debe Atraer el Alma Gemela en nuestras Vidas.

Atraer Tu Alma Gemela con Theta Healing

Gustavo Zuar. Terapeuta Theta Healing

Fuente:En busca de la Paz Interior   PAZ INTERIOR

Read Full Post »

Recuerda que tu percepción del mundo es un reflejo de tu estado de conciencia. No estás separado del mundo, no hay un mundo objetivo ahí afuera. Tu conciencia crea el mundo que habitas en cada momento.
Una de las grandes comprensiones aportadas por la física moderna es la de la unidad entre el observador y lo observado: la persona que dirige el experimento -la conciencia observante- no puede separarse del fenómeno observado, y si miras de otra forma, el fenómeno observado se comportará de manera diferente.
Si crees, a nivel profundo, en la separación y en la lucha por la supervivencia, entonces verás esa creencia reflejada a tu alrededor por todas partes, y tus percepciones estarán gobernadas por el miedo.
Nada es lo que parece ser. El mundo que creas y ves con la mente egoísta puede parecer un lugar muy imperfecto, incluso un valle de lágrimas. Pero lo que percibes es sólo una especie de símbolo, como la imagen de un sueño. Así es como tu conciencia interactúa e interpreta la danza de la energía molecular del universo.
Esta energía es la materia prima de la llamada realidad física. Ves la realidad física en términos de cuerpos, de vida y de muerte, o como una lucha por la supervivencia. Caben una cantidad infinita de interpretaciones diferentes de mundos distintos, que de hecho existen, y todos ellos dependen de la conciencia perceptora. Cada ser es un punto focal de conciencia, y cada punto focal crea su propio mundo, aunque todos están interconectados.
Nuestro mundo humano colectivo se crea, en gran medida, por medio del nivel de conciencia que llamamos mente. Incluso dentro del mundo humano hay grandes diferencias, hay muchos “submundos” diferentes, que dependen de los perceptores o creadores respectivos.
“Todos los mundos están interconectados, cuando la conciencia colectiva humana se transforme, la naturaleza y el mundo animal reflejarán esa transformación.” (Eckhart Tolle)
EL PROCESO DE OBSERVACIÓN COMIENZA CON LA PALABRA
Las experiencias que tienes son simplemente proyecciones con precisión en un millar de formas de las respuestas exactas a las vibraciones que emites. Resumiendo, todo lo que te sucede es un Homólogo Vibratorio a la vibración actual de tu Ser, y tus emociones son el indicativo de tu estado vibratorio.
Todo Se Inicia por la Palabra; aunque tenga que ser dicha a través de gestos o por el medio y lenguaje que sea… Si miramos más allá veremos que el mismo Dios no está exceptuado de tal Método para alcanzar lo que quiere alcanzar: Dispusiera del Poder de que dispusiera, para poner el Universo en marcha hacia La Cosa que Él deseó… tuvo que Nombrar Eso que quería Crear: “Haya Luz”, “Haya Día”, y ‘Haya’ toda Cosa que tenía Idea de ‘hallar’ en el Universo.
Las consecuencias no podrán tardar en manifestarse, pues descubrir que la Palabra va en una dirección diferente de la Idea es descubrir que nuestras fuerzas se han dividido dramáticamente: mientras con una parte nuestra tratamos de Crear algo, nuestra mente está tratando de crear otra cosa, que bien puede ser diferente o directamente opuesta a la que queremos crear. Comenzamos a hablar… y bajo un Orden totalmente oculto (que en principio aparenta puro Caos) se suceden equívocos, olvidos que nada tienen que ver con la Imagen a la que quisiéramos aludir.
“Voy a buscar trabajo.”
¿Qué Instrucción estoy dando al Universo?: la de que ‘Ordene’ todos mis días para que no Encuentre trabajo… sino para que, simplemente, me los pase buscándolo.
“Quiero encontrar un buen marido.”
La única Forma en que puede cumplirse mi Orden… es trayéndome hombres que ya estén casados, es decir: que sean ‘maridos’; y para peor (según las instrucciones que Ordeno) que sean ‘buenos maridos’, que por lo tanto jamás atenderían a otra mujer que no sea su esposa. Es decir: Ordeno que el Universo me traiga hombres… que jamás me atenderían a mí.
“Quiero que mi padre deje de gritarme.”
Ordeno al Universo que mi padre, todos los días, me grite…, única Forma en que podrá ‘dejar de gritarme’, en tanto no Ordeno que ‘no me grite’, sino que ‘deje de hacerlo’. Para lo cual, primero tiene que hacerlo.
“Quiero Adelgazar.”
Instrucción que Ordena a mi cuerpo y a todo mi Universo a engordar continuamente…, requisito lógico, inevitable y obligatorio para ‘adelgazar’, lo cual nada tiene que ver con “quiero estar flaco”.
Así como “Quiero curarme” nada tiene que ver con Querer ‘estar sano’, y garantiza organizar un Universo donde vivir enfermándose…, pues es el único modo
de ‘curarse’.

Pregunta: ¿Cuánto tardaré en ver alguna mejoría en mi cuerpo físico? Es decir, ¿cuándo puedo esperar un diagnóstico más satisfactorio?
Aunque es comprensible que todavía te estés haciendo estas preguntas, mientras anhelas una solución rápida para tu desalentador diagnóstico, estas preguntas surgen de la premisa de experimentar la enfermedad y de tu necesidad de una solución. Por lo tanto, tus preguntas van a hacer que te hundas más en la trampa. También revelan tu falta de comprensión respecto a cuál es el poder del Camino, su dirección y su capacidad para concederte las soluciones que estás buscando. Cuando preguntas: « ¿Cuánto tardaré en ver alguna mejoría?», estás preguntando realmente: « ¿Cuánto tiempo estaré en este lugar donde no quiero estar?»
Aunque te parezca que hay poca variación en estas palabras, te aseguro que la diferencia vibratoria es enorme.
La única forma de saber personalmente si tus palabras o pensamientos van ENTRAMPÁNDOTE, en contra o a favor de la salud es sintiendo un alivio visceral. Por ejemplo:
¿Cuánto tiempo tardaré en ver mi mejoría? (En contra de la salud)
Ahora intenta encontrar una pregunta o perspectiva que te ayude a cambiar tu estado de ánimo. Observa tus emociones y procura sentirte mejor con tu nueva afirmación.
Mejorar es un proceso natural. (Hacia la salud)
Cada cosa a su debido tiempo. (Hacia la salud)
La enfermedad siempre se debe a un desequilibrio vibratorio. De cualquier modo significa que la persona tiene una corriente que fluye con mucha fuerza, pero que por alguna razón va en contra de su salud. Cuando las personas reflexionan sobre los problemas del mundo en que viven, la mayoría tienen pensamientos que provocan resistencia porque no suelen ser conscientes de las vibraciones que hay en su interior. Hasta los bebés están bajo la influencia de estas vibraciones mientras intentan aclimatarse a su entorno.
Es bastante habitual esperar hasta que se nos han agotado las opciones de actuar para intentar sintonizar con su Energía. Y entonces, cuando llega la recuperación simplemente se trata de la sintonización de pensamientos, vibraciones y Energía.
En otras palabras, cuanto más enferman las personas, más cohetes de deseo lanzan a su Depósito Vibratorio para lograr su recuperación, pero a medida que la Corriente se mueve con mayor rapidez y su Ser Interior los llama con más fuerza hacia la expansión del bienestar, si no cambian de sentido y se dirigen hacia el bienestar, siguen enfermando.
FUENTE PARCIAL: Esther Hicks

Visto en:senderosalalma

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: