Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30/11/10

El despertar al nuevo paradigma viene acompañado con algunos síntomas.
La pregunta es relevante, porque aún cuando creemos que estamos “concientes y despiertos” después viene la física cuántica y nos muestra que todo lo que vemos alrededor es sólo una interpretación de nuestro cerebro y que estamos más ciegos que murciélago con Rayban.

Así cuando yo veo una mariposa, en realidad estoy colapsando ondas del campo cuántico. Allí no hay ninguna mariposa, pues lo único que hay es energía vibrando a distintas frecuencias que mi aparato perceptual interpreta como un ser alado de colores.

Cuando miro la TV, en realidad lo que hay en la pantalla es un montón de puntitos de luz, y mi cerebro les da la forma de imágenes y también le da un significado.

Primero está la entrada de datos a mis ojos, la señal se transmite al cerebro y luego (en exactamente 500 milisegundos) se produce un segundo colapso que es el que hace el cerebro para dar significado a lo que veo.

Sí, percibimos la realidad 500 milisegundos después que se produce. Es el tiempo que tarda el cerebro en consultar nuestra “base de datos” para interpretar lo que vemos.

Luego vienen las jerarquías enredadas que hacen que lo que percibimos del campo cuántico produzcan efectos en nuestro organismo.

Para saber si estoy despierto, primero debo entender concientemente que soy un ser de energía, un ser electromagnético completamente involucrado en el organismo de la Tierra. Vibro con ella, vivo gracias a ella y comparto su mente, sus emociones y su sabiduría.

En segundo lugar, para saber si estoy despierto debo de haber tenido un colapso muy grande, una crisis, un proceso en el que todos mis miedos se me pusieron delante y pude no sólo hacerlos concientes, sino transformarlos en emociones positivas.

Un científico dijo que lo que nos distingue de los animales es la capacidad para transmutar emociones. pero observando a mi perro, me he dado cuenta que los animales también son capaces de transmutarlas.

Otro síntoma de mi despertar es un cambio de actitud hacia la vida en general. Ya no me quejo de nada, y muy por el contrario me he convertido en una persona totalmente agradecida.

Estás despierto cuando al despertar por las mañanas tienes ganas de vivir y te entusiasma salir de la cama para comenzar a hacer todas esas cosas que quieres hacer. Tu día se convierte en una nueva posibilidad de CREAR.

Una persona despierta ACEPTA lo que viene, ha aprendido a doblarse como la caña de bambú ante las dificultades. No lucha contra nada, nada con la corriente, se convierte en una persona fluida con las circunstancias y con las personas que se encuentra día a día.

Una persona despierta es capaz de transmitir AMOR en cada uno de sus actos. Sus palabras son amorosas, sus manifestaciones físicas y sus obras.

Una persona despierta es responsable por lo que hace y por lo que dice, pero además SABE que todo lo que le sucede, está sucediendo en su interior.

LAS GUERRAS QUE VEO EN LA TELEVISION SON MIS PROPIAS GUERRAS INTERNAS.

SI ME PELEO CON UN AMIGO, ME ESTOY PELEANDO CONMIGO MISMO.

LA POBREZA QUE VEO EN LA CALLE ES MI PROPIA IMPOSIBILIDAD DE AUTOABASTECERME.

LA VIOLENCIA QUE VEO, ES MI PROPIO DOLOR QUE AUN NO HA ENCONTRADO UNA SALIDA.

LA IMPOTENCIA QUE SIENTO ES EL BLOQUEO DE MIS PROPIOS CENTROS ENERGETICOS.

LA TRISTEZA QUE SIENTO ES MI IMPOSIBILIDAD PARA SOLTAR EL PASADO.

EL ODIO QUE SIENTO HACIA LOS HOMBRES QUE ASESINAN Y TORTURAN, ES EL PROPIO ASESINO Y TORTURADOR
QUE AUN VIVE EN MI MENTE.

El que está despierto se siente UNO con todos los demás.

El que está despierto se siente uno con la Madre Tierra, porque sabe que vive en su cuerpo y que ella le protege de todos los peligros del espacio. Es conciente de el amor entre la Tierra y el Sol, que nos envía su plasma/esperma para fertilizarnos y mantenernos vivos.

El que está despierto sabe que cada palabra que sale de su boca implica una responsabilidad universal.

El que está despierto vive en tiempo presente amando cada momento, con atención plena.

El que está despierto se puede comunicar con las plantas y con los animales.

El que está despierto reconoce a quienes están despiertos y les abraza incondicionalmente con amor, les protege y les cuida para que no vuelvan a dormirse.

El que está despierto es conciente de su poder de cambiar la realidad al instante.

Les invito a seguir la lista de “El que está despierto” con sus propias opiniones, y les mando un abrazo grande, muy grande de alguien que aún está en el quinto sueño y tiene ganas de que venga el máximo solar y le despierte definitivamente.

Visto en: Vedim’s Blog

Fuente:  Bianca Atwell

Read Full Post »

Por Bianca Atwell

Somos Naturaleza Somos naturaleza y estamos diseñados para vivir en ella.

No sé si alguna vez te has planteado entender realmente dónde vives ,si vives en una ciudad.

La planta del pie del humano está diseñada para mostrarle a la Tierra el estado del organismo vivo en todo momento y en toda su magnitud, por eso la planta del pie refleja el estado de todo el cuerpo.

Así como la membrana de una célula puede “informar” al resto del cuerpo su estado interno, las plantas de nuestros pies le informan a la Tierra (nuestro ser simbionte) cómo estamos y qué necesitamos para estar mejor.

Este intercambio de información se hace a través de frecuencias. Cada órgano del cuerpo lleva la información a la planta del pie en forma de ondas vibratorias. Pero la planta del pie es también receptora de las frecuencias sincronizadoras de la Tierra.

Si vives en una ciudad, es posible que tus pies nunca tomen contacto con la Tierra. Por lo tanto, no hay intercambio de información. La Tierra nos sincroniza permanentemente con los ciclos naturales, pero para ello, necesitamos estar conectados con ella.

El cemento de las ciudades aisla esta comunicación de vital importancia.

Luego está el intercambio de información a través de la glándula pineal (glándula situada en la zona más protegida de nuestro cerebro, dotada de cristales de apatita, un mineral magnetoreceptor), la antena que nos conecta con la cavidad de Resonancia Schumann (una cavidad de ondas que vibran entre 7.8 y 45 Hz, que se encuentra entre la corteza terrestre y la Iionosfera).

Las ondas excitadas por los rayos de las tormentas, marcan nuestros ritmos circadianos, nuestros ciclos sexuales, nuestros ciclos de crecimiento y nictamerales. Es la Tierra la que le dice a nuestro cuerpo qué neurotransmisores segregar y en qué momento. La Tierra nos dice por lo tanto también qué hormonas, aminoácidos y proteínas debe fabricar nuestro cuerpo.

Pero para ello, debemos estar recibiendo sus frecuencias sincronizadoras. La Tierra nos lleva a la salud, pues su propósito es mantener LA VIDA en la biosfera.

El campo de ondas electromagnéticas y de radio en las ciudades está totalmente contaminado de emanaciones de antenas de comunicación inhalámbrica, radiofrecuencias y oleadas de microondas, por lo tanto en las ciudades, el latido sincronizador de la Tierra se ve permanentemente alterado por frecuencias inarmónicas. (más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: